La primera imagen se registró ayer en la Av. Arequipa. La multa por esta infracción es de S/336. (Foto: Carla Tello / César Campos)
La primera imagen se registró ayer en la Av. Arequipa. La multa por esta infracción es de S/336. (Foto: Carla Tello / César Campos)
Cristina Fernández

El lunes comenzó a regir el plan denominado ‘’ de la Municipalidad Metropolitana de Lima en su etapa de marcha blanca. En solo dos días, según el balance de la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) y la División de Tránsito de la Policía Nacional del Perú (PNP), se detectaron más de 3.000 faltas de conductores que incumplieron la medida en los tres ejes viales con restricción.

El plan establece que los vehículos con placas terminadas en número par (incluido el cero) no podrán circular los lunes y miércoles, mientras que aquellos con placas con número impar no circularán los martes y jueves de 6 a.m. a 10 a.m. y de 5 p.m. a 9 p.m.



“Lo que estamos haciendo en estas inspecciones es colocar papeletas educativas para informar a los conductores del plan que entrará en aplicación desde el 5 de agosto”, precisó el gerente de GTU, Miguel Sidia. Según la MML, la aplicación del ‘pico y placa’ evidenció que, en los tres ejes viales donde se cumplió la medida, los buses avanzaron a mayor velocidad y, por ende, los tiempos de viaje se redujeron.

Así funcionará el 'pico y placa' en Lima.
Así funcionará el 'pico y placa' en Lima.

Además, entre las 6 a.m. y 10 a.m. se registró un aumento del 16% en la velocidad de los buses de los corredores complementarios azul, rojo y amarillo, como consecuencia del menor flujo vehicular en las pistas.

“El objetivo es desinflar las horas punta. Es una forma de favorecer al transporte público urbano. En estas dos semanas iremos aprendiendo y adaptándonos”, indicó Sidia.

—Otra infracción—
Durante la aplicación del plan algunos usuarios de redes sociales difundieron fotos de otro tipo de infracción que intenta burlar la restricción: conductores que tapan la placa de su vehículo para evitar que se vea el último número de la matrícula.

Según el Reglamento Nacional de Tránsito, circular con placas ilegibles o sin iluminación o que tengan adherido algún material, que impida su lectura a través de medios electrónicos, es considerado una falta grave cuya multa es de S/336. Si el conductor accede a pagar dentro de los cinco días hábiles después de la aplicación, la multa solo será de S/57,12.

Los portaplacas reclinables son usados por varios vehículos en Lima. (Anthony Niño de Guzmán / Archivo)
Los portaplacas reclinables son usados por varios vehículos en Lima. (Anthony Niño de Guzmán / Archivo)

Pero tapar las placas no es la única forma de evitar que se detecten las infracciones. A través de Internet, los portaplacas reclinables se venden desde S/10 y los cubre placas a control remoto (dispositivo que se activa desde el interior del vehículo que cubre la placa con una cortina negra) a S/350. Hace unos meses una publicación de El Comercio reveló que en la avenida Aviación las placas bisagra son vendidas a solo S/20.

Pese a que se vende abiertamente como un instrumento para burlar a las autoridades, tener instalado este artefacto en el auto solo puede ser motivo de sanción si la placa está inclinada o se dificulta su visualización, mas no si la placa permanece en posición recta.