A la falta de seguridad y al desorden en las pistas, ahora se suma el alto riesgo de contagio del COVID-19 en estas unidades.
A la falta de seguridad y al desorden en las pistas, ahora se suma el alto riesgo de contagio del COVID-19 en estas unidades.
Juan Pablo León Almenara
Rodrigo Cruz

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

De manera comercial se la conoce como “multipropósito”, pero en las calles se la llama miniván. Miles de ellas circulan por las principales avenidas y carreteras del país. Son las más vendidas para el taxi colectivo, un servicio hoy se podría formalizar por insistencia en el Congreso de la República. La demanda de minivanes es tan elevada que durante el 2019 ingresaron 25 al mercado peruano cada día. Es decir, uno cada hora, según la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Las ventajas que ofrecen las minivanes al comprador son varias. Por ejemplo, la capacidad de transportar de ocho a más pasajeros, un precio que se ajusta al bolsillo y un variado catálogo de marcas y modelos. Pero si uno se percata de sus condiciones de seguridad, concluirá que son armas mortales que se venden de una forma indiscriminada y, a la vez, causan miles de muertes en accidentes que se registran en las vías del país.

Un modelo de alta letalidad

Hablemos del modelo más vendido: el N300 de Chevrolet. El año pasado, ingresaron al Perú 2.163 de estos vehículos. Solo en febrero de ese año, llegaron 219. Uno cada tres horas en promedio. Pero es también uno de los modelos más inseguros del mercado a escala internacional. Al punto que no se venden en el país donde los fabrican: China. En agosto del 2017, el N300 no pasó las pruebas del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos Latin NCAP, uno de los más prestigiosos del mundo cuando se trata de seguridad automotriz.

Sus principales deficiencias son que no cuenta con una barra estabilizadora, no tiene frenos antibloqueo, solo el asiento del chofer viene con una bolsa de aire instalada, la estructura del habitáculo es inestable y sus puertas laterales son sensibles a los impactos. El Latin NCAP concluyó que este modelo es frágil para el transporte de pasajeros. Sin embargo, este Diario constató que el N300 y otros modelos son ofrecidos en diferentes establecimientos en Lima para hacer taxi colectivo.

Buscamos la versión de Chevrolet, pero su servicio de atención al cliente nos dijo que, debido a las restricciones de la cuarentena, solo podía ser posible comunicarse a través de uno de sus concesionarios. Nos derivó con Autoniza. Uno de sus vendedores nos indicó que, efectivamente, ese modelo es el más comprado de los multipropósito. Mencionó que, entre los principales motivos por los que los clientes optan por esta miniván, es usarla en el transporte de pasajeros a través de la aplicación de Uber o el traslado de mercancías.

“Es un vehículo para el emprendedor”, nos dijo el vendedor. Agregó que el valor de la marca y el precio asequible son las dos variables que hacen del N300 un “superventas”. Sin embargo, reconoció que es el modelo de la gama de Chevrolet con menos equipos de seguridad en el mercado, pero que cumple lo que exige la ley.

“Las minivanes son los nuevos ticos. No están diseñadas para el transporte público”.


Franklin Barreto, Coronel PNP en retiro

Bajos estándares

“Es el nuevo tico”, nos dijo Franklin Barreto, coronel PNP (r) que estuvo a cargo de la Unidad de Investigación de Accidentes de Tránsito, al hacer una comparación entre las minivanes y los pequeños y frágiles autos de la marca Daewoo que se volvieron populares en los años 90 y que en su mayoría se usaban para taxi.

Las minivanes no están diseñadas para el transporte público de personas. No tienen peso y se siente cuando un vehículo de mayor peso pasa por su costado”, señaló Barreto. Añadió que el problema está que cuando ocurre un accidente de tránsito muchas veces la ciudadanía se enfoca en el chofer, pero la cadena de responsabilidad empieza desde la tienda que ofrece un auto de condiciones inseguras.

Además, la proliferación de colectivos causa tal congestión vehicular que la velocidad de los corredores complementarios descendió de 13 km/h a 9 km/h por el tráfico.

Adrián Revilla, gerente general de la AAP, mencionó que son tres requisitos los que se exigen a los vehículos de las categorías M y N (donde están incluidas las minivanes) que pretenden ingresar al mercado peruano. Estos son: cinturones de seguridad de tres puntos en las dos primeras filas, cabezales de seguridad y vidrios de seguridad de parabrisas y ventanas.

Las exigencias figuran en el artículo 14 del Reglamento Nacional de Vehículos, que establece el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Este data del 2003 y no menciona entre las obligaciones tener ‘airbag’ o frenos con sistema de antibloqueo. “Mientras no existan otros estándares, seguirán ingresando los vehículos que las personas desean adquirir”, sostuvo Revilla y aseguró que la AAP busca que los requisitos de seguridad aumenten.

Palabra del MTC

Cambiar las reglas para que ingresen al país vehículos más seguros depende del MTC. Fernando Cerna, director de Políticas y Regulación en Transporte Multimodal del MTC, conversó con El Comercio y aseguró que cuentan con un comité integrado por diferentes organismos, como la AAP, que busca actualizar el reglamento con nuevos requisitos mínimos de seguridad.

Consultado sobre la demora en realizar estos ajustes, el funcionario evitó responder. Pero dijo que los cambios no solo serán para las minivanes, sino también para “todos los vehículos que ingresan al país”. “Estamos seguros de que en los siguientes meses tendremos resultados. Somos conscientes de que el tema de los vehículos seguros es un componente importante en la seguridad vial”, declaró Cerna.

Sin embargo, el Congreso de la República se adelantó a mediados de mes y formalizó el taxi colectivo en el país (con la exclusión de Lima y Callao). Como es público, este servicio se realiza en mayor cantidad con los vehículos multipropósito.

Corrección: Una versión inicial de esta nota fue publicada el 24 de mayo bajo el título "El mortal negocio de las minivanes".


VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: el inmenso reto del transporte público