"La Serpiente"​ tiene en los roles protagónicos a Tahar Rahim en el papel de Sobhraj y Jenna Coleman como Marie-Andreé Leclerc, compañera del homicida. (Foto: Netflix)
"La Serpiente"​ tiene en los roles protagónicos a Tahar Rahim en el papel de Sobhraj y Jenna Coleman como Marie-Andreé Leclerc, compañera del homicida. (Foto: Netflix)
Sebastián Pimentel

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

De estreno reciente, esta co-producción de la BBC y titulada “La serpiente”, es sin duda una miniserie ambiciosa. En ocho episodios, y escrita por Richard Warlow, cuenta la historia real de Charles Sobhraj. Francés de ascendencia india y vietnamita, Sobhraj se dedicó a estafar y asesinar a varios jóvenes turistas europeos que viajaban a través del llamado sendero hippie del sur de Asia, en la década de 1970.

LEE TAMBIÉN: “Nunca, rara vez, a veces, siempre”: nuestra crítica al filme ganador del Gran Premio del Jurado en Berlín, disponible en HBO

Si algo distingue a esta costosa producción, por encima de otras de su tipo, es su clara opción por evitar el morbo y el erotismo de fines comerciales, y por sostener la narración en el suspenso clásico y la tensión de “vieja escuela” —con profusa aplicación de métodos hitchcockianos, como poner al espectador al tanto de lo que ignoran las víctimas—, así como por incidir en el delineamiento psicológico de los protagonistas.

Es por cierto complicado mantener el interés en el metraje del formato maratónico de las series. En este caso, el objetivo se consigue gracias un hábil guion, que estructura la historia en incesantes idas y venidas entre el eje temporal dominante, a mediados de los setentas, con la locación principal de Bangkok, y los múltiples flash-backs que cuentan la serie de crímenes previos del Sobhraj encarnado por Tahar Rahim.

Otra de las virtudes principales de “La serpiente” se encuentra en el diseño artístico, muy meticuloso en cuanto a la recreación histórica, el uso de material fílmico de archivo en soporte analógico —que colabora en la sensación de época—, y todo lo que tiene que ver con la exótica reconstrucción de los parajes asiáticos —Delhi, Bangkok, Nepal— y europeos que Sobhraj recorre junto a su socia y pareja, “Monique” (Jenna Coleman).

Pero “La serpiente” también es el retrato de un héroe. Herman Knippenbeg (Billy Howle), gris funcionario de la embajada de Holanda en Tailandia, se interesa por el caso de unos compatriotas desparecidos en Bangkok. Este burócrata comienza a romper las reglas diplomáticas, que mandan no inmiscuirse en casos criminales, y se convierte en una especie de solitario detective que no cesará hasta dar con la huidiza identidad del culpable.

Las debilidades de la serie tienen que ver con este héroe holandés, joven ingenuo que se obsesiona hasta enfrentarse a la desidia de sus jefes, y hasta poner en riesgo su vida. Y el problema no tiene que ver tanto con la interpretación de Howle, sino con el diseño mismo de este y otros personajes de su entorno, caracteres desdibujados y dirigidos con demasiado énfasis en la expresión de la turbación o estallido de emociones fuertes.

Más allá de este y otros defectos —como una innecesaria fidelidad biográfica, al incorporar todos los viajes de Sobhraj, o la relativa pérdida de tensión narrativa en los últimos episodios—, lo más innovador de “La serpiente” tiene que ver con su nada ingenua mirada de fondo, muy cercana a los estudios postcoloniales: el asesino es un mestizo francés que siempre se sintió un “subalterno” en Francia, un ciudadano de segunda clase.

En efecto, la serie es sugestiva gracias a su enfoque de la venganza simbólica que acomete el sociópata Sobhraj, quien, en el fondo de su ser, odia a los europeos blancos que él, francés, pero de rasgos orientales, ve con rencor y resentimiento. Es en el seductor juego de captura de unos jóvenes muy ingenuos, y en la participación ambigua de “Monique”, canadiense con baja autoestima que termina siendo cómplice y a la vez víctima de Sobhraj, que “La serpiente” alcanza sus mejores momentos. Tahar Rahim, por su parte, consigue dar vida a un villano memorable, requisito que basta para que la serie merezca verse.

Ficha Técnica

Título original: The Serpent (serie de ocho episodios)

Género: Thriller, drama

País y año: Reino Unido, 2021

Director: Tom Shankland, Hans Herborts

Actores: Tahar Rahim, Jenna Coleman, Billy Howle, Ellie Bamber.

Calificación: ★★★ ( 3 )

VIDEO RECOMENDADO

"No me digas solterona" gana como Mejor película en los Premios Luces 2018
"No me digas solterona" gana como Mejor película en los Premios Luces 2018. (Fuente: El Comercio)