Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Esta es una entrevista que se le realizó el día de ayer al presidente de la , Jesús Valverde. El médico se convirtió hoy en uno de los primeros peruanos en recibir la vacuna contra el del laboratorio de . Valverde recibió la dosis en el Hospital Dos de Mayo. Ante del inicio del proceso de vacunación, el intensivista conversó con El Comercio y brindó su apreciación sobre el impacto que tendrá esta vacuna en el país. Asimismo, precisó que serán alrededor de 600 intensivistas los que recibirán la vacuna en todo el Perú, además de 2.500 enfermeras y 1.500 técnicos. A continuación la entrevista.


El doctor Jesús Valverde no oculta su expectativa, su esperanza. Este martes 9 de febrero será uno de los primeros peruanos que recibirá la de Sinopharm contra , después de varios meses de combatir a la pandemia en la primerísima línea de defensa: las unidades de cuidados intensivos (UCI). Él labora en el Hospital Dos de Mayo (Lima), donde además se le aplicará la primera dosis de inmunización. En su rol como presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi) conversó con El Comercio.

MIRA: Vacuna de Sinopharm llegó al Perú: su elaboración, almacenamiento y otros países donde ha sido usada

–¿Cuán importante es tener por fin la vacuna para su gremio?

Definitivamente es el mejor instrumento para enfrentar la pandemia. Nos da mucha tranquilidad y seguridad para seguir enfrentando a la pandemia. Durante meses hemos tenido que estar separados de nuestros familiares, viviendo en hoteles o alquilando cuartos porque no podemos regresar siempre al domicilio. Así que la vacuna es una buena noticia.

–Se ha adelantado que en esta primera etapa de vacunación serán priorizados los médicos intensivistas. ¿Cuántos recibirán la dosis?

Hace una semana el Ministerio de Salud (Minsa) nos envió un padrón que debíamos cotejar para darle el visto bueno final. Somos alrededor de 600 intensivistas que recibiremos la vacuna en todo el Perú, además de 2.500 enfermeras y 1.500 técnicos. Todos ya estamos empadronados.

–¿Les han explicado cómo se dará el proceso?

Sí, la identificación será a través del DNI. Por ello debíamos revisar el padrón enviado por el Minsa para corregir, si era necesario, algún dato personal. Según el ministerio, el registro será sistematizado en una base de datos, a fin de que no haya duplicación y nadie pueda acceder a una doble dosis al mismo tiempo.

Este es el formato de consentimiento informado que deberán llenar los médicos peruanos que reciban la vacuna contra el COVID-19.
Este es el formato de consentimiento informado que deberán llenar los médicos peruanos que reciban la vacuna contra el COVID-19.
LEE TAMBIÉN: Todo sobre la vacuna de Sinopharm, por Elmer Huerta

–Y las dosis ya están siendo distribuidas.

Así es. en los hospitales Dos de Mayo y Arzobispo Loayza, en el Cercado de Lima. Hoy llegan las dosis para instalar los puntos de inmunización en cada establecimiento, además del resguardo policial.

–¿Habrá alguna excepción o intensivista que no acceda a la vacunación?

No, absolutamente todos serán vacunados. Las únicas excepciones posibles son aquellos médicos que estén infectados u hospitalizados en este momento.

–¿Cuántos médicos de su gremio se han visto afectados con el virus?

A la fecha tenemos reportados dos colegas intensivistas que perdieron la vida el año pasado. Además, hay 25 médicos hospitalizados y en riesgo. Infectados pero con sintomatología leve son cerca de 150.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo funciona la vacuna china de Sinopharm? Esto es lo que debes saber

Situación critica en UCI

–Desde el Colegio Médico del Perú se ha propuesta que se declare el en el país. ¿La Sopemi está de acuerdo con ese planteamiento?

No cabe duda que estamos en un momento difícil en la atención hospitalaria. Estamos colapsados. Si la declaración de desastre nacional permite que se tomen decisiones importantes sobre la capacidad en UCI, o la intervención del sector privado o el mercado internacional para una mejor atención en el sistema público, debería considerarse.

El médico intensivista Jesús Valverde labora en el Hospital Dos de Mayo (Lima). (Foto: Archivo)
El médico intensivista Jesús Valverde labora en el Hospital Dos de Mayo (Lima). (Foto: Archivo)

–Respecto a las medidas de restricción: el Ejecutivo ha denominado a la actual cuarentena en 10 regiones en alerta extrema como “diferente” debido a que es más flexible que los anteriores confinamientos. Sin embargo, su gremio propuso una cuarentena total y estricta hace unas semanas. ¿Reitera ese pedido?

Sí, se requiere una cuarentena total. Solo en la última semana hemos detectado una mayor presencia de pacientes en UCI, y con nuestras limitaciones no podremos atender a todos. Hay una extrema carencia de oxígeno en los hospitales y se ha complicado el manejo de los casos. Debemos cortar esto con un confinamiento estricto como en la primera ola, y por el tiempo que se requiera.

MIRA: Vacuna COVID-19: dosis de Sinopharm son trasladadas a centros médicos para el inicio del proceso de inmunización

–¿Siguen recibiendo a pacientes jóvenes?

Por supuesto. Todavía tenemos muchos hospitalizados en UCI con edades entre los 30 y 40 años; algunos incluso hasta de 25 años.

–¿Y han cambiado los cuadros clínicos?

Esencialmente observamos el compromiso pulmonar, pero también complicaciones cardiacas y renales. El asunto es que antes llegaban pacientes de forma individual; hoy recibimos a familias enteras en UCI. Atribuimos eso a las nuevas variantes del virus, ese sería su impacto.

MÁS NOTICIAS: Perú oficializó firma del contrato definitivo con Pfizer para la compra de 20 millones de vacunas contra el COVID-19

Segunda ola y vacunas

–Las vacunas son una muy buena noticia, pero ya estamos atravesando una segunda ola con alta mortalidad. ¿Serán efectivas las dosis para contrarrestarla?

Para la segunda ola no se puede hacer absolutamente nada; la situación ya está desencadenada. La vacuna prevendrá más casos hacia adelante, pero no para ahora. La enfermedad no desaparecerá con la vacuna, sino que reducirá su incidencia.

–¿Las vacunas de febrero no tendrán un impacto en la segunda ola, entonces?

No. El impacto se medirá cuando más del 70% de la población esté vacunado; por ahora estamos comenzando. Hay que verlo así: este es un buen comienzo, pero no podemos descuidarnos.

–Un sector de la población considera que un primer embarque de 300.000 dosis de vacunas es poca cosa. ¿Qué les dirías a estas personas?

Que así sean 50 dosis, la vacuna nos da la tranquilidad para trabajar en mejores condiciones. También tranquiliza a nuestras familias, y eso es suficiente. No seamos mezquinos.

TE PUEDE INTERESAR