(Foto: Marvel/Pixar)
(Foto: Marvel/Pixar)
Redacción EC

Las películas de superhéroes viven una auténtica era dorada en la gran industria cinematográfica, con los éxitos de Marvel a la cabeza; no obstante, "" ha llegado recientemente a recordar que hace 14 años Pixar había sentado un interesante precedente en el género con la precuela de esta cinta.

Samuel L. Jackson es parte de ambos proyectos, por lo que puede decir que los conoce a detalle y, según una entrevista que dio a The , cree que Marvel puede aprender una o dos lecciones de "Los Increíbles". Esto fue lo que dijo:

"Los adolescentes pueden sentarse y ver la historia de Violet y decir 'conozco a esa chica, me sé esa historia'. Los niños y niñas pueden ver a Dash y decir '¡sí, así es como quiero ser!' o pueden tener un examen de matemática que no entienden. Así como también puede haber padres haciendo cosas que no saben que son capeces de hacer y esposas que trabajan y siguen experimentando la ansiedad de no saber qué pasa en casa".

El actor va más allá al señalar que el mérito de "Los Increíbles" y su secuela es que tienen espacio para mostrar la belleza y conflictos de la vida diaria, que pueden ser un recurso narrativo potente y efectivo a la hora de apelar a un público que verá sus vidas reflejadas en la ficción.

"Lo ordinario de ser quien realmente eres es tan interesante como estas súper cosas que puedes hacer. ¿Cómo vives cada día? ¿Qué haces? ¿Quién eres sin tu uniforme o traje", dice el actor.

Jackson menciona casos del mundo de los superhéroes que se enmarcan en esa idea. De Superman dice que es "el único superhéroe que sabemos que "tiene un trabajo", mientras que sobre Bruce Banner apunta que "es un científico" y está seguro de que "alguna entidad del gobierno le paga".

Sobre Iron Man señala que técnicamente puede entrar en esta categoría pues llevar la armadura "es su negocio". En cuanto a los que se alejan del concepto de trabajo ordinario, el artista puso como ejemplo a Thor, pues "definitivamente sabemos que no tiene un empleo".

Teniendo en cuenta que Nick Fury, su personaje en el universo cinematográfico de Marvel, es a quien se le atribuye en buena medida la cohesión de esas películas, el testimonio de Jackson es interesante. Se trata de una apuesta por hacer más humano el cine de superhéroes.

"(Los Increíbles) son una familia real con los problemas de una familia real", asegura Samuel L. Jackson. "Es una historia muy inusual y llegas a darte cuenta de que ser un superhéroe es un pasatiempo. No pone la comida sobre la mesa, no mantiene las luces encendidas, así que tienes que hacer algo más para ser parte de la vida real", sentencia.

TAGS RELACIONADOS