Luis Figari Rodrigo, fundador del SVC, vive en Roma de manera permanente desde enero del 2015. (Archivo El Comercio)
Luis Figari Rodrigo, fundador del SVC, vive en Roma de manera permanente desde enero del 2015. (Archivo El Comercio)
Ana Briceño

La jueza Fernanda Ayasta decidirá en los próximos días si el fundador del Sodalicio de Vida Cristiana (SVC), , debe ser encarcelado nueve meses de manera preventiva por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y lesiones psicológicas graves, en agravio de jóvenes que fueron abusados dentro de esa agrupación.

El pedido de prisión preventiva, que solicitó el Ministerio Público, también recae contra Virgilio Levaggi, Jeffery Daniels y Daniel Murguía, ex autoridades de esta organización religiosa. La jueza deberá admitir a trámite la solicitud de la fiscalía y definirá qué día se realizará la audiencia para decidir el pedido de prisión.

El 13 de diciembre, la fiscal María León culminó su pedido de prisión preventiva contra las ex autoridades del Sodalicio, pero la solicitud tardó en llegar al Poder Judicial debido a que la magistrada tuvo que notificar a los acusados en los lugares donde residían, algunos de ellos en el extranjero. Figari vive en una zona alejada de Roma, en Italia, por disposición del Vaticano, a través de un decreto de febrero del 2016.

Según el Poder Judicial, Ayasta es magistrada del 25 juzgado Penal de Lima. En setiembre del 2014, la jueza Ayasta acogió una denuncia penal contra Rodolfo Orellana por asociación ilícita,fraude, estafa. Le dictó prisión preventiva por nueve meses. En aquella ocasión, el semanario Hildebrandt en su trece publicó un informe que reveló presuntos vínculos entre Ayasa y Orellana, cuando ella era vice presidenta de la Fundación de Niños por el Perú.

Lee también...

TAGS RELACIONADOS