Bautista junto a Chloe Coleman en una escena de “Grandes espías”.
Bautista junto a Chloe Coleman en una escena de “Grandes espías”.
Rodrigo Moreno Herrera

Si bien son varios los casos de luchadores profesionales que se convierten en estrellas de cine, no hay otro como Dave Bautista. Para él, reinventarse significa asumir con disciplina todo lo que conlleva su nueva faceta. Desde la preparación hasta los objetivos que se plantea. Aunque ahora parece haber descubierto en la dirección cinematográfica su siguiente propósito.

Por el momento, Bautista está concentrado en “Grandes espías”, cinta que se estrenará el próximo verano en nuestro país. Vía telefónica, El Comercio conversó con él sobre su carrera, sus inicios y otros detalles.

—¿Cómo se preparó para ser actor desde que decidió abandonar la lucha libre?

Ha sido un trabajo arduo. Desde que James Gunn me dio la oportunidad de participar en “Guardianes de la galaxia”, he estado acompañado por un profesor particular. Además, he tenido la suerte de trabajar con buenos directores que me aconsejan. Es un trabajo que me lo he tomado muy en serio desde el primer momento y lo seguiré haciendo hasta el momento en que me retire.

—¿Cuáles son sus metas como actor?

Retirarme [risas]. Creo que como actor he logrado varias cosas importantes y aún tengo un par más por cumplir. Pero lo que ahora me causa ilusión es dirigir. Sé que todavía es pronto, tal vez en unos cinco años lo haga. Es algo que me gusta y que me interesa mucho.

—¿Por qué le interesó un papel como el que tiene en “Grandes espías”? ¿Se ajusta a estos objetivos?

Tenía muchas ganas de hacer una película para niños. Me gustan los mensajes que hay para la familia en esta cinta. Pienso que es importante producir películas que puedan ver todos los miembros del hogar.

—¿Cómo fue trabajar con Chloe Coleman? ¿Con qué se queda de la experiencia de actuar con niños?

Ha sido una gran experiencia. Siento que he aprendido mucho. Chloe a su edad es más fuerte que yo y más profesional también [risas]. Es la niña más madura que he conocido. Pienso que tiene todo para ser una gran estrella en Hollywood, ya sea que se dedique a la actuación, la dirección o la producción. Tiene mucho talento.

—Muchas personas creen que es fácil iniciar una carrera en Hollywood después de ser una estrella en la lucha libre. ¿Es cierto?

Es algo muy difícil. Hay otros compañeros que se aprovechan de ser estrellas y les dan papeles a la medida. Pero yo quise realmente actuar. Es decir, quería papeles en los que pudiese demostrar mi capacidad como actor. Pero era complicado que en las audiciones me dejaran de ver como a un luchador y eso es algo de lo que cuesta salir.

—Ahora ya puede decir que ha participado en la saga de James Bond y en un éxito de masas como “Guardianes de la galaxia. ¿Cómo se siente al respecto?

Estoy muy orgulloso de haber compartido escenas con gente tan talentosa y haber sido dirigido por dos grandes directores como Sam Mendes y James Gunn. Quiero seguir por ese camino.