El entregó este martes al un total de 130 bienes del que fueron repatriados al Perú tras gestiones y litigios en el extranjero.

Una de las devoluciones es a consecuencia de procesos judiciales seguidos en Argentina, que resultaron en la restitución de 15 bienes de valor arqueológico de las cultura Chimú y la cultura Ica.

► 
► 

En su comunicado, el Ministerio de Cultura detalló que ciudadanos argentinos también hicieron la entrega voluntaria de 77 objetos de las culturas Moche, Nasca, Inca y Chancay.

Además, señaló que la Universidad de Berkeley, de los Estados Unidos, entregó al Consulado General del Perú en San Francisco 38 bienes culturales de importancia histórica correspondientes a las culturas Chimú, Chancay, Moche, Chiribaya y Wari.

El Ministerio de Cultura explicó que cada proceso de recuperación se inicia con la ubicación de los bienes culturales en el exterior, que luego son evaluados a fin de determinar si pertenecen al Patrimonio Cultural de la Nación.

Una vez determinada esa condición, se inician las gestiones para la reclamación, restitución y posterior repatriación, labor que se realiza mediante una coordinación estrecha y activa entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Cultura, la Oficina Central Nacional de Interpol y el Ministerio Público, que trabaja a su vez con la División de Investigación de Delitos contra el Patrimonio Cultural de la Policía Nacional del Perú.

En ese contexto, la Cancillería y el Ministerio de Cultura realizan un constante esfuerzo de monitoreo y de coordinación de las gestiones oficiosas y oficiales ante particulares y Estados para concretar la continua repatriación de bienes valiosos de nuestro patrimonio.

La ministra de Cultura, Ulla Holmquist Pachas, sostuvo que, estando próxima la celebración del Bicentenario de la Independencia del Perú, resulta necesario reafirmar como Estado, la labor de recuperación de bienes culturales que constituyen parte de nuestro patrimonio.

Saludó la buena disposición de instituciones educativas, como el caso de la Universidad de Berkeley y de ciudadanos extranjeros, como el argentino Pérez Alonso y Claudia Marcela de los Santos, de aceptar retornar de manera voluntaria las piezas que fueron ilícitamente sacadas del país.

El canciller Néstor Popolizio, por su parte, agradeció a las autoridades de Argentina y los Estados Unidos por el esfuerzo desplegado para lograr esta importante devolución y reafirmó el compromiso de la Cancillería para continuar trabajando con países amigos y así recuperar un patrimonio que enriquece la memoria e identidad cultural.