El guardián de la vieja escuela
El guardián de la vieja escuela
Orlando Bardales

 
tiene 37 años, pero habla como un veterano de 60. Con voz pausada y meditando cada frase, el guitarrista se muestra feliz de cumplir un nuevo sueño: reunir en el escenario a las viejas glorias de la música criolla, a quienes llama cariñosamente con una denominación futbolística: los sub 70 y los sub 80.

El concierto “De vuelta al barrio” será este 28 de enero en el auditorio de la Universidad UTP y llega con la resaca del aniversario de Lima, cuya chispa no ha terminado de apagarse. Por eso le preguntamos al músico cómo ve la música criolla en esta Lima de inicios del siglo XXI.

“Veo con agrado que hay muchos jóvenes que se están interesando por la música criolla limeña. Que cantan, tocan y componen. Yo no he vivido la época de oro del criollismo, pero noto que muchos jóvenes están investigando sobre su historia”.
Renzo Gil lleva 22 años dedicados a la investigación y difusión del género. Ha tocado y grabado con destacados músicos nacionales como Rafael Matallana, Eva Ayllón, Jesús Vásquez, Arturo ‘Zambo’ Cavero, entre otros.

“Pero mi inquietud siempre ha sido ir más al fondo –confiesa el guitarrista–, aprender ese gran repertorio escondido, esa música que no se difunde así nomás”.
De ahí la idea de reunir en un solo concierto a un grupo de artistas que, al margen de la resonancia de los medios de comunicación, han dedicado su vida entera a difundir el legado de Pinglo y compañía.

Cada uno proviene de un barrio distinto. Por La Victoria, estará Jorge Armas. De los Barrios Altos, Alberto ‘Chiquito’ Rodríguez y Humberto Ibazetta. Desde el Rímac, Eduardo ‘Yayo’ Rodríguez y Jorge Figueroa, ‘El Cantor de Lima’. El sabor chalaco correrán por cuenta de Alfredo Godoy, ‘La Momia’, y del propio Gil.
“Ellos sí alcanzaron la época de oro, ellos se han nutrido de los grandes de antaño. Eso es lo que falta, que los jóvenes beban directamente de la fuente del criollismo”, recalca el músico.

Gil también se refirió al lamentable estado del Conservatorio Nacional de Música. “El conservatorio debería ser como una catedral para la música peruana. Pero, como ves, ni siquiera tiene un local propio”, dijo.

El artista manifestó que aún existe un divorcio entre el músico popular y el músico académico. En esa línea, envió una petición especial al ministro de Cultura, Salvador del Solar: “Que el proyecto de levantar nuestra música criolla no quede en el olvido”.

SOBRAN LOS MOTIVOS
El concierto, además, conmemorará los diez años de la primera reunión de esta cofradía de músicos. En aquel entonces, grabaron el disco “Ofrenda popular. Un siglo de música criolla de Lima y Callao”.

Después, en el 2010, grabaron una segunda producción, “Ofrenda maestra”, que se presentó de manera oficial en el Teatro Segura. “Esa noche, durante el intermedio, don Óscar Avilés bajó de su palco para felicitarnos”, recuerda Gil. 
Ahora la idea es producir un tercer disco, que saldría a la luz justo en el mes de la patria.

“Yo no me muevo por lo comercial. Si veo que la canción es buena, se graba. No importa si es conocida o no. Y ahora con la tecnología, se sube a Internet y está disponible para todo el mundo”, señala el intérprete.

MÁS INFORMACIÓN

Lugar: Auditorio de la UTP. Dirección: Petit Thouars 116, Lima. Fecha: sábado 28 de enero, 7 p.m. Entradas: S/40 en boletería.