(Foto referencial: El Comercio)
(Foto referencial: El Comercio)
Redacción EC

El (Minsa) advirtió que los niños menores de 5 años de edad son los más propensos a sufrir el llamado de a la exposición a altas temperaturas, y que suele ocurrir durante la temporada de verano.

Al respecto, la doctora Eliana Santa Cruz, especialista del área de Curso de Vida Niño del Minsa, comentó que debido a esta situación de calor extremo los menores pueden sufrir deshidratación, debilitamiento del sistema inmunológico y, en casos extremos, la pérdida de conciencia.

► 
► 

Por ello, recomendó a los padres que eviten que los niños se expongan al sol. “El mecanismo termorregulador de los niños no consigue regular su temperatura corporal debido a que se encuentra aún en desarrollo”, precisó en informe de la agencia Andina.

Detalló también que existen algunos síntomas sobre el ‘golpe de calor’ como la alta temperatura en el cuerpo con ausencia de sudoración (piel seca y caliente) o piel húmeda (en caso de haber estado realizando actividad física), llanto constante, irritabilidad, agitación y fatiga.

Ante esta escenario, recomendó que los niños consuman abundante líquido como agua hervida fresca y jugos hechos a base de productos naturales. También pueden consumir frutas con gran aporte de líquidos (sandia, piña, naranja, etc.). Además, es importante vestir a los niños con ropa ligera de algodón, no abrigarlos demasiado ni exponerlos al sol, así como bañarlos con frecuencia y ubicarlos siempre en lugares frescos o donde exista ventilación.