Redacción EC

abrió la segunda fecha del en un momento en que su presencia se hacía muy esperada, no solo por su calidad vocal y su performance en el escenario sino porque es actualmente uno de los rostros más críticos con el gobierno del presidente chileno , en la mira del pueblo de Chile desde octubre, mes en que se desató en ese país una de las más grandes crisis sociales y políticas. La cantante, así como miles de compatriotas suyos, acusan al Ejecutivo de presuntas violaciones de derechos humanos por parte de la policía a manifestantes en los últimos meses.

Mon salió al escenario a las 22 horas (hora chilena) y empezó a interpretar algunos de sus temas más conocidos: “Tormento, “Mi buen amor” y “Amor completo” mientras el público la acompañaba con los coros. De pronto, la gente grita al unísono en contra de : “Piñera culpable, tus manos tienen sangre!". La cantante los mira y tras afinar su guitarra inicia un discurso que le tomaría algunos minutos.

"“Querido público, cuando me dijeron que iba al festival no sabía qué hacer y tenía miedo. Hay que cancelar, muchos me dijeron, no se puede hacer una fiesta en medio de todas las injusticias sociales, en medio del estallido. Tuve mucho miedo...”, comenzó diciendo la cantante.

Mon Laferte finalmente se refirió a su conflicto con los Carabineros de Chile , quienes solicitaron a la Fiscalía que la citase a declarar por una entrevista en la que ella dijo que “algunos policías” podrían estar detrás de hechos vandálicos ocurridos tras el 18-O. (18 de octubre).

La cantante interrumpió su show en la Quinta Vergara para hablar sobre el tema en medio de fuertes gritos del público que hacía referencia a consignas de la crisis social.

“Un día me enteré por las redes sociales de un comunicado de prensa de Carabineros de Chile, en donde Carabineros me citaba a declarar por haber cometido yo un delito. Al principio pensé que era una broma, después me di cuenta que no era una broma. Desde ese entonces hasta hoy, yo he estado con mucho miedo. ¿Puede ser un delito expresar una opinión? Yo solamente di una entrevista y dije una cuestión, una expresión como cualquier persona”, expresó.

Luego, hizo hincapié en por qué se ha mostrado públicamente involucrada en las manifestaciones, asegurando que la pobreza la ha vivido “en carne propia”. “Yo nací en Viña del Mar, en una población allá arriba en un cerro que se llama Gómez Carreño. Y yo estudié en la escuela D-320 Orlando Peña Carvajal y yo lo único que aprendí en la vida fue a cantar, porque tuve que empezar a trabajar desde muy chiquitita. Yo no quiero dar lástima, pero lo que quería decir (...) no toda la gente sabe lo que es cagarse de hambre de verdad”, recordó, aclarando que hoy en día está consciente de que tiene “privilegios”.

Laferte concluyó sus palabras recordando a su abuela, a quien le atribuye sus esfuerzos para llegar a donde está hoy. “Me lo tomé muy en serio para no fallarle a mi abuela, a mi familia, a mi pobla, a mi gente”, dijo, para luego entonar “La trenza”.

Llegó el turno de “Por qué me fui a enamorar de ti”, “El mambo”, “Amárrame”, “Plata ta tá”, “El beso”, “No te fumes mi mariguana” y el público no paraba de cantar. Es en ese momento en que María Luisa Godoy y Martín Cárcamo, los conductores del Festival de Viña del Mar llamaron a un lado del escenario a la cantante y le hicieron entrega, no solo de una gaviota de Plata sino de una de oro.

Al pedirle unas palabras a Mon, esta se mantuvo en silencio mirando al público que la aplaudía pidiendo una gaviota de Platino que no llegó.

Con los dos trofeos en sus manos, Mon Laferte, volvió a coger el micrófono y luego interpretó: “Antes de ti” y su ya clásico “Tu falta de querer”. Con lágrimas en los ojos, la cantante agradecía el premio a un público que no dejaba de aplaudirla.

“Quiero despedirme y no quiero que esto se tome a mal. Yo ya me llevé todas las Gaviotas, todo el cariño y todo, pero como símbolo de que Chile está en un momento muy especial, muy difícil, a modo significativo voy a entregar mis Gaviotas porque no quería venir a celebrar un Festival. Se las voy a dar a alguien que lo necesite, a una fundación que las quiera rifar, alguna cosa. Esto no es una ofensa para nada, gracias por todo”, expresó Mon.

En el fondo, mensajes como : “En Chile torturan, violan y matan” y “Piñera culpable. Mutilados, violados, torturados” así como globos con forma de letras con los que se formaba la frase: “Con todo, si nopa’qué”, una de las consignas más utilizadas desde el estallido social de octubre, pintaron esta segunda noche del festival musical más importante de Latinoamérica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: