"Spiderman 3" pasará a la historia como una máquina de hacer memes, pero no como una buena película. Fotos: Sony Pictures.
"Spiderman 3" pasará a la historia como una máquina de hacer memes, pero no como una buena película. Fotos: Sony Pictures.
Alfonso Rivadeneyra García

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cuenta regresiva: El Comercio presenta una serie de artículos especiales sobre el próximo estreno de (“Spider-Man: Sin camino a casa”), la película de superhéroes más esperada del 2021, protagonizada por , , , ; etc. Desde el lunes 6 de diciembre hasta el miércoles 15, publicamos críticas de cada película que el arácnido haya protagonizado en el cine. En esta ocasión, toca ver la tercera y última cinta dirigida por Sam Raimi, que presentó dos villanos; así como un exaliado que cambia de bando.

LEE TAMBIÉN: “Spiderman: No Way Home”: ¿Qué tan buena era “Spiderman”, la película que dio origen a todo en 2002?
LEE TAMBIÉN: El camino a “Spiderman: No Way Home”: 17 años después, “Spiderman 2″ aún es la película definitiva del héroe

“Spiderman 3″ es una mala película que lleva, muy al fondo, las intenciones de ser una buena película. Conocida es la injerencia del estudio en la trama, así como el poco cariño de Raimi hacia el villano Venom, elementos que condenaron la cinta. Pero entretelones o no, necesito sacar de mi sistema la bilis que acumulé viéndola por segunda vez.

En “Spiderman 3″ (2007) la vida por fin le sonríe a Peter Parker (Tobey Maguire), mientras que Mary Jane Watson (Kirsten Dunst) parece vivir una experiencia contraria, con un tropiezo en su carrera como actriz. Por su parte, Harry Osborn (James Franco) desarrolla un plan para acabar con su exmejor amigo y un recién llegado del espacio exterior, Venom, también tiene planes para Parker.

Para entretención del culto lector, este artículo incluirá selectos memes de "Spiderman 3". En la imagen, el Harry Osborn de James Franco. Fotos: Sony Pictures.
Para entretención del culto lector, este artículo incluirá selectos memes de "Spiderman 3". En la imagen, el Harry Osborn de James Franco. Fotos: Sony Pictures.

La película que hundió una franquicia

“Spiderman 3″ es un insulto, pero no de cualquier tipo. Las palabras hieren más si te las dice alguien al que estimas, en este caso Sam Raimi, que sabe bien lo inteligente que es el público y es capaz de determinar cuándo ofrece un producto bueno, que entretiene, y cuándo lo que entrega es una pérdida de tiempo. Pero vamos a los detalles.

¿Por qué es mala? Peter comete errores, se le suben los humos ahora que es un héroe amado por la ciudad, pero de pronto esa trama queda en el olvido y se transforma inexplicablemente en otra; donde el héroe descubre quién es el verdadero asesino de su amado tío Ben y se propone capturarlo. A la par, Peter se encuentra con una sustancia negra del espacio llamada Venom, que se fusiona con él y le cambia la personalidad. Tal y como está estructurada la película, Peter no necesita a Venom para sentir rabia, por lo cual este elemento termina siendo una pieza que no encaja.

Topher Grace es Eddie Brock. Foto: Sony Pictures.
Topher Grace es Eddie Brock. Foto: Sony Pictures.

Por varios años pensé que el problema de esta película era que tenía demasiados villanos, como Venom el Hombre de Arena y el Duende Verde de Harry; pero la verdadera dificultad yace en cómo se hilaron sus tramas, cómo hacer que esos tres antagonistas tengan sentido juntos y avancen la historia de Parker.

Más tramas: la del fotógrafo Eddie Brock que se convierte en rival de Peter Parker; la de Harry Osborn que quiere hundir a Peter, pero pierde la memoria y luego la recupera (?); la de Mary Jane Watson topándose con un muro en su carrera como actriz y al mismo tiempo cae en cuenta que no es fácil ser la novia del Hombre Araña. Cada trama no tiene un desarrollo satisfactorio, pero entiendo a dónde quería llegar Raimi con ellas; al conflicto final de la película. El cómo alcanza ese punto es el problema, algo que no encaja con un buen director como él. El fracaso de “Spiderman 3″ se debe tanto a la intervención de Sony Pictures en la cinta (es su derecho, pues pone el dinero para financiarla) combinada con que un desmotivado Raimi siguiera en el proyecto; conflicto que en otros casos, como en el “Ant-Man” de Edgar Wright y el “Doctor Strange 2″ de Scott Derrickson terminaron en la salida del director y su reemplazo por otro.

Peter Parker (Tobey Maguire) con el traje de Venom. Foto: Sony Pictures.
Peter Parker (Tobey Maguire) con el traje de Venom. Foto: Sony Pictures.

Combustible para memes

“Spiderman 3″ es muy imperfecta, pero tiene un valor: es una máquina de hacer memes. Toda la saga de Spiderman tiene humor. La primera está cargada de escenas que se convertirían en meme, la dos tiene humor aunque no tanto, y la tercera en todo momento tiene escenas que se prestan a la parodia. Y no lo digo como halago, sino como una crítica. Es humor involuntario, como ver a Topher Grace rezarle a Cristo para que por favor mate al Hombre Araña. O mientras lleva su traje negro y peinado emo. Al menos Raimi nos regaló una película bufonesca. No hay otra razón para verla salvo reunirte con amigos y, cada vez que aparece un meme, todos toman un shot de alcohol.

Esta película ha sido tan mala que le tomó una década a la franquicia recuperar su brillo, para lo cual necesitó la ayuda del Universo Cinematográfico de Marvel-MCU (antes de eso, ninguna película del arácnido estaba conectada al mundo de Iron Man, Thor y el Capitán América). Y es en el MCU donde está ambientada “No Way Home”, que trae de regreso al Hombre de Arena, el mejor personaje de “Spiderman 3″; aunque el actor Thomas Haden Church no se ha mostrado en las promociones de la cinta hasta el cierre de este artículo. Este es un villano trágico en la tradición del Duende Verde y el Doctor Octopus que pudo haber funcionado mejor en otras circunstancias. La cinta de Holland tiene ahora la oportunidad de oro para hacerle justicia.

Calificación

2.5 estrellas de 5

Extra 1: Sam Raimi explica por qué “Spiderman 3″ es mala (vía Collider)

“Es una película que simplemente no funcionó muy bien. Intenté hacer que funcionara, pero no creía en todos los personajes, lo cual no podía ocultarse de las personas que amaban a Spider-Man. Si el director no ama algo, está mal que ellos (sic) lo hagan cuando a tanta gente le encanta. Creo que (aumentar los riesgos para los personajes después de Spider-Man 2) fue la idea del momento, y creo que eso es lo que nos condenó. Debería haberme quedado con los personajes y las relaciones y llevarlos al siguiente paso y no haber intentar superar el listón”.

Extra 2: la crítica de “Spiderman 3″ de El Comercio en 2007, por Alberto Servat

Más de lo mismo. No importa, dirán sus seguidores. Pero otros, los menos entusiastas, ya nos estamos cansando de un Peter Parker cada vez más ‘nerd’, su asexuada relación con Mary Jane y un conjunto de situaciones repetidas que, por primera vez en lo que va de la serie, ya no resultan emocionantes.

“El Hombre Araña 3″, la nueva entrega de Sam Raimi, es una película que tiene el vigor de sus predecesoras pero que difícilmente presenta alguna novedad. No es que estemos esperando demasiado de una saga arrancada del cómic que ya está delineada desde su primer esbozo. Nada de eso. Lo que sucede es que esperábamos de Raimi algún vuelco o por lo menos la ruptura con alguna de las premisas impuestas en las películas anteriores. Pero no es así. No asume riesgos, lo que es una pena porque es justamente el riesgo lo que distingue a un realizador del resto.

Debido a ello es difícil dejar de pensar en las dos primeras películas a la hora de evaluar esta porque en ellas se encuentran las raíces y los planteamientos de la historia del arácnido héroe.

Por eso me decepciona el trabajo de Raimi en esta ocasión, por su conformismo y poca audacia.

Sí, este fue el fin del Hombre Araña (de Sam Raimi). Foto: Sony Pictures.
Sí, este fue el fin del Hombre Araña (de Sam Raimi). Foto: Sony Pictures.

Pareciera que para preservar el éxito (la taquilla) apunta a copiarse a sí mismo sin necesidad de sorprendernos con algún giro o con un toque de ingenio. Nada de eso. Por ejemplo, la presentación de los villanos siempre es la misma: algún personaje en problemas o un malhechor de poca monta se ve expuesto a un fenómeno sobrenatural y adquiere poderes malévolos. Pasa exactamente con todos: los Goblin, Doc Ock, Sandman y Venom. También se repite el mismo esquema en la relación de Peter y su novia, Mary Jane: novios ideales al comenzar el filme, distanciamiento emocional en el nudo y reconciliación en medio del peligro. Demás está mencionar las moralejas que suelta la tía May de rato en rato. Puntualiza de esa manera el lado humano de la historia y deja una lección moral a los espectadores.

Lo curioso es que esta vez, para contarnos semejante odisea, Raimi se toma 140 minutos. Lo que es un disparate si se considera lo que tiene que decir. Porque ni siquiera la doble personalidad del héroe está trabajada con suficiente detalle: es la parte más floja de la historia.

En cuanto a las actuaciones no hay nada reprochable. El reparto, compuesto por actores de diferente procedencia (Thomas Haden Church, Willem Dafoe, Theresa Russell, Bruce Campbell, Rosemary Harris, entre otros) no puede ser más efectivo. En cuanto a los actores habituales (Tobey Maguire, Kirsten Dunst y James Franco), repiten sus papeles con el mismo tono de los filmes anteriores.

Que no me malinterpreten los acérrimos seguidores de Peter Parker y compañía. “El Hombre Araña 3″ no es una mala película. Es una narración sólida, muy profesional. Sin duda Sam Raimi es un excelente director y no tiene nada que probar al respecto. Tanto así que si el cine fuera matemáticas, Raimi sería el campeón del torneo escolar.

Datos

  • Puedes ver “Spiderman 3″ (2004) en .
  • “Spiderman: No Way Home” llega a los cines de Latinoamérica el 15 de diciembre en preestreno, el 16 en estreno regular.

Mira también

"Spiderman: No Way Home"
"Spiderman: No Way Home". (Fuente: Sony Pictures)

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS