Redacción EC

, el director de la reciente ganadora del Oscar, “”, llegó al aeropuerto de Incheon, al oeste de Seúl, donde fue recibido entre una multitud de periodistas y fans, quienes llegaron hasta el recinto para felicitarlo por la gran victoria en los premios de la Academia de este año.

La película “Parasite” de Bong, sobre la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres, se convirtió en la primera película en idioma no inglés en ganar el mayor premio de Hollywood el pasado 10 de febrero, lo que provocó celebraciones en Corea del Sur.

Cuando Bong Joon Ho apareció en el terminal aéreo de Incheon frente a los asistentes, fue muy aclamado. El cineasta no fue indiferente al saludo y brindó unas declaraciones a la prensa.

“Gracias por los aplausos, me gustaría devolvérselos y aplaudirles a ustedes por lidiar tan bien con el coronavirus. Me uniré a dichos esfuerzos lavando mis manos cuidadosamente. Estoy feliz de estar en casa”, declaró.

“Tuve una larga estadía en los Estados Unidos, creo haber terminado con tranquilidad estas actividades”, agregó.

Bong Joon Ho contó ante las cámaras que brindará una conferencia de prensa oficial con los actores y el equipo de producción de la película “Parasite” para el 19 de este mes. Al terminar sus palabras el director saludó una vez más a los fans y se retiró.