El fotógrafo Paul José Tuesta Gariza tiene quemaduras de segundo y tercer grado en pies, piernas y nalgas. (Cuarto Poder)
Redacción EC

El fotógrafo Paul José Tuesta Gariza jamás imaginó que, tras una sesión de trabajo, terminaría con medio cuerpo quemado durante un incendio desatado en su estudio ubicado en Los Olivos.

Un reportaje de "Cuarto Poder" reveló que esta historia comenzó en el momento que el fotógrafo conoció por redes sociales a una joven llamada Joselin Mirella Huillca Cavero (19), quien se presentaba como modelo y anfitriona. Luego de conversar sobre un proyecto de negocio, salieron tres veces.

Hasta que un día quedaron en reunirse en el estudio. Era 9 de abril. Tuesta Gariza contó que le sorprendió que la joven llegara con una maleta de viaje. Cuando él se alistaba para la sesión fotográfica, la mujer se cambió y se quedó en prendas íntimas. Nunca sospechó que se trataba de una 'pepera'.

Ella le invitó unas copas de vino. El fotógrafo le hizo notar que la bebida tenía un sabor extraño, a lo que Huillca Cavero le restó importancia. Después de ingerir tres vasos, el hombre quedó inconsciente y en medio de su cama.

De acuerdo a su relato, él se despertó cuando las llamas consumían parte de su cuerpo. Le imploró ayuda a la joven, quien miraba lo que ocurría desde la puerta de la habitación, pero ella no le hizo caso y se marchó con la maleta. La víctima logró levantarse y pedir auxilio en la calle. Estaba convertido en una antorcha humana. Tiene quemaduras de segundo y tercer grado en pies, piernas y nalgas.

Tuesta Gariza culpa a Huillca Cavero de haberlo querido quemar para llevarse los objetos y electrodomésticos de su estudio fotográfico. Aseguró que el monto de lo robado asciende a 20 mil soles.

Los familiares del fotógrafo lograron conseguir las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Los Olivos. En las imágenes se ve que, desde un lugar cercano, dos jóvenes miran hacia el lugar donde ocurre el incendio. Al parecer se trataría de Huillca Cavero y su cómplice. Fue denunciada por el delito de robo y tentativa de homicidio.

OTROS CASOS
Pero este no es el único caso en el que se ha visto envuelto la joven, ya que el 3 de octubre del 2017 fue detenida en Comas cuando vaciaba, junto a su cómplice, la casa de dos jóvenes que conocieron en una discoteca de Los Olivos.

Ellos habían acudido al inmueble para continuar la fiesta. Luego que las víctimas perdieron el conocimiento, las jóvenes alquilaron una minivan para llevarse los objetos de la casa. Sin embargo, fueron detenidas en plena mudanza por los familiares de las víctimas. Se les encontró pastillas dentro de sus pertenencias. En los vasos se hallaron restos del sonmífero y en el baño había dos tabletas de clonazepan. Fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

Lo que llama la atención es que fueron liberadas de manera rápida, pues el 21 de octubre nuevamente cayeron al dopar en un hostal, junto a una cómplice, a tres jóvenes que conocieron en una discoteca. Ellos, después de un seguimiento, dieron con el paradero de Huillca Cavero, por lo que avisaron a la Policía, que la detuvo. En el trayecto a la comisaría de Independencia, ella arrojó tres pastillas en la parte trasera del patrullero.

RESPUESTA
Tuesta Gariza inició una campaña por redes sociales para denunciar a Huillca Cavero, pero ella le mandó una carta notarial y lo acusa de "querer perjudicarla por rechazar sus excesos y de haberla querido violarla", aunque hasta ahora no ha interpuesto una denuncia por abuso sexual.