El desorden aún se mantiene en la vía pública en el Centro de Lima. La seguridad sí se reforzó en las galerías, que  lucen con vías de escape señalizadas, extintores y cables ordenados. (Foto: Mario Zapata)
El desorden aún se mantiene en la vía pública en el Centro de Lima. La seguridad sí se reforzó en las galerías, que lucen con vías de escape señalizadas, extintores y cables ordenados. (Foto: Mario Zapata)
Cristina Fernández

A menos de un mes para la Navidad, las calles de las zonas comerciales del Mercado Central, Mesa Redonda y triángulo de Grau, en el , y de Gamarra, en , se encuentran atestadas de compradores. Los municipios de ambas jurisdicciones han implementado planes para garantizar la seguridad y el orden, pero diversas circunstancias terminan desbordándolos.

En el conglomerado comercial del Centro de Lima, la comuna metropolitana inició el 18 de noviembre el Plan de Seguridad Integral Navidad 360°. Como parte de este, mil agentes y brigadistas, de las áreas de Seguridad Ciudadana, Fiscalización y Defensa Civil, permanecen todos los días en la zona. Si bien los fiscalizadores inspeccionan las galerías y recorren las vías públicas, su presencia no es suficiente para ordenar las calles, pues los vendedores ambulantes se alejan por momentos pero regresan a continuar vendiendo en la vía pública.

  • 4.200 soles es la multa que impone la MML a propietarios de locales por promocionar sus negocios o productos en la vía pública.
  • 16.800 soles es la multa por promover, facilitar o favorecer el comercio ambulatorio en Gamarra, según ordenanza de La Victoria.

Para reducir el hacinamiento, la Municipalidad de Lima restringió la circulación de estibadores. Ellos fueron registrados y se les entregó una identificación con código QR, con el fin de que ingresen al área en dos grupos: la mitad trabaja un día y la otra mitad el siguiente.

Ayer, los estibadores de ocho asociaciones, que reúnen a más de 500 de ellos, protestaron por varias calles de la zona comercial del Centro de Lima para exigir que el municipio les permita trabajar. “Solo pedimos que respeten nuestro derecho al trabajo. Es la única época del año en la que tenemos un ingreso diario regular y sin consultarnos, sin una ordenanza, el alcalde Muñoz nos impone un ‘pico y placa’ a estibadores”, señaló el dirigente Richard Rojas.

En tanto, una acción bien recibida por compradores y vendedores es la restricción vehicular en el perímetro formado por las avenidas Abancay, Grau y los jirones Paruro y Junín.

Miles de personas acuden desde ya al emporio de Gamarra. (Foto: Mario Zapata)
Miles de personas acuden desde ya al emporio de Gamarra. (Foto: Mario Zapata)

—La Victoria—

En Gamarra, el ordenamiento y la lucha contra el comercio informal se iniciaron hace varios meses. La titular de la Gerencia de Seguridad Ciudadana, Fiscalización y Control de La Victoria, Susel Paredes, recorre todos los días este emporio comercial para constatar el cumplimiento de las normas. “Desde octubre hemos incrementado las horas de trabajo porque no tenemos los recursos para contratar más personal”, comenta a El Comercio.

Una situación que preocupa a los comerciantes y visitantes de Gamarra son las obras que se ejecutan en el jirón Humboldt, por la presencia de huecos y escombros. “Hemos notificado a la empresa que realiza esta obra y la multaremos”, añade Paredes, quien recomienda a las personas realizar sus compras entre las 9 a.m. y el mediodía para evitar el tumulto, la exposición al sol y la congestión en el transporte.