Agentes del equipo especial de intervención de materiales peligros NRBQ (nuclear, radiológica, biológica y química) de la Unidad de Desactivación de Explosivos UDEX de la Policía Nacional, intervinieron en el traslado de la turista canadiense, Jennifer Battista quien podría estar contagiada de COVID-19. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Agentes del equipo especial de intervención de materiales peligros NRBQ (nuclear, radiológica, biológica y química) de la Unidad de Desactivación de Explosivos UDEX de la Policía Nacional, intervinieron en el traslado de la turista canadiense, Jennifer Battista quien podría estar contagiada de COVID-19. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Francesca García Delgado

Pasadas las 10 de la mañana del miércoles, dos agentes del equipo especial de intervención de materiales peligros NRBQ (nuclear, radiológica, biológica y química) de la Unidad de Desactivación de Explosivos de la , bajaron a toda prisa de una camioneta blanca frente al ingreso del centro comercial Larcomar en y se colocaron al instante sus trajes especiales.

El motivo de ese despliegue inédito permanecía a unos metros de ahí, sentada y tranquila en un pequeño muro cerca al ingreso del centro comercial. La ciudadana canadiense Jennifer Debattista llevaba los últimos días en situación de indigencia por las calles de Lima, específicamente entre Barranco, Jesús María y Miraflores.

Su caso fue expuesto en varios reportes periodísticos que alertaron la posibilidad que estuviera infectada del COVID-19 (coronavirus). La tos fuerte y fiebre que reportó la propia canadiense fueron los síntomas que activaron todas las alarmas sobre su situación de salud.

La versión del resultado positivo al COVID-19, la dio ella misma al ser consultada por una reportera de televisión. La canadiense dijo, con pocas palabras en castellano, que le tomaron un análisis en el hospital Edgardo Regagliati y dio positivo. Sin embargo, otra versión señala que su primer test fue negativo pero se le realizó un segundo examen cuyo resultado estaría pendiente.

Ante el desconcierto sobre cuál era el protocolo adecuado para trasladar a una persona posiblemente infectada con coronavirus, la Policía decidió la intervención de la sección especial NRBQ de la UDEX, agentes expertos en enfrentar amenazas químicas y biológicas. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Ante el desconcierto sobre cuál era el protocolo adecuado para trasladar a una persona posiblemente infectada con coronavirus, la Policía decidió la intervención de la sección especial NRBQ de la UDEX, agentes expertos en enfrentar amenazas químicas y biológicas. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Esta ha sido la primera vez que esta unidad especializada de la UDEX, creada en el año 2010, ha intervenido un posible caso de amenaza biológica. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Esta ha sido la primera vez que esta unidad especializada de la UDEX, creada en el año 2010, ha intervenido un posible caso de amenaza biológica. (Foto: Miguel Yovera / GEC).

La mañana del miércoles, antes que llegara el equipo especial de UDEX, Jennifer Debattista estaba recostada al lado de un muro en el Parque Salazar. Un grupo de policías a cargo del coronel PNP, Herbert Ramos, jefe de la Región Policial Lima, le alcanzó alimentos en una bolsa desde unos metros de distancia. Además, le dieron gel desinfectante y agua para que pudiera limpiarse. Cerca de ahí, encontraron su documento de identidad que la acredita como ciudadana canadiense pero optaron por no recogerlo por precaución.

Ante el desconcierto sobre cuál era el protocolo adecuado para trasladar a una persona posiblemente infectada con coronavirus, la Policía decidió la intervención de la sección especial NRBQ de la UDEX, agentes expertos en enfrentar amenazas químicas y biológicas. Esta ha sido la primera vez que esta unidad, creada en el año 2010, ha intervenido un posible caso de amenaza biológica.

Para ese momento, la Policía ya había coordinado con la Embajada de Canadá para el traslado de la ciudadana a su sede diplomática donde la esperaría la cónsul de este país.

“Según el protocolo antes de ingresar a una incidencia de este tipo, el personal debe protegerse con los respectivos trajes especiales y máscaras. Nuestros agentes se acercaron a la ciudadana canadiense y le han consultado sobre sus síntomas. También le alcanzaron alcohol en gel para que le limpie las manos y procedieron a realizar una desinfección en el ambiente con una mezcla de agua y una cantidad mínima de lejía para neutralizar el virus”, explicó a El Comercio, el coronel PNP Ricardo Timoteo, jefe de la UDEX.

La mañana de miércoles, la ciudadana canadiense fue ubicada en el Parque Salazar. Ahí, agentes de la policía le dieron comida y gel para que desinfectara sus manos. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
La mañana de miércoles, la ciudadana canadiense fue ubicada en el Parque Salazar. Ahí, agentes de la policía le dieron comida y gel para que desinfectara sus manos. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Su caso fue expuesto en varios reportes periodísticos que alertaron la posibilidad que estuviera infectada del COVID-19 (coronavirus). La tos fuerte y fiebre que reportó la propia canadiense fueron los síntomas que activaron todas las alarmas sobre su situación de salud. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Su caso fue expuesto en varios reportes periodísticos que alertaron la posibilidad que estuviera infectada del COVID-19 (coronavirus). La tos fuerte y fiebre que reportó la propia canadiense fueron los síntomas que activaron todas las alarmas sobre su situación de salud. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
La versión del resultado positivo al COVID-19, la dio ella misma al ser consultada por una reportera de televisión. La canadiense dijo, con pocas palabras en castellano, que le tomaron un análisis en el hospital Edgardo Regagliati y dio positivo. Sin embargo, otra versión señala que su primer test fue negativo pero se le realizó un segundo examen cuyo resultado estaría pendiente. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
La versión del resultado positivo al COVID-19, la dio ella misma al ser consultada por una reportera de televisión. La canadiense dijo, con pocas palabras en castellano, que le tomaron un análisis en el hospital Edgardo Regagliati y dio positivo. Sin embargo, otra versión señala que su primer test fue negativo pero se le realizó un segundo examen cuyo resultado estaría pendiente. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Esto ocurrió momento antes que llegaran los agentes de la sección especial de la UDEX para trasladarla a la Embajada de Canadá. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Esto ocurrió momento antes que llegaran los agentes de la sección especial de la UDEX para trasladarla a la Embajada de Canadá. (Foto: Miguel Yovera / GEC).

Una vez que Jennifer Debattista desinfectó sus manos con el alcohol en gel, los agentes de la UDEX le colocaron una mascarilla y un traje especial encima de la ropa. Luego, pusieron las pocas cosas que cargaba en bolsas de plástico y por precaución, esparcieron la mezcla desinfectante por los lugares en que estuvo la canadiense.

“Tras ello nuestro personal la trasladó a la Embajada de Canadá. Ahí les hemos explicado cuáles son las medidas de protección que tienen que tener mientras permanezca en el lugar”, añadió el coronel Timoteo.

De acuerdo a información de la Policía, la extranjera llevaba en el país más de seis meses. Esto, significa que su tiempo de permanencia había vencido y permanecía de ilegal.

Una vez que Jennifer Debattista desinfectó sus manos con el alcohol en gel, los agentes de la UDEX le colocaron una mascarilla y un traje especial encima de la ropa. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Una vez que Jennifer Debattista desinfectó sus manos con el alcohol en gel, los agentes de la UDEX le colocaron una mascarilla y un traje especial encima de la ropa. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Luego, pusieron las pocas cosas que cargaba en bolsas de plástico y por precaución, esparcieron la mezcla desinfectante por los lugares en que estuvo la canadiense. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
Luego, pusieron las pocas cosas que cargaba en bolsas de plástico y por precaución, esparcieron la mezcla desinfectante por los lugares en que estuvo la canadiense. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
“Tras ello nuestro personal la trasladó a la Embajada de Canadá. Ahí les hemos explicado cuáles son las medidas de protección que tienen que tener mientras permanezca en el lugar”, añadió el coronel Timoteo.
De acuerdo a información de la Policía, la extranjera llevaba en el país más de seis meses. Esto, significa que su tiempo de permanencia había vencido y permanecía de ilegal.  (Foto: Miguel Yovera / GEC).
“Tras ello nuestro personal la trasladó a la Embajada de Canadá. Ahí les hemos explicado cuáles son las medidas de protección que tienen que tener mientras permanezca en el lugar”, añadió el coronel Timoteo. De acuerdo a información de la Policía, la extranjera llevaba en el país más de seis meses. Esto, significa que su tiempo de permanencia había vencido y permanecía de ilegal. (Foto: Miguel Yovera / GEC).
(Foto: Miguel Yovera / GEC).
(Foto: Miguel Yovera / GEC).
(Foto: Miguel Yovera / GEC).
(Foto: Miguel Yovera / GEC).

El Comercio buscó la versión de la Embajada de Canadá pero indicaron que oficialmente solo podían confirmar que estaban trabajando junto con las autoridades peruanas para resolver el caso lo mas pronto posible. No quisieron pronunciarse si la ciudadana retornaría a su país tal como trascendió horas más tarde.

VIDEO RECOMENDADO

Solidaridad de la Policía Nacional en los tiempos del coronavirus

TE PUEDE INTERESAR