El 82% de las ambulancias del Cuerpo de Bomberos en la capital están fuera de servicio. Indican que tienen pocas mascarillas. (Foto: Manuel Melgar)
El 82% de las ambulancias del Cuerpo de Bomberos en la capital están fuera de servicio. Indican que tienen pocas mascarillas. (Foto: Manuel Melgar)
Óscar Paz Campuzano

Periodista

oscar.paz@comercio.com.pe

El último martes, el solicitó que los bomberos y sus ambulancias participen en la atención y el traslado de pacientes con , pero este pedido no ha sido bien recibido por los voluntarios.

En el oficio enviado por Liliana Ma, directora general de Telesalud, Referencia y Urgencias del Minsa, al comandante general del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP), brigadier general Larry Lynch, se pide “poner a disposición del SAMU (Sistema de Atención Médica de Urgencias) a personal voluntario con ambulancias […] para reforzar los equipos estratégicos del Estado en la lucha contra la pandemia”.

La funcionaria explica la necesidad de “optimizar la capacidad de respuesta de la atención prehospitalaria y de transporte asistido por el Minsa” y que el protocolo para la recepción, organización y distribución de los traslados de los pacientes confirmados o sospechosos sintomáticos de COVID-19 dispone que “todas lasas Ipress (instituciones prestadoras de salud) –incluido el CGBVP– deben articular con el SAMU”.

Según esta comunicación, el SAMU capacitaría a los bomberos y les proporcionaría trajes de protección personal.

Limitaciones logísticas

Son varias las razones por las que los bomberos no accederían a esta solicitud, explicó la Inspectoría General de los Bomberos. La primera tiene que ver con sus limitaciones logísticas.

Según información del CGBVP, actualizada al día del ayer, las compañías de Lima y Callao tienen en servicio 18 de sus 81 ambulancias, es decir, no están operativos el 82% de estos vehículos. Pese a este número reducido de unidades, en marzo, los bomberos atendieron 3.059 emergencias médicas, 735 accidentes vehiculares y 300 rescates.

La mayoría de ambulancias son antiguas y tienen problemas mecánicos sin reparar porque los talleres están cerrados, precisan.

De aceptar el pedido, dice el inspector general de los bomberos, Duilio Nicolini, muchas emergencias dejarían de atenderse, incluidos los tres o cuatro traslados diarios de mujeres embarazadas que tienen complicaciones para ir a un hospital o clínica durante el toque de queda.

Sin entrenamiento

La otra razón es que los bomberos no estarían entrenados para atender a pacientes con COVID-19.

“No tenemos equipos de protección y tampoco sabemos usarlos. Estamos entrenados para atender hemorragias, inmovilizar a pacientes y trasladarlos con seguridad a un hospital; no para atender una pandemia”.

Según Nicolini, el personal que atiende casos de coronavirus debe estar capacitado y acreditado por el Minsa. “Entendemos que hay déficit de médicos y ambulancias, pero no podemos exponer a chicos voluntarios que no son personal de salud. Se les estaría exponiendo al peligro”, dice.

Los bomberos cumplen su servicio de forma normal, pese al limitado número de mascarillas y trajes de bioseguridad descartables (dos por compañía) que les proporcionó la Intendencia Nacional de Bomberos (INB), entidad adscrita al Ministerio del Interior, comenta el jefe de la Comandancia Departamental de Lima Centro de los Bomberos, Mario Casaretto.

Además de la atención de emergencias, los bomberos –cuenta Casaretto– ayudan en la distribución de agua y víveres en las zonas altas de los distritos, y usan sus bombas de agua para desinfectar mercados y calles.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: anuncian multa a infractores del Estado de emergencia

Coronavirus en Perú: anuncian multa a infractores del Estado de emergencia

TE PUEDE INTERESAR