Redacción EC

, un grupo de activistas y defensores de animales llegaron a La Herradura, en , precisamente a las inmediaciones del lugar donde permanecen en cautiverio Yaku y Wayra, los dos delfines que fueron, durante 13 años, la principal atracción del Hotel Los Delfines.

Una veintena de personas, casi todos miembros de la ONG Orca, expresaron su rechazo por en las cuales sobreviven los animales.

“Buscamos las mejores condiciones para estos delfines, que se inicie un proceso para que puedan reproducirse y que tengan la voluntad para hacer estos traslados”, dijo Carlos Yaipén, representante de esta organización.

Los animalistas también solicitaron que haya modificaciones en las leyes que permiten el cautiverio de animales con fines educativos y culturales. “Contraviene el deseo del pueblo, hay mucha indignación por este tema”, añadió.