El martes a las 11 de la noche, Saúl Rivera Uscuvilca (33) fue interceptado por los hampones en la escalera que da acceso a su casa. Al escuchar los disparos, su hermano Walter lo auxilió y lo llevó al hospital de San Juan de Lurigancho, donde falleció a la media hora. (América Noticias)
Redacción EC

Tres delincuentes asesinaron de balazos en la cabeza a un padre de familia que regresaba a su casa, ubicada en el asentamiento humano Tres de Abril (San Juan de Lurigancho), para robarle su celular.

El martes a las 11 de la noche, Saúl Rivera Uscuvilca (33) fue interceptado por los hampones en la escalera que da acceso a su casa. Al escuchar los disparos, su hermano Walter lo auxilió y lo llevó al hospital de San Juan de Lurigancho, donde falleció a la media hora.

Walter Rivera indicó que uno de los delincuentes habría sido reconocido por su familiar, por lo que le disparó a la víctima. Al hospital y al lugar del crimen llegaron agentes de la Dirincri para investigar el homicidio.

Los deudos emplazaron a las autoridades a que este asesinato no quede impune. Saúl Rivera trabajaba en un local de servicio técnico de celulares y era padre de dos niños. Los vecinos exigieron más presencia de policías en la zona, ya que los robos son constantes.

Este es el segundo homicidio por el robo de un celular en menos de 48 horas. Ayer fue asesinada Olinda Curio Gonzales, estudiante de Odontología de 27 años, cuando esperaba un bus con destino a su centro de estudios. Los sujetos le arrebataron su equipo móvil.