Los taxis solicitados a través de aplicativos se han convertido en uno de los servicios más usados en la capital. (El Comercio)
Los taxis solicitados a través de aplicativos se han convertido en uno de los servicios más usados en la capital. (El Comercio)
Redacción EC

Los taxis solicitados a través de aplicativos se han convertido en uno de los servicios más usados en la capital. Para el especialista en transporte Lino De La Barrera, las aplicaciones móviles responden a la necesidad de buscar un sistema de transporte ordenado, pero en este afán se ha descuidado la regularización de este servicio.

“Indudablemente hay un espacio gris que estamos confiando a los privados que ofrecen el servicio. Ese privado podría relajar las condiciones para el acceso de los conductores que tienen el aplicativo o podría ser muy estricto, pero al final sigue siendo un privado”, señaló el especialista a Canal N.

Para César Lengua, abogado laboralista, las aplicaciones móviles solo son un nexo entre el taxista y el consumidor. “Diferentes elementos sugieren que no existe una relación laboral entre las aplicaciones y los conductores; tampoco una obligación de exclusividad, un taxista puede afiliarse a más de una app. Por ejemplo, los taxistas pueden decidir si toman o no una servicio y pueden decidir incluso en qué horarios trabajar. Esta autonomía no es compatible con una relación de trabajo”, expresó.

Una de las últimas denuncias públicas que se conoce contra este servicio es la de Laura Arguedas, una joven que terminó con el rostro desfigurado luego de tomar el servicio por aplicativo de Taxi Beat. Las cámaras de seguridad en la zona captaron al chofer Diego Huamán Callahue arrastrándola hacia una vereda cercana a su vivienda.

Carlos Rojas Klauer, especialista en temas de derecho del consumidor, señala que las empresas no siempre tienen responsabilidad de involucrarse. “Si nos encontramos ante un caso de agresión, lesiones u otro similar, la responsabilidad es del conductor y podría verse involucrado en una acción penal. Cada empresa toma las medidas preventivas respecto de los taxistas que utilizan su plataforma, ya sea exigiéndole antecedentes penales y policiales y un seguimiento o monitoreo, conforme al nivel de calificación y reporte de los consumidores finales”, menciona Rojas Klauer.

Al respecto, ambos especialistas consultados por este diario mencionaron que los usuarios afectados por algún tipo de problema con el servicio pueden realizar sus quejas de la siguiente manera:

En caso sea un tema publicitario, el reclamo se puede interponer ante la Comisión de Fiscalización de la Competencia Desleal del Indecopi. Si es un tema de información o incumplimiento de las condiciones de uso, podría verse ante los órganos de Protección al Consumidor del Indecopi, siempre que la controversia sea una contraprestación que el consumidor tiene con la aplicación.

Como se recuerda, el julio pasado 11 servicios de taxi por aplicación firmaron un compromiso con el Ministerio de Justicia para proteger los datos personales de los usuarios. Eso se dio a raíz de otras denuncias realizadas por mujeres que recibían mensajes, en algunos casos, obscenos por los conductores.

TAGS RELACIONADOS