Foto de Tupac Shakur tomada el 4 de septiembre de 1996, tres días antes de tiroteo que fatalmente llevaría a la muerte del artista musical el 13 del mismo mes. (Foto: AP Photo/Todd Plitt, File)
Foto de Tupac Shakur tomada el 4 de septiembre de 1996, tres días antes de tiroteo que fatalmente llevaría a la muerte del artista musical el 13 del mismo mes. (Foto: AP Photo/Todd Plitt, File)
Juan Luis  Del Campo

Redactor

juan.delcampo@comercio.com.pe

Hay momentos que cambian la historia. Uno de ellos fue el 13 de septiembre de 1996, fecha en la que falleció el músico , tras pasar seis días peleando entre la vida y la muerte después de un tiroteo en el que la policía nunca capturó al culpable. A 24 años de la muerte del influyente rapero, revisamos lo que se sabe de su asesinato y también las teorías conspirativas que se generaron a su alrededor.

REVOLUCIONARIO MUSICAL

Aunque conocido internacionalmente como Tupac Shakur, el músico nació bajo el nombre de Lesane Parish Crooks un 16 de junio de 1971. Sus padres fueron Billy Garland y Afeni Shakur (antes Alice Faye Williams), dos prominentes miembros del controversial Partido Pantera Negra.

Cuando su madre estaba embarazada de Tupac fue acusada de participar, junto a otros 20 miembros de las Panteras Negras, de conspiración para realizar ataques a dos precintos policiales neoyorquinos. Y aunque finalmente fue absuelta de todos los cargos, con ella célebremente encargándose de su propia defensa, pasaría meses encarcelada durante el proceso. El cambio de nombre se debía a dos factores: Tupac Amaru en honor al caudillo peruano y el apellido Shakur por su nueva, aunque breve, pareja Mutulu Shakur, un activista y miembro del Ejército Negro de Liberación.

“Quería que tuviera el nombre de figuras indígenas revolucionarias del mundo”, afirmó años después Afeni Shakur . “Quería que supiera que era parte de la cultura mundial y no solo de un barrio”.

La familia de Tupac, a la que pronto se le unió una hermana Sekyiwa, estuvo llena de privaciones, pero esto no impidió a que el joven artista devorara con impaciencia toda actividad cultural y se involucrara inicialmente en el teatro a los 12 años. Después llegó la mudanza a Baltimore, Maryland.

“Nos mudamos de Nueva York por las decisiones de mi madre”, recordó un joven Tupac , cuando todavía estaba en la secundaria. “No podía mantener un trabajo... porque se daban cuenta quién era.”

Baltimore no fue la tierra prometida e incluso ahí encontraron violencia. “Me molesta hablar de eso. Baltimore tiene el mayor porcentaje de embarazo adolescente, el más alto porcentaje de sida entre la comunidad negra, el mayor porcentaje de adolescentes matando adolescentes, el mayor porcentaje de suicidio y el mayor porcentaje de negros matando a negros”.

Pero en aquella ciudad Tupac también encontró un consuelo al ser admitido en la prestigiosa Escuela Para las Artes de Baltimore, donde nutrió no solo sus intereses musicales, sino también el teatro, la poesía y la danza. “Esa escuela, fue lo más libre que me sentí nunca”, dijo Tupac . Fue ahí también donde empezó a experimentar con el rap.

Pero fue cuando su familia se mudó a la bahía de San Francisco que se empezó a involucrar con la vida de las pandillas, vendiendo drogas para sobrevivir mientras se alejaba de su hogar con Afeni, quien había caído en la adicción del crack. Parte de esta lucha quedó retratada en la canción “Dear Mama” (“Querida mamá”) con letras como “And even as a crack fiend, mama / You always was a black queen, mama / I finally understand /For a woman it ain’t easy trying to raise a man” (E incluso como una adicta al crack, mamá/ Siempre fuiste una reina negra, mamá / Y finalmente entiendo / Que para una mujer no es fácil el criar a un hombre).

Cuando publicó “2Pacalypse” en 1991, su primer disco como solista, ya era considerado una de las figuras centrales del rap en la costa oeste. A diferencia de muchos de sus contemporáneos, quienes ensalzaban el estilo de vida gánster, 2Pac en cambio cantaba sobre causas sociales y las inequidades que sufrían las comunidades dentro de las metrópolis, con canciones como “I Don’t Give a Fuck” y “Trapped” lidiando con temas como la brutalidad policial y el racismo, mientras que canciones como “Brenda’s Got a Baby” hablaban del embarazo juvenil y las desventajas sociales que impedían poder criarlo.

Su figura se incrementó con su aparición en la película “Juice” en 1992, una película sobre la vida de cuatro jóvenes en Harlem y su búsqueda por la fama y dinero. Su actuación en la cinta le ganaría el respeto de los críticos y lo convertirían aún más en una estrella.

En los próximos años aumentaría su fama publicando discos como Strictly 4 “My N.I.G.G.A.Z...” (1993), “Me Against the World” (1995) y “All Eyez on Me” (1996). También sacó un disco titulado “The Don Killuminati: The 7 Day Theory” (1996) bajo su seudónimo de Makaveli. A la par protagonizó otras películas como “Poetic Justice” (1993), junto a Janet Jackson, y “Above the Rim” (1994). Todo este trabajo lo convirtió en una de las figuras más prominentes de la creciente fascinación de los estadounidenses -y el resto del mundo- por el hip hop.

Pero a medida que su fama crecía, 2Pac también empezó a involucrarse más en la vida de pandillero de la que él y sus colegas raperos tanto hablaban. Una serie de problemas con la ley culminaron en diciembre de 1994 con el músico condenado a hasta cuatro años y medio de prisión acusado de abuso sexual. Shakur pasó ocho meses en prisión antes de ser liberado bajo una fianza de US$1,3 millones, pagados por el poderoso productor disquero Suge Knight de Death Row Records. A cambio de este ‘rescate’, el rapero lanzó el disco “All Eyez on Me” con esa disquera.

Pero la cercanía con el productor lo llevó a involucrarse en otro conflicto, y es que Suge Knight estaba íntimamente ligado con la pandilla los Bloods, relación que lo ponía, y en consecuencia a Shakur, en la mira de sus rivales históricos los Crisp. Tupac también fue una figura central en la rivalidad entre los raperos de la costa oeste -representados por él y Death Row Records- y sus pares en la costa este -cuyo principal representante era Christopher George Latore Wallace, más conocido como Notorious B.I.G.

Tupac Shakur y Notorious B.I.G. eran las dos figuras centrales en la rivalidad entre los raperos de la costa oest y la este. (Foto: AP Photo)
Tupac Shakur y Notorious B.I.G. eran las dos figuras centrales en la rivalidad entre los raperos de la costa oest y la este. (Foto: AP Photo)

EL ASESINATO

El tiroteo ocurrió el 7 de septiembre de 1996 en Las Vegas, Nevada. Menos de una hora antes el rapero y el productor Suge Knight, así como miembros de su séquito, habían acudido al MGM Hotel para ver una pelea de Mike Tyson.

Terminada la pelea, el grupo se dirigió en una caravana motorizada al Club 662, un local nocturno propiedad del propio Suge. En la última fotografía en la que se lo ve vivo, se puede ver a Tupac en el asiento de pasajero de un BMW negro manejado por el productor disquero.

A las 11:15 p.m., en la intersección de Flamingo Road con Koval Lane, un carro Cadillac blanco se paró junto al vehículo en el que viajaba Tupac. De la ventana salió una mano que apuntaba una pistola Glock 22, la cual disparó una ráfaga de balas contra el rapero. Tupac fue herido por cuatro: dos en el pecho, incluyendo una que le atravesó el pulmón derecho, una en el brazo y otra en la pierna.

Suge Knight, quien también resultó herido durante la balacera, logró manejar hasta un hospital cercano donde intentaron salvar la vida del rapero. “Me estoy muriendo”, dijo 2Pac mientras era llevado a la sala de emergencia. Seis días después, su predicción se hizo realidad. El cantante solo tenía 25 años.

EL CULPABLE

Oficialmente nadie ha sido condenado por la muerte de Tupac Shakur y la policía de Las Vegas mantiene, al menos hasta el 2018, .

La teoría más plausible sobre la identidad del asesino de Tupac fue expuesta en una serie de artículos escritos por el periodista de Los Angeles Times Chuck Philips titulados “”. En su artículo Philip señala que el rapero fue asesinado por miembros de los Crips por dos razones: la primera vengar la golpiza de uno de sus miembros, Orlando Anderson, en el lobby del MGM Hotel el mismo día del tiroteo. La segunda, una jugosa recompensa de US$1 millón supuestamente ofrecida por el rapero Notorious B.I.G. a cambio de las vidas de Tupac y Suge Knight. El músico siempre negó estas acusaciones hasta su muerte en marzo de 1997, en un tiroteo similar al que acabó con la vida de Tupac.

Según Philip, fue el propio Orlando Anderson la persona que acabó con la vida de Tupac. A pesar de que el sujeto nunca pudo ser acusado formalmente - fue sospechoso en la investigación por un tiempo pero finalmente falleció en un tiroteo en 1998 - su culpabilidad queda casi asegurada por el testimonio de su tío Duane Davis, el cual aparece en el libro “” (2011) por el exdetective de Los Ángeles Greg Kading, quien se encargó de investigar tanto el caso de Tupac como el de Notorious B.I.G.

En una serie de testimonios grabados, Davis señala que fue contratado por el productor musical Sean Combs, más conocido por Puff Daddy, para acabar con la vida de los ocupantes del auto, cargo por el cual nunca ha sido formalmente acusado. Además señala que si bien Anderson fue el autor material del asesinato, en un inicio era el propio Davis quien debió haber jalado el gatillo, pero por un error del conductor del auto pararon en el lado incorrecto del vehículo, obligando a Anderson a ser el sicario.

TUPAC ESTA VIVO...EN CUBA

Fue una noticia que recorrió el mundo. ¡Tupac nuevamente cantando sobre el escenario! Pero este milagro, que ocurrió en el Festival Coachella 2012, revivió al rapero no como una figura de carne y hueso, sino de luz y sombras. Apropiadamente el holograma de Tupac cantó el tema “Outro” de su cuarto disco póstumo “Better Dayz”, donde recita letras como “espérame, como esperarías a Jesús regresar/Espérame... estoy llegando”. Sin duda el mejor ejemplo del persistente legado del artista.

Y es que a pesar de que Tupac ha estado muerto casi igual tiempo que el que estuvo en esta tierra, su influencia se sigue sintiendo hasta la actualidad. A la fecha ha lanzado cinco discos póstumos, todos igualmente exitosos como los que tuvo en vida. También lanzó tres películas póstumas - “Bullet” en 1996, “Gridlock’d” y “Gang Related” en 1997- y fue sujeto de innumerables documentales y películas sobre su vida. Pero con esta duradera fama también ha producido teorías conspirativas igualmente resistentes.

Una de las teorías más interesantes dicen que Tupac fingió su muerte para despistar a sus enemigos y que regresaría años después para consumar su venganza. Los seguidores de esta teoría señalan supuestas claves en la discografía del artista como su disco póstumo “The Don Killuminati: The 7 Day Theory” sacado por el rapero bajo el seudónimo de Makaveli en referencia a Niccolo Machiavelli, autor de “El príncipe”.

Adeptos a la teoría afirman que - aunque no hay ninguna cita que señala que Machiavelli proponía fingir la muerte de uno como una táctica válida- y señalan, entre otras cosas, que el nombre Makaveli es un anagrama de “AM ALIVE K” (“Estoy vivo, K”). El K en cuestión sería el rapero Kasinova The Don, cuyo registro vocal es algo similar al de Shakur y quien lanzó en 2012 la canción “Mystery” que hace referencia al caso.

Otras teorías hacen referencia más bien al destino de Tupac. Por ejemplo, en 2018 el exguardaespaldas del rapero Michael Nice . Ese mismo año el hijo de Suge Knight que el músico estaba vivo y todavía trabajando en música en Malasia, antes de retractarse ante las críticas que recibió.

El propio Suge Knight también ha puesto más leña al fuego, al afirmar en 2017 que habló con Tupac sobre el tema de fingir su muerte poco antes de su asesinato. “Cuando salí del hospital yo y Pac estábamos riendo y bromeando”, “Who Shot Biggie and Tupac?”. “No veo cómo alguien puede pasar de estar bien a estar mal.”

Mientras tanto, el todavía inédito documental “2Pac: The Great Escape From UMC” afirma que el y se fue a refugiar entre la tribu navajo de Nuevo México.

Con tantas teorías sobre el rapero todavía en la esfera pública, cabe preguntarse la razón detrás de su persistencia. Es por supuesto un fenómeno que se ve con la inesperada muerte de una gran figura, al igual que pasó con el presidente John F. Kennedy y Elvis Presley. Ante la poco creíble noticia que una de las figuras más icónicas de los 90 pueda ser asesinado por un don nadie, para algunos es más acogedor el pensar que se trató del acto de una organización poderosa en vez de aceptar que vivimos en un mundo caótico donde puede ocurrir un tiroteo de la noche a la mañana.

Otro de las motivos por las que las teorías conspirativas en torno a Shakur perduran tanto es la propia obsesión del artista por su mortalidad, con temas como “On Life Goes On” donde canta sobre su propio funeral. Mientras tanto el videoclip de la canción “I Ain’t Mad at Cha”, estrenado dos semanas después de su muerte, lo muestra en circunstancias similares a las de su asesinato: falleciendo en un tiroteo saliendo de un hotel.

Una última razón por la que las teorías se mantienen tienen que ver con el interés que Tupac mantiene después de su muerte, vendiendo discos y titulares décadas después de su asesinato. Es en este estado entre la vida y la muerte que se celebra el 24 aniversario del día en que el rapero dejó esta Tierra, quien en una ocasión dijo “las personas mueren, pero las leyendas viven para siempre”. Descripción más apta de su persona, no la encontramos.

VIDEO RECOMENDADO

Cavani incentiva participación de niños en el ballet

Cavani incentiva participación de niños en el ballet.

TE PUEDE INTERESAR



TAGS RELACIONADOS