Meche Correa, la diseñadora que tiene el Perú como tendencia, trata de recuperarse del impacto de la pandemia en la industria de la moda. (Foto Hiran Correa)
Meche Correa, la diseñadora que tiene el Perú como tendencia, trata de recuperarse del impacto de la pandemia en la industria de la moda. (Foto Hiran Correa)
Karina Villalba

Redactora de Luces y TV+

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“El que en la moda solo ve es un necio”, solía decir Balzac en alusión a los intelectuales de su época que la veían como un tema banal. Según Meche Correa, diseñadora y embajadora de Marca Perú, este pensamiento lamentablemente permanece en nuestro país y afirma que, en algunos casos, por este prejuicio han dejado de brindarles apoyo, por temor a que la gente “lo vea mal”.

Lee también: Boutique Moda Perú presenta desfile virtual para la temporada de verano 2020 -2021

A pesar de que muchos consideren este un tema superficial, para la conocida diseñadora no lo es. Hace un par de años, la industria de la moda empleó a 300 millones de personas en todo el mundo. En el Perú, antes de la pandemia, la industria de la moda representaba el 27% de la economía nacional. En esta entrevista Correa habla sobre los pasos que la Alianza de Diseñadores de Moda del Perú (ADMP) –institución que ella fundó y que comanda junto con los diseñadores José Clemente y Sumy Kujon– está dando para derribar ese mito y para superar el impacto de la crisis en el sector.

En tiempos de pandemia, parece poco apropiado hablar de moda, concepto que siempre se ha relacionado con lo superficial.

El término está algo maltratado, se ha estigmatizado y no nos damos cuenta de que cuando hablamos de moda, hablamos de la industria, la que da trabajo a miles de personas: a los criadores de alpacas y a quienes cultivan el algodón, a los artesanos de todo el país, tenemos comunidades enteras que se dedican al tejido en telar de cintura, en telar de pedal, a los bordados. También a la industria textil, la que fabrica el hilado, las telas, los cierres, los broches, los elásticos, etcétera. Los fotógrafos, los diseñadores gráficos, los modelos... Cuando hablamos de moda, hablamos de una industria que abarca una cadena muy grande y que da origen a cientos de miles de trabajo.

Pensar que la moda es superficial es un prejuicio. Muchas veces las empresas dejan de brindarnos ayuda porque se va a ver mal, porque la gente lo entiende mal. Necesitamos educar y explicar que estamos equivocados. La moda es mucho más de lo que la gente piensa. No es solo ropa y desfiles, la moda es una industria gigantesca.

¿Cómo surgió la necesidad de crear una alianza de diseñadores?

Fue exactamente eso, una necesidad. Durante las últimas décadas hemos venido trabajando de manera aislada, individual, cada uno por su lado y realmente, avanzábamos muy poco. Mientras, veíamos que Colombia, Chile, Argentina, México y otros países de la región sí lo hacían y a pasos agigantados. Así que hace casi cuatro años convocamos a todos los diseñadores que ya tenían un recorrido y continuidad para formar esta Alianza de Diseñadores de Moda del Perú, porque entendimos que era necesario estar unidos y como colectivo establecer un norte, definir objetivos para que la moda de nuestro país avance, para que se nos conozca en el extranjero como lo que somos, un país trascendente, con un pasado cultural milenario, con una herencia y tradición de artesanos y con materia prima de primer nivel. Tenemos todo.

Y es importante destacar que no solo nos hemos unido los diseñadores, estamos incluyendo a la cadena completa, incluso a los jóvenes talentos del diseño que recién empiezan en este mundo. También estamos haciendo alianzas, por ejemplo, con la AIA, Asociación Internacional de la Alpaca, con PromPerú y con diferentes entidades relacionadas al desarrollo textil. Es necesario que entendamos que si toda la cadena se une, se fortalece y habrá mayor posibilidad de que avancemos de la manera correcta.

Diseños de Meche Correa presentados en la Boutique Moda Perú 2020. (Foto: Javier Falcón)
Diseños de Meche Correa presentados en la Boutique Moda Perú 2020. (Foto: Javier Falcón)

Como alianza, ¿qué pasos están dando para enfrentar esta situación?

Nosotros no hemos dejado de trabajar un solo día. Alejados, pero unidos a través de la tecnología que nos ha permitido avanzar. Por citar un ejemplo, nuestros desfiles –que a partir de la pandemia son virtuales–, los hemos organizado a la distancia durante el confinamiento. Cuando levantaron la primera cuarentena, ya estábamos listos y a las dos semanas, hicimos nuestro primer desfile virtual. No nos hemos detenido. Es cierto que la salud es lo primordial y es lo primero que tenemos que cuidar y proteger; pero también lo es el trabajo, porque a través de él podemos conseguir los medios. Nosotros tenemos muchos planes y mucha ilusión por realizar cosas en un futuro cercano.

Lo más inmediato es el segundo desfile virtual –cuarto de la ADMP–, con la colección invierno 2021 que se difundirá en mayo en una locación sorpresa. También estamos trabajando un programa piloto para la televisión y esperando la convocatoria de una tienda por departamento que cada año nos apoya con un corner en un centro comercial conocido, para lo cual hacemos colecciones cápsula. Este apoyo es importante porque nos acerca al usuario y nos ayuda a vincularnos con él.

Como en todos los rubros, el nuevo escenario pandémico exige renovación. Además de los desfiles virtuales y del uso de plataformas para migrar al e-commerce, ¿qué nuevos formatos piensan estrenar?

Efectivamente, la pandemia nos empujó rápidamente al futuro, a hacer desfiles virtuales y a las ventas en e-commerce. Estamos en eso. Ha sido sorprendente y estamos muy contentos con los resultados. Para continuar con el ejemplo de los desfiles, cuando eran presenciales, convocábamos a una cantidad limitada de personas que venían a ver nuestras colecciones. Con la virtualidad llegamos a cientos de ellas. Tener la posibilidad de mostrar nuestro trabajo a más personas, ya es una ventaja inigualable. Es bueno para nosotros, para la industria, para que nos conozcan y para invitar a más gente a nuestras tiendas virtuales y concretar ventas. La nueva forma de comercializar es muy positiva. Hoy, para poder vender tu producto no necesitas tener una tienda física que te cueste cientos de miles, hoy de manera virtual es mucho más económico tenerla y con ella puedes llegar a todo tipo de público. Yo creo que este duro momento nos ha dejado esta lección importante, ahorrar, hacer algo más y mejor con menos.

Esto también nos obliga a presentar propuestas potentes, que tengan historia, para poder plantear mejores objetivos comerciales, con estrategias bien pensadas. Es un trabajo grande el que hacemos aquí. Así que, al menos por ahora, no hemos pensado en otros formatos. Por supuesto, nos falta pulir muchos detalles, pero así se inicia. Y esto es lo que será de aquí en adelante. Yo creo que este nuevo escenario nos está ayudando muchísimo a seguir adelante con nuestros planes originales.

La ADMP reúne el trabajo de alrededor de 20 diseñadores peruanos. (Foto: Javier Falcón)
La ADMP reúne el trabajo de alrededor de 20 diseñadores peruanos. (Foto: Javier Falcón)

Y también nos permite algo que es muy importante: tratar de incentivar a los peruanos a consumir lo nuestro, que seamos más fieles a nosotros mismos, que prefiramos adquirir un producto hecho en el Perú antes que uno que viene de afuera. Eso nos va a fortalecer. A través de los desfiles virtuales y de estos medios que nos permiten mostrar lo que hacemos, llegamos a un público mayor y eso es lo que queremos. Queremos que el Perú y nuestro pueblo entienda que entre todos tenemos que ayudarnos para poder empoderarnos y que cuando compran un producto hecho en el Perú, no solamente están comprando a un diseñador, están comprando y están pagando el trabajo de un peruano. Porque detrás de cada producto terminado hay muchos pasos detrás que significan trabajo de otro peruano.

¿Está de acuerdo con la idea que sugiere que son las grandes crisis las que determinan nuestra forma de vestir y no los diseñadores?

Las grandes crisis siempre son generadoras de grandes cambios. Hoy estamos más tiempo en casa, las oficinas se han traslado a un espacio reducido dentro de una casa. Digamos que eso hace que uno desee tener un vestuario o un traje y calzado mucho más cómodo. Esta pregunta me permite explicar que la moda siempre está pendiente de todo lo que ocurre en nuestro entorno, porque eso genera las famosas tendencias que se visualizan con mucha anticipación. Creo, sin temor a equivocarme, que las tendencias deben haber tenido un cambio por la pandemia que ha generado un nuevo estilo de vida y otro tipo de vestimenta. Así que de alguna manera, estoy de acuerdo con esta idea, porque son necesidades que surgen en el camino. Pero con respecto a Meche Correa, sí tengo que decir que mi mundo siempre se ha regido en base a lo que sucede o sucedió en el Perú. Yo siempre digo que el Perú es mi tendencia.

Como diseñadores de alta moda y considerando la situación actual, ¿tienen planeado hacer prendas más asequibles?

Esta crisis nos ha hecho frenar un momento para tomar otro camino, porque nosotros no debemos parar, somos creativos y si nos damos cuenta de que hoy existe un nuevo estilo de vida, pues tenemos que adecuarnos a eso y mostrar propuestas para ayudar a vivir de una manera más armoniosa y más cómoda. Probablemente dentro de casa, uno no quieres estar vestido formalmente, lo se que necesita es algo más sencillo, que no quiere decir que no esté de moda. Puede ser algo cómodo, pero bonito. En la actualidad, todos ya estamos haciendo prendas más asequibles. Y eso es lo bonito de trabajar juntos, como un colectivo solidario. Cuando estamos aliados nos damos cuenta de qué necesitamos, qué debemos hacer, qué rumbo debemos tomar y nos ayudamos con ideas. Bajo la bandera de la unión y de la solidaridad hemos encontrado el camino que debe tomar la moda para salir adelante.

Te puede interesar: