"Avengers: Endgame" es la apuesta de Marvel y Disney para los Oscar 2020. (Foto: Difusión)
"Avengers: Endgame" es la apuesta de Marvel y Disney para los Oscar 2020. (Foto: Difusión)
Alexandra Ojeda Briceño

El 16 de diciembre, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas definió a las precandidatas a ser nominadas a un el 2020. ─dueña de la millonaria franquicia ─ se adelantó a postular a su engreída “(2019), la película más taquillera de la historia.

La película que marca el final de la Fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) se postuló a las categorías Mejor película, Mejor director, Mejor guion adaptado, Mejor fotografía, Mejor edición de películas, Mejor diseño de producción, Mejor diseño de vestuario, Mejor maquillaje y peinado, Mejor mezcla de sonido, Mejor edición de sonido, Mejores efectos visuales y Mejor score.

A poco de conocer a los nominados al Oscar 2020, conviene reflexionar acerca de la posibilidad que “Avengers: Endgame” pueda llevarse una estatuilla; sobre todo, cuando su esencia fue duramente criticada.

En agosto del 2017, los hermanos Anthony y Joe Russo anunciaban el inicio del rodaje de “Avengers: Endgame” en los Estudios Pinewood de Atlanta. La película marcaba el final de una etapa de la historia, luego que en “Avengers: Infinity War” (2018) el chasquido de Thanos eliminara a la mitad del planeta, incluido héroes y villanos del MCU.

Con un presupuesto de 356 millones de dólares, la última entrega de “Los Vengadores” se convirtió en el estreno más exitoso del mes y en la película más taquillera de la historia, superando a “Avatar” de James Cameron. La cinta rompió el récord y logró recaudar 2.798 millones de dólares, generando un nuevo hito en la historia del cine. Tanta fue la expectativa de su estreno que incluso el tráiler alcanzó 289 millones de visualizaciones en apenas 24 horas.

“Avengers: Endgame” se estrenó el 26 de abril en Perú. (Foto: AP)
“Avengers: Endgame” se estrenó el 26 de abril en Perú. (Foto: AP)

Sin embargo, a pesar de sus buenas cifras, “Avengers: Endgame” no terminó de convencer a la crítica en aspectos de trama y guion. Mucho se dijo de la lucha ─finalmente exitosa─ que los aliados vengadores lideraron contra el poderoso Thanos, sirviéndose de recursos inverosímiles y forzados para conseguirlo. El recurrir a viajes en el tiempo, a la dimensión del reino cuántico y a visitas al multiversos de Marvel fueron algunos de los medios adoptados que superaron las cualidades todopoderosas de los superhéroes solo para contentar la nostalgia de los fanáticos tras 11 años y 22 películas de saga.

Y como si someterse al servicio de los seguidores ya fuera cuestionable para un proyecto cinematográfico de esta envergadura, los hermanos Russo presentaron una narrativa de poco factor sorpresa comparada con la propuesta en “Avengers: Infinity War”, en la que la participación de sus protagonistas no resulta fascinante y digna de un galardón especial. No obstante, nada de esto realmente importó en la recepción del público. La audiencia fiel e incondicional que acompañó a la franquicia por más de una década celebró de pie el estreno del filme, demostrando una fidelidad que pocas han obtenido.

“Avengers: Endgame” marca el fin de la Fase 3 del MCU. (Foto: EFE)
“Avengers: Endgame” marca el fin de la Fase 3 del MCU. (Foto: EFE)

Así lo reconoció Anthony Russo en entrevista con el portal web Deadline, cuando valoró la legión de fans que goza Marvel. “Es algo raro de encontrar en el cine comercial (...). El público está tan interesado en estos personajes que están dispuestos a seguir con ellos incluso a través de las cosas difíciles. Ha sido un gran placer como narradores llevarlos a través de esas cosas difíciles y tener una experiencia catártica e incluso entretenida a veces”, declaró.

De hecho, fue esta experiencia entretenida uno de los puntos fuertes de la película. El impresionante despliegue visual ofrecido en tres horas de duración hicieron que los largos minutos pasaran desapercibidos. Filmada en formato IMAX ─26% más de imagen─, “Avengers: Endgame” ofreció mayor calidad de imagen y sonido, manteniendo la atención del espectador en los pasajes de mayor movimiento. Aunque la acción no fue priorizada en esta entrega, la naturaleza de los personajes y la interacción entre ellos fue la apuesta de los directores.

Como cineastas y creadores de historias, debido a la forma en la que exploramos los personajes con los que trabajamos, siempre buscamos vulnerabilidades en ellos porque de este modo es que se vuelven interesantes. Gracias a su fuerza y poderes ya son interesantes, pero obtienen mucha profundidad cuando les quitas esa fuerza”, aseguraron los Russo en entrevista con Business Insider a fines de 2018.

Capitán América (Chris Evans) y Iron Man (Robert Downey Jr.) en “Avengers: Endgame”. (Foto: Difusión)
Capitán América (Chris Evans) y Iron Man (Robert Downey Jr.) en “Avengers: Endgame”. (Foto: Difusión)

Considerando las fortalezas y debilidades de “Avengers: Endgame”, es improbable no asumirla como posible candidata a los Oscar 2020. Sin embargo, si echamos un vistazo a la participación de las películas basadas en cómics en las premiaciones pasadas, nos topamos con una realidad medianamente auspiciosa. Mientras Disney ─con su liderazgo indiscutible de las películas animadas─ sigue siendo fuerte competidor en las categorías principales de los Oscar, las cintas inspiradas en superhéroes todavía son relegadas a reconocimientos de producción y postproducción, alcanzando solo nominaciones y, en el mejor de los casos, el premio a Mejores efectos visuales.

Y si de comparaciones hablamos, las producciones basadas en el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) han tenido menos suerte frente a las del Universo Cinematográfico de DC Comics. Con “Spiderman” como su caballito de batalla, Marvel solo logró nominaciones de sonido, fotografía y efectos visuales, quedando pequeño frente a “Batman” de DC, por el que Warner Bros. se llevó la estatuilla a Mejor dirección artística y Mejor actor de reparto como reconocimientos principales. Bajo este contexto, ¿Marvel tendrá suerte esta vez?