Las veces que el ministro Daniel Urresti generó polémica
Las veces que el ministro Daniel Urresti generó polémica
Redacción EC

La popularidad del ministro del Interior, , sufrió una caída de seis puntos porcentuales en el último mes [pasó de 42% a 36% entre agosto y setiembre]. Lo más probable, es que esta baja se haya originado por una serie de polémicos hechos que el general de Brigada del Ejército en retiro ha protagonizado en las últimas semanas: desde la presentación de 400 kilos de cocaína, cuando en realidad eran 40 kilos, en Barranca, hasta un con Fernando Rospigliosi, ex titular del sector.

Además, el 47% de entrevistados por la encuestadora Ipsos Perú consideró que la información que Urresti presenta sobre las operaciones policiales “es parcialmente cierta pero exagerada”.

El 29% indicó que la información es verdadera, mientras que el 12% que es falsa.

Haga clic para ampliar la imagen. 

Urresti en el pleno del Congreso por cuestionamientos a su gestión y un aparente afán por las cámaras, en lugar de enfocarse en una política de largo plazo para enfrentar a la delincuencia. A continuación los cuestionables hechos en los que se ha visto envuelto:

1. YESO Y NO COCAÍNA
El viernes 1 de agosto al mediodía Urresti anunció en conferencia de prensa que la Policía Nacional había intervenido una camioneta que le pertenecía al candidato del fujimorismo a la Municipalidad Provincial en Barranca, Alberto Tapia. Ese día se informó a la prensa que se incautó cerca de media tonelada de droga en una vivienda.

El titular del Mininter también se adelantó en vincular a Tapia con la droga : “El narcotráfico está pretendiendo meterse dentro del Gobierno, está pretendiendo llegar a los gobiernos regionales o locales. Una prueba palpable es esto […] Todo parecería indicar que este candidato también está comprometido”.

Según un informe de la Primera Fiscalía Provincial Especializada contra la Criminalidad Organizada, el peso de la droga incautada era de 42 kilos y 89 gramos de clorhidrato de cocaína que se hallaron en una casa de Barranca. El resto era yeso.

2. INTENTÓ LIMPIAR A JOSÉ LEÓN
Tras la operación en Barranca, la Policía Nacional asestó un golpe contra el narcotráfico: incautó 7,5 toneladas de cocaína en Trujillo. Y los mexicanos que estaban detrás de este cargamento se hospedaban en una casa que le pertenece al congresista peruposibilista José León Rivera, uno de los aliados del Gobierno humalista.

Lejos de relacionar a León con el tráfico de drogas, como sí lo hizo con el candidato del fujimorismo, en Barranca, el ministro del Interior

Incluso, según la revista “Caretas”, Urresti dispuso que el equipo antidrogas de la Policía regrese de Trujillo a Lima antes de concluir las investigaciones y les ordena que no difundan los videos de León y que lo excluyan de las indagaciones.

Según detalló Rospigliosi en su columna titulada “El arte del engaño”, algunos policías indignados con el comportamiento de Urresti le entregaron al periodista Américo Zambrano las imágenes, en las que al presunto ‘narco’ mexicano Rodrigo Torres, alias ‘Lic’.

3. TILDÓ DE VOLDEMORT A ROSPIGLIOSI
En respuesta a las críticas que le hizo Rospigliosi, el ministro del Interior , el mago maligno de la saga de libros de Harry Potter.

“Ese es un innombrable, como Voldemort. Este señor en lugar de escribir sobre el éxito que tiene la Policía Nacional sobre todo habiendo sido ministro. Como ya dije hace poco, a él le dieron la oportunidad de ser ministro del Interior [en el gobierno de Toledo] y lo hizo mal, como lo hizo mal le dieron una segunda oportunidad y lo hizo peor. Ahora no sé con qué cara se pone a escribir sobre la labor policial”, refirió.

4. NO QUIERE LUNAS POLARIZADAS
El sábado 6 de setiembre, Urresti anunció que presentará un proyecto de ley para prohibir el uso de las lunas polarizadas en los autos particulares del país. Según dijo, un estudio elaborado por el Ministerio del Interior demuestra que el 80% de los robos se comente en vehículos modernos con ese tipo de lunas. Aunque, hasta la fecha no ha presentado tal documento.

Para Ricardo Valdés, ex viceministro del Interior, “el argumento del ministro, según el cual las lunas polarizadas favorecen a los asaltantes y que por ello hay que prohibirlas, es un sofisma. No todos los asaltos se producen con vehículos polarizados, ni todos los que tienen vehículos con lunas polarizadas son asaltantes. Y en este último extremo el ministro nos da la razón, pues, además, pretende permitir su uso en los vehículos oficiales para proteger a los funcionarios. ¿Entonces? ¿Y los ciudadanos?”.

5. INCIDENTE CON LA PRENSA
El último viernes el ministro del Interior protagonizó un lamentable incidente con el reportero de Radio Programas, Carlos Villarreal, cuando este le consultó si tenía los estudios técnicos para respaldar su propuesta sobre las lunas polarizadas.

“No te preocupes, te veo preocupado. ¿Tienes lunas polarizadas? Preferible de lejos, no te confunden con otro cabeza blanca, no te detienen por eso”, respondió Urresti comparando físicamente al hombre de prensa con el prófugo Benedicto Jiménez.

El periodista le pidió respeto al ministro pues le estaba consultando de buenas maneras. Urresti contestó: “Yo te respeto, es solamente una broma”.

A través de su cuenta de Twitter, la jefa del Gabinete Ministerial, Ana Jara, se pronunció sobre el hecho: “Las formas nunca deben perderse”.

De aprobarse la moción de interpelación planteada por la oposición, a Urresti le espera un duro escenario que superar en el hemiciclo del Congreso. Por lo pronto, el ministro ha dicho que no volverá a dar cifras sobre operaciones policiales.