Juan Carlos Fangacio Arakaki

A el talento para los gritos destemplados le vino por genética. Su madre, la famosa actriz Janet Leigh, es recordada hasta hoy por Dieciocho años después de esa escena icónica, en 1978, Curtis haría su debut en el cine poniendo a trabajar sus cuerdas vocales mejor que nadie: fue en el clásico “Halloween”, de John Carpenter, película con la que sería reconocida como la mejor de las ‘scream queens’.

LEE TAMBIÉN: Jamie Lee Curtis recibirá el León de Oro a su carrera en la Mostra de Venecia

Por entonces, Jamie Lee Curtis tenía apenas 19 años y solo había trabajado en televisión. Cuando John Carpenter, el director de “Halloween”, buscaba a la actriz indicada para encarnar a la protagonista Laurie Strode, no la tenía como primera opción. Hasta que se enteró justamente de que era la hija de Leigh y un buen pálpito lo convenció. La joven estrella cobró solo US$8.000 por el papel y el presupuesto total de la película fue de unos modestos US$300.000. Lo que nadie imaginó es que llegaría a recaudar US$70 millones en todo el mundo y se convertiría en un fenómeno del terror, en particular del género ‘slasher’. Nada volvería a ser lo mismo.

“Halloween” tenía una premisa muy sencilla: en un pequeño pueblo ficticio de Illinois, durante la noche del Día de Brujas, el psicópata Michael Myers huye de su reclusión y comienza a cometer salvajes asesinatos, particularmente de niñeras. Sin embargo, el inolvidable villano de la máscara de látex –descrito como la encarnación del mal en sí mismo– encontraría en la aparentemente dócil Laurie Strode a una enemiga que le haría frente contra todo pronóstico. Desde entonces, muchas son las películas que han copiado o versionado esta fórmula, pero ninguna como la obra maestra de Carpenter.

Habla la estrella

Tras 44 años desde el estreno y una docena de secuelas y ‘spin-offs’, la saga “Halloween” llega a su conclusión con “Halloween: la noche final” (“Halloween Ends”, 2022). Y lo mejor de esta entrega es que tiene a una madura y consagrada Jamie Lee Curtis como protagonista, cerrando así un ciclo del horror que no tiene parangón.

“Cuando interpreté a Laurie por primera vez a mis 19 años, creo que no compartía casi nada con el personaje –recuerda Curtis en entrevista con El Comercio–. Realmente fue un trabajo actoral completo para mí. Yo no era tan introspectiva ni intelectual como ella. Ni tan tímida o insegura. Pero el personaje perdió todo eso cuando terminó la película. Se lo arrebataron”.

En ese sentido, la actriz de 63 años afirma que hoy se asemeja mucho más a la Laurie Strode de “Halloween: la noche final”. “La mujer con la que me encontré en la película del 2018 [la primera de esta trilogía final] posee una ferocidad, una perseverancia y un dogmatismo que ahora sí comparto. Aunque no diría que soy una persona dura, sí hay una línea que nos une. Hay mucho más de Laurie en mí ahora que lo que había en la época de la primera película”, explica.

Violencia sistematizada

“Halloween: la noche final” se centra en la vida de una Laurie Strode que ya es abuela y trata de vivir una rutina apacible. Hasta que, por supuesto, el indestructible Michael Myers reaparece para sumirla en una nueva pesadilla. Hay otros matices en la película –no muy logrados, para ser honestos–, pero sobresalen en particular la soberbia actuación de Curtis y un retrato bastante descarnado y oscuro del Estados Unidos del siglo XXI. Un país tomado por la violencia y la paranoia.

Consultada sobre sensación colectiva de terror social, Curtis responde: “Los seres humanos han sido violentos desde el principio de los tiempos. Pero, ciertamente, hoy se puede sentir que Estados Unidos se ha convertido en un lugar más peligroso y violento. La película habla de eso. Y en ese sentido me alegra que no solo se trate de la colisión final entre Michael Myers y Laurie Strode que todos estamos esperando, sino que también hable de todos como sociedad. Es una época importante para esa conversación”.

Curtida por los sustos, los borbotones de sangre y los cuchillazos, Jamie Lee Curtis ya no grita tanto. Hoy es más bien una ruda abuela dispuesta a terminar con el monstruo que la persiguió durante cuatro décadas. ¿Con qué sensación llega al final de esta franquicia que la marcó como actriz? ¿Felicidad? ¿Nostalgia? ¿Alivio? “No diría que alivio, porque nunca hubo un momento en que sintiera que me oprimía –responde–. La veo más bien como una milagrosa nota de gracia. Una que me cambió la vida por completo, y gracias a la cual tengo una perspectiva completamente distinta. No podría mirar esta película de otra forma que no sea con gracia”.

Jamie Lee Curtis (63) en una imagen promocional de "Halloween: la noche final", que se estrena el jueves 13 de octubre. (Universal Pictures)
Jamie Lee Curtis (63) en una imagen promocional de "Halloween: la noche final", que se estrena el jueves 13 de octubre. (Universal Pictures)
Sepa más…
Último grito

“Halloween: la noche final”, dirigida por David Gordon Green, se estrena el jueves 13 de octubre.

OTRAS ‘SCREAM QUEENS’

Janet Leigh

La madre de Jamie Lee Curtis inmortalizó el grito de víctima con la guardia baja cuando en “Psicosis” le descorren la cortina de la ducha y la atacan a navajazo limpio. La punzante música de Bernard Herrmann, el agua incesante y la sangre completan una escena magistral.

Janet Leigh en "Psicosis".
Janet Leigh en "Psicosis".

Linda Blair

Tenía solo 14 años cuando fue llevada al límite en “El exorcista”. Su imagen inocente, contrastada con las contorsiones violentas de su cuerpo poseído y los gritos de voz gutural y expresiones obscenas, siguen perturbándonos igual que hace 40 años.

Linda Blair en "El exorcista".
Linda Blair en "El exorcista".

Sissy Spacek

En “Carrie” hay más de una adolescente a los gritos, pero la protagonista es quien padece los peores abusos y la que más nos impacta cuando estalla de ira. La famosa escena de la ducha de sangre es notable en especial por el alarido contenido de la víctima.

Sissy Spacek en "Carrie".
Sissy Spacek en "Carrie".

Sigourney Weaver

La saga de “Alien” nos presentó a la aguerrida heroína Ellen Ripley, que si bien supo gritar para ponernos la piel de gallina, también demostró que podía mantener el temple necesario para encarar al aterrador alienígena de las películas. Una actriz memorable.

Sigourney Weaver en "Alien".
Sigourney Weaver en "Alien".

Neve Campbell

Como no podía ser de otra manera, la saga de películas “Scream” es, como dice su título, una de las que mejor explota los gritos femeninos. Y allí Campbell es su representante más destacada, como una víctima frecuente del maligno villano enmascarado.

Neve Campbell en "Scream".
Neve Campbell en "Scream".



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más