Foto de archivo tomada el 10 de diciembre de 2019. Un visitante se para frente a un busto del fundador del Premio Nobel, Alfred Nobel, antes de la ceremonia de los premios en la Sala de Conciertos de Estocolmo, Suecia. Foto: Jonathan NACKSTRAND / AFP
Foto de archivo tomada el 10 de diciembre de 2019. Un visitante se para frente a un busto del fundador del Premio Nobel, Alfred Nobel, antes de la ceremonia de los premios en la Sala de Conciertos de Estocolmo, Suecia. Foto: Jonathan NACKSTRAND / AFP
Redacción EC

Los ganadores de los de este año no recibirán sus medallas y diplomas en la sala de conciertos de Estocolmo habitual debido a la pandemia de coronavirus. En lugar de eso, los galardones, que serán anunciados entre el 5 y el 12 de octubre en Estocolmo y Oslo, se entregarán en una ceremonia televisada en diciembre en la que los laureados recibirán su trofeo en sus propios países.

El julio pasado, ya había anunciado cancelado el banquete que marca el final de las festividades anuales de diciembre quedaba cancelado. Es la primera vez desde 1956 que se cancela el evento.

MIRA: Premio Nobel de la Paz: Abiy Ahmed, el carismático líder que dio esperanza a Etiopía | PERFIL

“La idea es que las medallas y diplomas sean entregados a los galardonados en forma segura en sus países de residencia, probablemente con el apoyo de las embajadas y universidades de los laureados”, explicó la Fundación Nobel, con sede en la capital sueca.

Para el Nobel de la Paz los organizadores mantienen el objetivo de celebrar una pequeña gala de formato muy reducido el 10 de diciembre en Oslo, había informado poco antes el director del Instituto Nobel noruego, Olav Njølstad.

En esa misma fecha se entregan en Estocolmo los premios de Medicina, Física, Química, Literatura, a los que se añade el premio de Economía, de creación más reciente.


POSIBLES GANADORES

Los premios Nobel de Literatura y de la Paz, que se anunciarán el 8 y 9 de octubre respectivamente, suelen ser los que más interés despiertan entre el público, pues a veces se conceden a personas u organizaciones conocidas. En cambio, los de Medicina, Física, Química y Economía suelen recaer en equipos de investigación con décadas de trabajo a sus espaldas, lejos de los focos, o en verdaderas eminencias en su campo que no suelen ser conocidas del público.

Este año, el nuevo coronavirus dio a la ciencia un papel protagonista. “La pandemia es una gran crisis para la humanidad, pero ilustra lo importante que es la ciencia”, dijo Heikensten en declaraciones que recoge AFP.

No se espera que en esta edición se premie ningún trabajo directamente relacionado con el virus, pues la verificación de una investigación ganadora del Nobel suele llevar años. Sin embargo, la pandemia podría influir a los comités que seleccionan a los laureados.

“De momento, la pandemia nos ha cambiado como seres pensantes”, indicó a la AFP Bjorn Wiman, editor de Cultura en el mayor diario de Suecia, el Dagens Nyheter.

Para la Academia Sueca, que otorga el premio Nobel de Literatura, “está claro que la pandemia afectará de algún modo en las reflexiones de los miembros del comité de (La Academia) Nobel. Ellos también son gente”. “Quizá, algunas cosas nos parecen más importantes ahora que hace seis meses”, apuntó Wiman.

SIN “AVANCES REALES PARA LA PAZ”

Entretanto, expertos en el premio Nobel de la Paz recalcaron la falta de favoritos de este año. “No hay avances reales para la paz o acuerdos de paz”, declaró a la AFP Dan Smith, director del International Peace Research Institute (SIPRI), con sede en Estocolmo.

El historiador especializado en los premios Nobel Asle Sveen dijo que Reporteros Sin Fronteras (RSF) era su favorita para el premio, una opción que también barajó el director del Peace Research Institute of Oslo (PRIO), Henrik Urdal, quien mencionó asimismo al Comité de Protección de Periodistas.

“Durante los conflictos, es extremadamente importante que los periodistas contribuyan proporcionando información sobre lo que está ocurriendo, tanto para responsabilizar a las partes implicadas en el conflicto de sus acciones como para informar al mundo exterior”, explicó Urdal a la AFP. Smith y Sveen también mencionaron a , quien instó a los líderes mundiales a “escuchar a la ciencia” para hacer frente al cambio climático, como una posible ganadora junto con otros activistas.

La activista climática sueca Greta Thunberg participa en una protesta de Fridays For Future frente al Parlamento sueco (Riksdagen) en Estocolmo el 25 de septiembre de 2020. (Foto: JONATHAN NACKSTRAND / AFP)
La activista climática sueca Greta Thunberg participa en una protesta de Fridays For Future frente al Parlamento sueco (Riksdagen) en Estocolmo el 25 de septiembre de 2020. (Foto: JONATHAN NACKSTRAND / AFP)

“Creo que el comité podría salirse de la definición estricta de paz”, comentó Smith. Otros expertos sugirieron que el premio podría recaer en la Organización Mundial de la Salud. El año pasado lo recibió el primer ministro etíope Abiy Ahmed por poner fin a una parálisis de 20 años de posguerra con Eritrea.

RUMORES LITERARIOS

En cambio, para el Nobel de Literatura sí que han sonado multitud de nombres, tras las polémicas suscitadas por las elecciones de la Academia Sueca en los últimos años.

La decisión de darle el premio a la leyenda de la música estadounidense Bob Dylan en 2016 generó un gran debate. También fue fuente de controversia la concesión del galardón, en 2019, al escritor austriaco Peter Handke, conocido por su apoyo proserbio durante la Guerra de los Balcanes.

“Si la Academia sabe lo que le conviene, elegirá a ”, afirmó Bjorn Wiman a la AFP. La escritora de Antigua y Barbuda es conocida por explorar el racismo, el colonialismo y los asuntos de género.

“Kincaid y sus posiciones ante varias cuestiones políticas y morales son absolutamente dignas de escuchar hoy”, indicó. Sin embargo, la Academia también podría “desempolvar a algún candidato viejo” como el húngaro Peter Nadas, el albanés Ismael Kadare o el rumano Mircea Cartarescu, añadió.

Por su parte, Madelaine Levy, crítica literaria del periódico Svenska Dagbladet, dijo que esperaba que el laureado fuera el escritor estadounidense Joan Didion.

La poetisa canadiense Anne Carson también surgió como posible ganadora, junto con los “sospechosos habituales” Ngugi wa Thiong, de Kenia; el novelista francés Michel Houellebecq, los estadounidenses Joyce Carol Oates y Marilynn Robinson, el israelí David Grossman y la canadiense Margaret Atwood.

También se incluyó en las quinielas a la escritora británica Hilary Mantel, cuyo nombre no suele barajarse para el Nobel.

DATO

Los ganadores de los premios Nobel de este año recibirán 1 millón de coronas (110.000 dólares) adicionales, dijo el jueves Lars Heikensten, que supervisa los galardones. “La decisión se tomó debido al hecho de que nuestros costos y capital están en una relación estable de una manera completamente diferente a la anterior”, explicó el director de la Fundación Nobel al diario Dagens Industri, declaraciones que replica Reuters en su edición del 24 de setiembre.

Los premios a los logros en ciencia, literatura y paz fueron creados y fundados por voluntad del inventor de la dinamita y empresario sueco Alfred Nobel y se han entregado desde 1901.

El Nobel consta de una medalla de oro, un diploma y una dotación de un monto de 9 millones de coronas suecas (unos 865.000 euros, o sea aproximadamente 1.012.000 dólares).

PUEDE INTERESARTE




TAGS RELACIONADOS