El estadio de San Genaro tiene más de 28 mil metros cuadrados y la comuna distrital invirtió más de S/66 millones. Los trabajos se iniciaron en el 2012 y hasta la fecha no se sabe cuándo se entregará la obra. (Juan Ponce / El Comercio)
El estadio de San Genaro tiene más de 28 mil metros cuadrados y la comuna distrital invirtió más de S/66 millones. Los trabajos se iniciaron en el 2012 y hasta la fecha no se sabe cuándo se entregará la obra. (Juan Ponce / El Comercio)
Yasmin Rosas

El primer período de Augusto Miyashiro Yamashiro como alcalde de se inició en 1998. El ingeniero industrial, ahora de 69 años, postuló por primera vez con el partido Vamos Vecino, luego hizo lo propio con Somos Perú y el movimiento distrital Más Obras y Desarrollo Social.

Tras 20 años ininterrumpidos en el sillón municipal, muchos vecinos señalan que Miyashiro dejará obras inconclusas, caos vehicular, inseguridad e informalidad. “Creemos que el distrito se ha paralizado. El alcalde empezó bien, pero su problema fue creer que con fierro y cemento se solucionaba todo”, dijo una mujer que vive desde hace más de 10 años en la zona de Marcavilca.

El Comercio visitó algunas de las obras que deja el saliente burgomaestre. Una de ellas es el estadio de San Genaro, que se construye desde el 2012 y tiene una inversión de más de S/66 millones. La obra resalta en medio de la tierra y la falta de áreas verdes.

“Aplaudimos que el alcalde fomente que se practique el deporte, pero no tenemos parques, en algunas zonas no hay pistas y tenemos que convivir con el polvo. Esperamos que la siguiente gestión tenga otra forma de gobierno”, señaló el vecino Juan Villagaray.

Para otros chorrillanos, las principales falencias del alcalde son en materia de seguridad, recolección de residuos y falta de fiscalización al transporte público.

Un paradero de mototaxis se ubica sobre una vereda en el cruce de las avenidas Guardia Civil y El Sol. (Juan Ponce / El Comercio)
Un paradero de mototaxis se ubica sobre una vereda en el cruce de las avenidas Guardia Civil y El Sol. (Juan Ponce / El Comercio)

—Sin planeamiento—
De acuerdo con la arquitecta, urbanista y residente del distrito Madeleine García Dacarett, en Chorrillos hay cuatro ejes descuidados por la actual gestión. Uno de ellos es la falta de obras viales para conectar las principales entradas y salidas del distrito con vías como la Costa Verde y la Av. Paseo de la República. Para ella, se debería trabajar con la autoridad competente y hacer obras pendientes como el túnel de la Av. Huaylas, el cual descongestionaría parte de la zona sur de la capital.

Otros puntos importantes son la recuperación de espacios naturales como las zonas aledañas a los Pantanos de Villa, el río Surco y el malecón de la Costa Verde, y la creación de más y mejores espacios públicos. “Hay mucho cemento y esa es una idea errada. Existen otras maneras de crear ambientes de calidad para la población”, explica García Dacarett.

El control urbano respecto a las invasiones en el Morro Solar también se ha dejado de lado. La especialista señala que se debería tener un proyecto que salvaguarde la zona del tráfico de terrenos y la ocupación ilegal. “Chorrillos es un distrito con mucho potencial. Sin duda se ha avanzado en la construcción de pistas, veredas y la implementación de servicios básicos para las zonas vulnerables, pero se ha dejado de lado el tema de planeación en el distrito”, explica.

En las elecciones municipales del 7 de octubre, el hijo del actual burgomaestre, Augusto Sergio Miyashiro Ushikubo (Solidaridad Nacional), de 37 años, fue elegido con 36.982 votos, según la ONPE.

Para el abogado y especialista en temas municipales Johnny Zas Friz Burga, la transición de la alcaldía podría representar un conflicto de intereses e implicaría que no exista un nivel adecuado de fiscalización y transparencia.

“Los cargos públicos deberían corresponder a organizaciones políticas o vecinales que se preocupen por la comunidad. En estos casos se vería como un interés de clanes familiares para continuar en la gestión”, acotó Zas Friz.

El analista Fernando Tuesta Soldevilla explica que la elección de Miyashiro Ushikubo respondería a tres factores: esperanza en la continuidad de las obras, desinformación del elector y falta de nuevos líderes distritales. “Miyashiro Yamashiro se caracteriza por haber trabajado con los sectores más pobres. Él se ha inclinado a lo populista a cambio de apoyo político”, detalló Tuesta.

Esta semana, este Diario buscó sin éxito entrevistar al actual burgomaestre. Enviamos correos electrónicos, llamamos por teléfono y visitamos a su personal de prensa, pero nos dijeron que el alcalde no nos podía atender porque tenía una agenda recargada. Luego ofrecieron dar una entrevista posterior a la publicación de esta nota.
Comentaron que en 20 años se ha trabajado en las zonas más pobres del distrito y que se han enfocado en la construcción de infraestructura como estadios y losas deportivas. 

La playa Villa se encuentra plagada de postes de fierro. Algunos están oxidados debido a la brisa marina. (Juan Ponce / El Comercio)
La playa Villa se encuentra plagada de postes de fierro. Algunos están oxidados debido a la brisa marina. (Juan Ponce / El Comercio)

Lee también: