Katherine Subirana AbantoAlfonso Rivadeneyra García

Alfonso Rivadeneyra: Hace una semana se estrenó “”, tercera entrega de la saga de precuelas de “”, y en El Comercio tenemos opiniones encontradas sobre esta película que reúne nuevamente a Eddie Redmayne como el magizoólogo Newt Scamander, Jude Law como el sabio Albus Dumbledore y Dan Fogler como el panadero Jacob Kowalski; a quienes se les une Mads Mikkelsen como el malvado Gellert Grindelwald. A mí no me gustó, pero a mi colega y amiga Katherine Subirana, coordinadora editorial del suplemento El Dominical, todo lo contrario. La idea es que este sea un diálogo sobre el por qué tenemos opiniones tan diversas.

Katherine Subirana: Querido Alfonso, me sorprende un poco que estemos tan en desacuerdo sobre una película, pero, vamos, también es divertido discrepar. Antes que nada, debo decir que esta tercera película me parece un encantador reencuentro con el mundo mágico y una reparación civil de todo lo que desperdiciaron en la anterior entrega. Para ver “Animales Fantásticos” hay que ser fan de la saga de Harry Potter o saber disfrutar la fantasía. Caso contrario, no es recomendable acercarse a ellas, eso lo sabemos. Te aseguro que cumplo ambos requisitos, sin embargo, acudí al cine sin mayor expectativa que la de reencontrarme con personajes y hechizos entrañables, pues la segunda película me dejó un mal sabor de boca porque me pareció que forzaron las historias que iban desarrollando. En ese sentido, cuando vi esta tercera película me alegró ver que habían corregido varios errores cometidos en la anterior, mejoró la historia y, aunque hay varias cosas que no se desarrollan del todo (el que mucho abarca…), creo que las historias principales cuajan bastante bien. Eso, a grandes rasgos. ¿Por qué tú desencanto con esta película?

AR: Es que las historias de esta película entrega no me parecieron cautivantes. Antes solo había visto la primera de “Animales…”; que me gustó. “Los crímenes de Grindelwald” ya la vi unos días después de la tercera, en HBO Max. En teoría, estas películas están hechas para disfrutarse sin estar muy familiarizado con la historia, o solo un poco, pues “Harry Potter” ya es un baluarte de la cultura pop. De regreso a las tramas, la de Dumbledore y Grindelwald, de amantes a enemigos, fue manejada muy levemente; con timidez inclusive, a pesar de que su vínculo romántico queda expuesto desde la primera escena; no veo en ellos el desencanto. La de Yusuf como infiltrado tampoco cumplió mucho, salvo hacer de herramienta para un fin; similar a o que pasa con Credence. La de Kowalski funciona a medias, porque el personaje de Queenie estuvo tan mal escrito que da pena, incluso su papel en la anterior cinta tuvo más sentido. Scamander siempre es genial por la performance de Eddie Redmayne, pero su trama ha sido bien accesoria; a falta de Tina Goldstein, no hay nada que compense su lado emocional, ni siquiera en las escenas con su hermano; a pesar de todo lo que les pasó.

"Cuando vi esta tercera película me alegró ver que habían corregido varios errores cometidos en la anterior, mejoró la historia y, aunque hay varias cosas que no se desarrollan del todo (el que mucho abarca…), creo que las historias principales cuajan bastante bien".

Katherine Subirana

Johnny Depp, tal y como aparece en la segunda entrega de la saga, "Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald". Para la tercera película, fue reemplazado por Mads Mikkelsen. Foto: Warner Bros.
Johnny Depp, tal y como aparece en la segunda entrega de la saga, "Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald". Para la tercera película, fue reemplazado por Mads Mikkelsen. Foto: Warner Bros.

KS: Tienes razón en tanto hay muchas historias alrededor que no se desarrollan lo suficiente, como la de Yusuf o incluso la misma relación de Queenie y Jacob. Creo también que abusa de los , pero, a pesar de eso, la historia es bastante consistente y cumple con su función de entretener, solucionar los momentos bajos que dejó la anterior película (creo que el hecho de que no la hayas visto antes de ver la 3 influye en tu percepción), y tender un puente y crear intriga para las siguientes entregas.

AR: Este desorden en el visionado influyó en mi percepción, no lo dudo. Tienes razón en lo de la consistencia, aunque no lo atribuyo tanto a esta película, pero sí al mundo que la cancelada Rowling creó hace ya varios años. Creo que lo que más disfruté de “Los secretos de Dumbledore” fueron las referencias al totalitarismo, el cómo y por qué los magos están dispuestos a aliarse al lado oscuro; los paralelismos con la Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial son evidentes. Me parece más creíble que la lógica de del mal de Voldemort, que hasta donde recuerdo no tenía una construcción a este nivel. ¿Aunque este podría ser el final, cierto? La taquilla no ha sido muy amable, para malestar de los fans.

LEE TAMBIÉN: “Harry Potter: Regreso a Hogwarts”: Chris Columbus revela cómo escogió a Daniel Radcliffe para el papel principal

KS: Creo que, como bien dices, la cancelada JKR ha desarrollado en esta ocasión una trama más adulta y por ello se apoya en referencias históricas tan evidentes. Grindelwald es mucho mejor villano que Voldemort, y en esta entrega se hace más evidente. En la película anterior Johnny Depp no pudo (limitado por el guion, creo) hacer un personaje memorable. Su villano fue un ser caprichoso y cuyas motivaciones quedaron caricaturizadas. Creo que la producción hizo acuse de recibo de las críticas a la película anterior y le dio más consistencia argumental al villano que encarna Mads Mikkelsen. El duelo actoral entre él y Jude Law me parece lo mejor de esta película. No tolero a los antagonistas condescendientes. Este Grindelwald no lo es. Es una lástima que no se desarrolle bien la trama de Creedence (Ezra Miller), y debido a los problemas actuales que tiene el actor no sé si llegue a desarrollarse del todo luego. Sobre la taquilla que ha sido poco amable, creo que puede explicarse por varias cosas. La decepción de la película anterior y el hecho de que pronto se vaya a estrenar en streaming (como todo ahora), puede haber influido. En todo caso, no sé si es un defecto o una virtud, pero salvo la primera película, las siguientes no funcionan como películas independientes. Están muy encadenadas unas a otras. Yo llegué a esperar que “Los crímenes de Grindelwald” sea una película de paso, de transición, porque no me explicaba que sea tan floja. Ah, y con esta película pasa que, al revés de la anterior, el fan service es más inteligente. Dicho amablemente, creo que la disfrutas mucho más no solo conociendo las anteriores películas, sino conociendo el mundo de Harry Potter. “Los secretos de Dumbledore” alimentan más el chisme si compartiste el mundo de Harry, Ron y Hermione con la misma expresión de sorpresa que ellos ante decisiones que a veces parecían incomprensibles. Como dice un personaje de “Las reliquias de la muerte: Parte 1″: ¿En verdad conocías a Dumbledore?

AR: Sí, varias de las cosas referentes a Dumbledore en esta cinta no vienen de los libros, sino de JKR; que revelaba la información como chisme y no en una narrativa estructurada. Aun recuerdo cuando se comentó en foros, hace años, la ; cuando Rowling lo sacó del clóset en un evento. No era algo oculto, por lo que ahí tengo otro problema con la película: Dumbledore no tenía muchos secretos, solo este, que era conocido desde hace años, y luego su relación exacta con Credence; el sobrinísimo. Y ahora que mencionas las performances de los dos Grindelwald, sí; Mikkelsen hizo un buen trabajo. No me desagradó la performance de Johnny Depp, pero ese actor ya ha hecho una carrera con sus interpretaciones “extrañas” y el mago no destacó en absoluto. Mikkelsen, por el contrario, fue interpretado en clave baja; es consciente de que transmite peligro, no tiene que hacer maldades en todo momento. Pero ¿Sabes? Lo que ocurre en el mundo real con la gente relacionada a la película me parece más apasionante que la ficción en sí. Ya mencionaste a , que hace méritos para que lo despidan de esta o cualquier saga; o el mismo Depp, cuyo juicio con Amber Heard ha vuelto a cobrar valor noticioso. También está ; que cada vez que es trend topic en Twitter es relacionado a su transfobia. Casi hasta me dan pena los fans, que no merecen que ni autora ni actores contamine esta saga.

"Lo que más disfruté de “Los secretos de Dumbledore” fueron las referencias al totalitarismo, el cómo y por qué los magos están dispuestos a aliarse al lado oscuro; los paralelismos con la Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial son evidentes".

Alfonso Rivadeneyra

La actriz Alison Sudol es la encargada de interpretar a Queenie Goldstein en "Animales Fantásticos". Coincidimos que su personaje no fue tratado con justicia. (Foto: Warner Bros.)
La actriz Alison Sudol es la encargada de interpretar a Queenie Goldstein en "Animales Fantásticos". Coincidimos que su personaje no fue tratado con justicia. (Foto: Warner Bros.)

KS: Sí, es duro ser fan del mundo mágico en estos tiempos. Las disyuntivas son grandes. Te olvidas de algunos secretos develados en esta película: la relación de Dumbledore con su familia, la muerte de Ariana, la vida sombría de Aberforth. Yo creo que sí hemos descubierto varios secretos. Por otro lado, completamente de acuerdo con lo que dices sobre la interpretación de Johnny Depp. Pero, retomando lo que dices de lo que sucede fuera de la pantalla, es cierto que nos metemos en el espinoso debate de si separar o no al artista y su obra. No tengo una respuesta categórica al asunto. Creo que en la vida hay matices y hay cosas que ponderar al momento de enfrentarse a la realidad de una persona pública que, a pesar de todo, es eso, una persona, con altos y bajos, virtudes y defectos, momentos buenos y malos; capacidad de hundirse y de redimirse. Creo que olvidamos que las personas que admiramos son también seres humanos como nosotros. ¿Debemos dejar de admirarlos? Tal vez debemos de ser conscientes de que en algún momento los ídolos pueden decepcionarnos y según lo que hagan o dejen de hacer estos ídolos, tendremos que elegir con qué nos quedamos, si nos quedamos con algo, cuando eso suceda.

AR: Sobre lo que mencionas, recuerdo lo que la autora (y orgullosa Slytherin) Cecilia Tan mencionó en el podcast . Qué difícil, realmente. A mi me ha pasado algo así con Orson Scott Card, que ha escrito dos de mis libros favoritos de ciencia ficción; pero que es homofóbico. No comprar ya los libros es una opción, pero creo que con Rowling la cosa se complica, pues sigue involucrada en esta ficción al crear cosas nuevas. Pero de regreso a “Los secretos…”, sin ganas de seguir por las ramas, pero con ánimo de poner el dedo en la herida (lo siento); me interesa saber qué es lo que de verdad detestaste de esta película. A mi me fastidió la boda final, fue un momento Televisa, casi tan grave como el cambiazo de bebés de la anterior. Me creo la magia, pero no tanto drama.

KS: A mí no me molestó el final. Desde la primera película estuvimos frente a una relación dulzona, y la forma en la que Queenie se va al lado oscuro en la segunda entrega me pareció bien torpe. Ya que te mandaste con el spoiler, diré que la boda me alegró el corazón. O sea... ¿por qué no? sí, le faltó arco narrativo (como a muchas historias secundarias, ya lo dijimos), pero el hecho de haberse desarrollado una atracción entre ambos desde la primera película sostiene la relación de alguna manera. ¿Qué tiene de malo el matrimonio? Perdón por lo cursi, yo salí contenta del cine. Me molestó la falta de desarrollo de Credence. Ese también es un personaje cuyos asuntos son importantes desde la primera película, y en la tercera son totalmente accesorios. ¿Podemos entender entonces que se desarrollará más en la siguiente película? ¿Que encontrarán la forma de darle peso para que no se pierda? Sería absurdo diluirlo, dado la historia que arrastra. Por lo demás, para mí esta tercera entrega justifica bastante bien su existencia. Y, para acudir a tu última frase, yo también me creo la magia, por eso me gusta la boda y lo que se gesta alrededor. En las relaciones humanas también se puede encontrar magia.

Calificación

3.5 estrellas de 5 (Katherine Subirana)

3 estrellas de 5 (Alfonso Rivadeneyra)

"Fantastic Beasts: The Secrets of Dumbledore"

Warner Bros.

En la tercera entrega de las precuelas de Harry Potter, el mundo está a punto de caer en manos de un líder totalitario que convierte la desconfianza en el otro en un arma.

Elenco

Eddie Redmayne

Mads Mikkelsen

Jude Law

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más