Lima en cuarentena retratada desde el aire. (Foto: Daniel Apuy/ GEC)
Lima en cuarentena retratada desde el aire. (Foto: Daniel Apuy/ GEC)
Angus Laurie

author

En las últimas semanas, en el corto plazo, el enfoque de los gobiernos en el ámbito mundial ha sido detener la propagación del , cerrando negocios, ciudades y poniendo a las personas en cuarentena. Luego de esta acción, de primera necesidad, los gobiernos están empezando a luchar desde un segundo frente: el de la economía. En los próximos meses, las empresas estarán vulnerables desde todos los sectores.

Las próximas decisiones del Gobierno tendrán un impacto directo en muchos rubros. Restaurantes, teatros, cines, servicios en general, negocios de turismo y otros muchos se cuestionarán las posibilidades de una reactivación de la economía en el futuro.

Siguiendo el ejemplo de otros países, entre ellos Dinamarca y Canadá, el Perú ha introducido un subsidio de 35% a la planilla de trabajadores con un sueldo de hasta S/1.500 mensuales. Esta estrategia tiene el doble enfoque de proteger negocios y a los trabajadores durante las semanas o meses de congelamiento económico.

En Lima, el sector de la construcción ya ha sufrido en los últimos años. Desde el 2014 la construcción ha sido lenta y la situación ha ido empeorando por el Caso Lava Jato, y la caída del ‘club de la construcción’, lo que efectivamente ha paralizado grandes obras públicas. Según el INEI, el sector de construcción a escala nacional ha retrocedido 4,6% en el cuarto trimestre del 2019 con respecto del mismo trimestre en el 2018.

En los próximos meses, el Gobierno va a requerir mucha flexibilidad y un trabajo muy fino y específico para responder a la crisis económica que se presente, dando la posibilidad de apagar “incendios” para salvar los negocios que sostienen la economía.

Por otro lado, es un buen momento para pensar en las grandes obras de infraestructura que necesita el país, como una estrategia para inyectar dinero en la economía de una forma estratégica.

Las líneas 3 y 4 del metro de Lima, por ejemplo, son proyectos que ya tienen un gran avance en su planificación y pueden estar listos para empezar su construcción en poco tiempo. Su ejecución podría servir para recuperar empleos en el sector de la construcción después de la cuarentena.

Otro ejemplo es la red integrada de 1.100 kilómetros de ciclovías para Lima. Esta propuesta salió de un estudio técnico desarrollado por el Banco Mundial. Además de ayudar con la reactivación de la economía y responder al déficit de infraestructura actual, el proyecto generaría una opción asequible de transporte individual para una Lima pos-COVID-19 en la que el transporte masivo será menos atractivo.

Con la cuarentena, los limeños han podido ver cómo sería el cielo de la ciudad sin la contaminación de los autos. Quizá, a través de grandes obras de infraestructura, podamos recuperar la economía y construir una ciudad donde el aire esté siempre limpio.

A SABER:

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.


VIDEO RELACIONADO:

Coronavirus en Perú: la solidaridad de las personas durante esta dura etapa