Ana Briceño

Mientras estaba en la sala de parto, sufriendo las contracciones, Marilú Castillo escuchaba los estallidos de los pirotécnicos. Faltaban 15 minutos para la Navidad y para convertirse en madre por primera vez. A las 12.01 a.m. trajo al mundo a una robusta bebe, que pesaba 3.750 kilos.

″Desde el 23 de diciembre estoy internada, en la Maternidad de Lima. La verdad no pensé dar a luz en plena Nochebuena. Recuerdo que la obstetra me cantaba villancicos y me daba ánimos, al igual que mi esposo. Cuando estaba pujando escuchaba que en la radio, que tienen en la sala de parto, un locutor daba la cuenta regresiva para llegar a las 12″, contó Marilú, de 28 años. Es dentista y comentó que a su bebe la llamará Alessia.

Su esposo, Joel Enriquez, de 28 años, escogió el nombre de la menor y estuvo presente durante el parto. “Mientras todos celebraban la Navidad y se saludaban, entre enfermeras y doctores, yo solo miré al techo y agradecí a Dios porque mi hijita había nacido sana”, dijo la mamá primeriza, tras dar de lactar a su bebe, en el Instituto Nacional Materno Perinatal conocido como Maternidad de Lima.

La ministra de Salud, María Hinostroza, visitó a Marilú y a otros dos mujeres, entre ellas una venezolana, que dieron a luz durante la Nochebuena. “Le hemos dado consejos de cómo alimentar a sus bebes para que no sufran de anemia. La Maternidad de Lima atiende 60 partos al día, la mayoría es natural”, precisó.

La peruanita

Alfreilis Betancourt es una venezolana, de 31 años, que ante la crisis que afronta su país natal, decidió venir a Perú de la mano de su pareja, para empezar de cero. En noviembre llegaron a Lima, cuando Alfreilis cargaba con seis meses de embarazo. Viven en el Cercado de Lima, en la casa que alquila su hermana, quien vino a Perú meses antes.

“Es mi primera bebe y me siento feliz de que sea peruana. Ha venido al mundo bendecida, ha recibido muchos obsequios. Ha sido parto natural. Una semana atrás había soñado que daba a luz en Navidad y, al final, se hizo realidad. Mi familia en Venezuela la llama ‘la peruanita’”, contó Alfreilis, quien se dedica a tejer pulseras y sandalias que su pareja, Yorlando Rodríguez, vende en Gamarra.

La bebe de esta pareja nació pesando 3.170 kilos y se llamará Aranza. “Es un nombre muy sabio, oriundo de España. Desde el vientre, mi bebe nos enseñó a recordar muchos valores como la unión familiar”, reflexionó la madre. Ella estudió Contabilidad en Venezuela y espera algún día regresar a su país para que sus familiares y amigos conozcan a su primera hija.

Contracciones en el taxi

Cuando Stefany, de 26 años, se dirigía a celebrar la Navidad a la casa de su suegra, en El Agustino, junto a su esposo y a sus dos menores hijos, empezó a sentir las contracciones dentro del taxi.

Ella creía que iba a dar a luz el 26 o 27 diciembre, pero el nacimiento se adelantó. “Nos vinimos en el mismo taxi a la Maternidad de Lima y me atendieron rápido. Ha sido una Navidad que será imposible olvidar", contó. Su bebe pesó 3.240 y se llamará Deyanira. Su esposo estuvo presente en el parto dándole ánimos en todo momento. Ahora no dejan de contemplar juntos a su tercera hija.

La ministra de Salud resaltó, luego de saludar a las tres madres que “cuando una mujer embarazada recibe los controles prenatales ayuda a que tanto ella como el bebe sean más seguros y se disminuyan las complicaciones”.

“Quiero recordar que la Maternidad de Lima tiene 193 años al servicio de los ciudadanos y el nacimiento de estas tres criaturas ha sido cubierto por el Seguro Integral de Salud (SIS)”, acotó.