Los vecinos le obsequiaron al comandante Noe Nuñez (en el centro) una placa recordatoria en la que destacan sus cualidades al frente de la comisaría.
Los vecinos le obsequiaron al comandante Noe Nuñez (en el centro) una placa recordatoria en la que destacan sus cualidades al frente de la comisaría.
Ana Briceño

Dos días después de que un grupo de policías de la comisaría San Cayetano, en El Agustino, se negara a atender la emergencia de una mujer que era atacada por su pareja y que acabó muerta junto a sus tres hijos, en una casa a 150 metros de esa unidad policial, el ministro del Interior, , anunció enfáticamente que en Navidad y en Año Nuevo iba a corroborar in situ que los comisarios estuvieran en sus puestos de trabajo.

“Las fiestas navideñas y de fin de año son para el disfrute de la ciudadanía. La policía hoy no disfruta ni goza, va a tener que trabajar porque para eso han sido formados. Toda la noche patrullaje y atención al ciudadano”, declaró en una rueda de prensa.

En Año Nuevo

Cerca de las 6 p.m. del 31 de diciembre, Morán llegó a la comisaría San Pedro de . Una cámara grababa todos sus movimientos.

“¡Dónde está el comisario!” fue lo que expresó un poco envalentonado ni bien ingresó. En ese momento, la oficina del entonces comisario Noe Nuñez estaba vacía. Debido a ello, minutos después, el Ministerio del Interior (Mininter) informó en su cuenta de Twitter que Núñez iba a ser “destituido de manera inmediata”.

Inspectoría de la ha concluido que el comandante se encontraba, a la hora en que llegó Morán, junto a dos agentes, patrullando su jurisdicción.

Según las fuentes consultadas, el 31 de diciembre un policía llamó por teléfono al comandante Nuñez para comunicarle que el ministro preguntaba por él. El comisario presuroso logró alcanzar el vehículo de Morán a unas cuadras de la comisaría, se acercó a la puerta, pero él no bajó la luna para escuchar sus explicaciones.

Fuentes de la PNP han precisado que al comisario no le abrirán un proceso disciplinario porque demostró que el 31 fue a trabajar y que en la tarde salió a patrullar.

Este Diario pidió la versión del Mininter sobre este caso, pero no hubo respuesta.

Lo reclaman

La noche del viernes, recién se dispuso que Nuñez fuese cambiado a un área administrativa de la PNP. “Sé que los comisarios deben estar patrullando, pero la orden del ministro fue que se quedaran en sus puestos”, nos dijo un alto mando de la policía. Aseguró que Nuñez no ha sido destituido, como informó el Mininter, sino cambiado sin generarle problemas en su legajo. La noticia mortificó a los vecinos, quienes pidieron a través de este Diario que Nuñez permanezca en el cargo.

La mañana de ese día, antes de que se supiera su relevo, El Comercio llegó a la comisaría en el momento en que Nuñez retornaba con un grupo de vecinos de un asentamiento humano, donde tenía planeado construir un parque con el apoyo del Ejército. “No daré declaraciones”, aclaró.

En el 2018 fue nombrado comisario de San Pedro de Carabayllo y en el 2019, a pedido de los vecinos, la PNP lo asignó en el mismo cargo.

Gloria Salazar, coordinadora distrital de las juntas vecinales de Carabayllo, destacó la labor de Nuñez por crear juntas vecinales y enfrentarse a los invasores de terrenos. “Soy dirigente vecinal hace muchos años. El comandante está haciendo bien su trabajo. Hemos ganado el primer lugar en la categoría de participación ciudadana”, comentó.

Nancy Ponce, ex viceministra del Interior, remarcó que habría existido un apresuramiento del ministro en cambiar al comisario, pero destacó que se inspeccionen todas las unidades policiales.

Antes de que se fuera, los vecinos le regalaron al comandante una placa recordatoria en la que se lee: “Por su alta calidad humana, destacada labor, esfuerzo, constancia y compromiso”.