Los vecinos de Cruz de Motupe, Grupo 4, en San Juan de Lurigancho recolectan agua potable de las cisternas que envía Sedapal. Hace dos semanas ocurrió el aniego, pero muchas zonas aún no tienen agua. (Alonso Chero / El Comercio)
Los vecinos de Cruz de Motupe, Grupo 4, en San Juan de Lurigancho recolectan agua potable de las cisternas que envía Sedapal. Hace dos semanas ocurrió el aniego, pero muchas zonas aún no tienen agua. (Alonso Chero / El Comercio)
Redacción EC

De acuerdo a la información de , la compañía de seguros de la empresa estatal Sedapal, ya terminaron con la inspección de los 243 predios afectados por el aniego ocurrido en el pasado 13 de enero. Tras ello, aseguran, han logrado cerrar liquidaciones con más del 50% de los predios afectados.


“Se han realizado el 90% de las pre liquidaciones, de las cuales 156 liquidaciones ya han sido aprobadas por las familias afectadas. Esto ha resultado en la emisión de cheques por un monto ascendente a S/3'630.000”, explicó Alejandro Portillo, subdirector de Riesgos Generales de Mafpre en un comunicado.

Portillo precisó que de este total, 55 cheques ya han sido recogidos y cobrados por los damnificados, por una suma de S/1'320.000.

“El grupo de liquidaciones pendientes de aprobación aún no se han cerrado debido a que se está haciendo la convocatoria para reunirnos con los damnificados”, declaró el funcionario.

Según el comunicado de Mapfre, en estos pagos se incluyen los daños no estructurales como enseres y artefactos. Además de un bono que considera gastos extras como alimentación, desplazamientos, artículos de limpieza y lucro cesante correspondiente a la pérdida de ingresos de los integrantes de las familias y negocios afectados.

“Desde Mapfre reiteramos nuestro compromiso por brindarle a las familias damnificadas celeridad en nuestros procesos y una compensación justa a precio de nuevo. Hacemos un llamado a las familias damnificadas a acercarse a nuestras oficinas en San Juan de Lurigancho para recoger los cheques correspondientes”, indicó.

Finalmente, el funcionario indicó que la parte del proceso de inspecciones, recopilación de información y valoración que es la parte que toma más tiempo, está prácticamente terminada, por lo que al finalizar la semana tendrían un alto porcentaje de los casos pagados.