De Reparaz es la ministra número 16 en los diez años del Ministerio de Cultura (Mincul). (Foto: El Comercio)
De Reparaz es la ministra número 16 en los diez años del Ministerio de Cultura (Mincul). (Foto: El Comercio)
Enrique Planas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Es la ministra número 16 en los diez años del (Mincul). María del Carmen de Reparaz, especialista en gestión pública y planeamiento, juró el cargo a la una de la tarde de ayer, en medio de la actual incertidumbre por la crisis política.

LEE TAMBIÉN: María del Carmen de Reparaz es la nueva titular del Ministerio de Cultura

Su experiencia en el sector público se desarrolló en dos períodos: trabajó en Prom-Perú a lo largo de 11 años y llegó a ser directora de Promoción de Turismo; y entre el 2014 y el 2016, en el gobierno de Ollanta Humala, fue viceministra en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. ¿Son títulos suficientes para asumir el complejo despacho del Mincul ya de por sí inestable, formando parte de un gobierno de dudosa legitimidad? Como señalan los especialistas y creadores consultados por El Comercio, nada será fácil para la nueva responsable del portafolio.

Para Karin Elmore, coreógrafa y directora de Asuntos Culturales de la Alianza Francesa de Lima, en medio de esta crisis política, De Reparaz acepta un cargo para el que no tendrá tiempo de plasmar una política cultural. “Conociendo su recorrido profesional, confío en que tenga la entereza de dejar trabajar a los técnicos que están haciendo una excelente labor en medio de tanto caos”, señala.

Luego del escándalo de Richard Swing, la imagen del MinCul quedó muy golpeada. Anterior gestion de Alejandro Neyra buscó fortalecer su institucionalidad. (Foto: Manuel Melgar / GEC)
Luego del escándalo de Richard Swing, la imagen del MinCul quedó muy golpeada. Anterior gestion de Alejandro Neyra buscó fortalecer su institucionalidad. (Foto: Manuel Melgar / GEC)

Compleja situación

En efecto, tiempo es uno de los problemas evidentes para una gestión que no tendrá más de cinco meses si el statu quo político se mantiene. Otro reto, más complejo aún, tiene que ver con la representatividad frente al gremio. Así lo dice el reconocido escritor y exdirector de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco Luis Nieto Degregori. “La nueva ministra, al igual que el resto del Gabinete, carecerá de legitimidad. Eso dificultará enormemente su tarea en un sector como el de Cultura, tan activo en las redes sociales y en el debate público”, explica.

Si bien el curador de arte Gustavo Buntinx señala que desconoce la trayectoria de María del Carmen de Reparaz, piensa que el futuro del ministerio es el del país entero. “La incertidumbre es total y radical. Nuestra tarea urgente es repensar el país, refundar el Estado”, afirma.

LEE TAMBIÉN: Incertidumbre y frustración en el Ministerio de Cultura luego que sus funcionarios pusieran hoy sus cargos a disposición

Cultura no es turismo

Asimismo, para el escritor Nieto Degregori, abona a la actual incertidumbre que la experiencia de De Reparaz radique en la gestión del turismo y no en temas de industrias culturales, patrimonio o interculturalidad. “Los planteamientos de que Cultura se subordine a Turismo podrían verse fortalecidos”, advierte.

Preocupación parecida manifiesta el antropólogo Juan Ossio, el primero de los ministros que lideraron esta institución en el 2010. “La verdad es que no conozco [a la nueva ministra], pero me daría mucha pena que su campo solo sea el del patrimonio cultural y se olvide que este ministerio es también de interculturalidad”, señala.

El dramaturgo Alfonso Santisteban, más allá de definir como ilegítimo al actual gobierno de Merino, afirma que designar una persona que proviene del sector Turismo como ministra de Cultura es una pésima señal. “Existe el peligro de que el Mincul sea desarmado y fusionado con Turismo o Educación como ministerio. Eso sería fatal”, opina.

En ese sentido, para el periodista y escritor Hugo Coya, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú hasta diciembre del 2019, resulta extraño que una mujer con una larga trayectoria profesional ajena al quehacer cultural sea convocada para ese puesto y que ella haya aceptado. “Sorprende realmente, aunque, con todo lo que viene sucediendo en el país, ya nada debería asombrarnos”, lamenta.

Para el pintor Christian Bendayán, poco es lo que se puede esperar de la nueva gestión. “Desde hace un par de años no me hago expectativas con el Ministerio de Cultura”, confiesa. “Después de Alejandro Neyra, no creo que ahora haya mucha diferencia con la designación de otro burócrata más que asume el cargo de un gobierno corrupto. Lo único que queda es seguir alerta, para que lo poco que se ha avanzado desde la sociedad civil no se pierda o trunque por manos del Estado”, señala.

La mirada optimista

Armando Andrade, presidente del Comité de Subasta del MALI y coleccionista de arte, prefiere ofrecer una rama de olivo a la nueva ministra. “Hay mucho que hacer en el Mincul y me da mucho gusto que sea una persona que tiene interés en la cultura. María del Carmen de Reparaz es una persona inteligente y muy inquieta, cercana al área del turismo cultural, donde la conocí. Siempre ha sido una persona capaz”, señala el reconocido coleccionista de arte, quien recuerda además su vínculo filial con Gonzalo de Reparaz, reconocido geógrafo y fotógrafo portugués que entregó gran parte de su vida al desarrollo del país. “Hizo del Perú un gran álbum con el imaginario de todo el país”, afirma.

Estudioso portugués Gonzalo de Reparaz, estudiando los muros de la ciudadela de Chan Chan.
Estudioso portugués Gonzalo de Reparaz, estudiando los muros de la ciudadela de Chan Chan.

Rochi del Castillo, directora general de la Feria Art Lima, también reconoce las buenas referencias profesionales de la ministra. “Tiene conocimientos y experiencia en el funcionamiento del aparato estatal. Ella ejecutó el proyecto Kuélap realizando un trabajo transversal por el desarrollo de la cultura, que es lo que se necesita activar en un país como el nuestro”, sostiene. Asimismo, destaca su trabajo como miembro del Consejo Consultivo del Museo de Osma.

El MINCUL, luego del escándalo de Richard Swing, quedó muy golpeado en su imagen. Es urgente y necesario la reactivación de las industrias culturales y las plataformas de trabajo para los creadores. A la crisis sanitaria nacional hoy se suma la crisis política. Definitivamente, la institución afrontará una situación muy complicada sin tener herramientas internas de contención. La nueva gestión debe darle prioridad al fortalecimiento del sector (artistas, galerías, agremiaciones, colecciones, museos, etc)", dice.

"Finalmente, pienso que el Proyecto Especial Bicentenario, que regresó al MINCUL, tiene que ser replanteado y sus actividades celebrativas de forma descentralizada, dada la coyuntura, deben de considerar obligatoriamente el uso social del patrimonio arquitectónico arqueológico como un valor de identidad. Obviamente, sin cometer barbaridades como la que hicieron hace poco en Machu Picchu”, añade Del Castillo.

Vea el video

Anuncian ampliación de ingreso gratuito a Machu Picchu hasta fin de año
El titular del Ministerio de Cultura, Alejandro Neyra, anunció que se ampliará el ingreso gratuito para visitantes a Machu Picchu

Te puede interesar