Susan Ochoa se llevó dos Gaviotas de Plata en el Festival de Viña del Mar 2019. (Foto: Sebastian Cisternas/ Aton Chile)
Susan Ochoa se llevó dos Gaviotas de Plata en el Festival de Viña del Mar 2019. (Foto: Sebastian Cisternas/ Aton Chile)
Juan Luis  Del Campo

Tiene 30 mil ojos y 15 mil bocas, causa un rugido estruendoso y puede destruir a una persona con su furia. No, no se trata de un animal mitológico, sino del llamado ‘monstruo’ de la Quinta Vergara, calificativo que se le pone a la volátil y a veces locuaz audiencia del , que tendrá lugar entre el 23 y 28 de febrero.

Y si bien el evento se ha alejado cada vez más de sus orígenes como un concurso del talento musical a favor de presentar a grandes estrellas, esta competencia continúa siendo una parte intrínseca de la velada. Dividido entre la competencia folclórica y la de género internacional, cientos de concursantes han pasado por el escenario de la Quinta Vergara, incluyendo destacables artistas nacionales.

Ahora que será la representante peruana en la competencia folclórica, El Comercio habló con cinco artistas que también cantaron frente al ‘monstruo’ para conocer su experiencia.

Damaris Mallma Porras – 2008

tenía solo 22 años cuando representó al Perú en Viña del Mar, pero su juventud no fue un impedimento para esta artista, que se alzó con la Gaviota de Plata en el concurso folclórico con su composición “Tusuykusun” (“Bailemos” en quechua).

“Para mí fue una emoción muy grande, había cumplido 22 años y recién terminaba mi carrera en actuación en la PUCP. Entonces estaba con toda esta adrenalina de poder volcar en el escenario muchas cosas: el tema musical, el tema escénico, porque mi objetivo siempre fue dar lo mejor en todos los ámbitos. Toda esa carga emocional me puso como al tope de energía, y era un reto para mí tanto musical como profesional. Como acababa de egresar de mis estudios, para mí era como una importante prueba final”, recuerda la artista.

“El representar a tu país te llena de emoción y responsabilidad, porque ya no solo eres tú como persona. Cada vez que salía al escenario trataba de reflexionar frente a lo que había hecho, las cosas que me faltaban y trataba de dar lo mejor en cada presentación”, agregó. “Sabía que era un público difícil, sabía que iban a haber silbidos, sabía que no iba a tener inmediatamente al público a mi favor, por eso me preparé mucho, lo cual fue vital porque me permitió estar tranquila y segura en el escenario. Estaba segura también que estaba llevando una canción especial, que representaba no solo a mi país, sino también a mis raíces. No solo era cautivar al público de la Quinta, sino también a todos los que estaban viendo la transmisión en vivo”.

Saywa / Victoria Porras Quintanilla – 2012

Cuatro años después de las presentaciones de Damaris en la Quinta Vergara, le tocó el turno a su madre Victoria Porras Quintanilla, cantante ayacuchana más conocida por su nombre artístico . Ese año la artista presentó al concurso folclórico la canción “Tu grandeza”, tema compuesto también por ella, logrando posicionarse entre los finalistas del certamen.

En diálogo con el Diario, la cantante consideró que “hay muchos factores” a la hora de cantar en el Festival de Viña. “Está el hecho de ir a otro país, de tener que adaptarte a otros músicos, lidiar con un público diferente al del Perú, que es el que te escucha y el que te aplaude.”

“Para mí el subirme al escenario fue todo un reto. Hay mucha presión, en parte porque te están grabando en vivo. Es una experiencia interesante porque también te pone a prueba tu valor como artista, cuan convencido estás de lo que estás haciendo”, considera la artista ayacuchana.

“El presentar una canción mía fue también interesante porque transmites un mensaje que llevas en tu interior y fue una experiencia bella poder compartirla con el mundo. Al margen de que ganes o no ganes, es una experiencia maravillosa, ya que te muestras como artista y el mensaje que tú llevas llega al público que te escucha. “

‘La Miski’ María Jesús Rodríguez – 2013

En el 2013 dos cantantes peruanas nos representaron en Viña del Mar en la competencia folclórica: Leo Amaya y ‘La Miski’ María Jesús Rodríguez, quienes cantaron en dueto cantó “Mi tierra, mi hogar”, una canción compuesta por Jesús Rodríguez que celebra el mestizaje de nuestro país.

“Una maravillosa experiencia a lo largo de mi carrera artística. Especialmente por el hecho de llegar al llamado ‘monstruo’ y encontrar a un gran escenario y a un público hambriento de llevarse el mejor recuerdo musical”, rememora ‘La Miski’ en diálogo con El Comercio.

“Todos viajamos con el gran temor a como puedan reaccionar. Pero grata fue la sorpresa al encontrar un público que esperó silencioso nuestro inicio y luego juzgó con un cálido e inolvidable aplauso”, acota. “Definitivamente la experiencia de actuar en diversos escenarios del mundo nos ayudó en ese gran momento de pisar la Quinta Vergara”.

Tito Manrique, líder del grupo Cosa Nuestra – 2002, 2015 y 2018

Pocos artistas peruanos pueden igualar la experiencia del guitarrista Luis Alberto Manrique en el escenario de la Quinta Vergara. En 2002, fue él quien junto a Eduardo del Perú y Carlos Rincón se llevaron la Gaviota de Plata de la competencia folclórica, la primera vez que unos de nuestros compatriotas se llevaban este honor.

Manrique regresaría a Viña del Mar en 2015, cuando como líder de la agrupación Cosa Nuestra, año en que se llevaron la Gaviota de Plata por mejor intérprete con la composición “Sonero de Callejón”. También volvería en 2018, donde Cosa Nuestra quedaría como finalistas del concurso con el tema “La rumba pa'l bailador”.

“Cuando en el 2002 ganamos la Gaviota de Plata con Eduardo del Perú y Carlos Rincón, la Quinta Vergara era un poco más pequeña. A pesar de esto, el público de entonces era menos hostil. A pesar que siempre cuando mencionan al Perú pifean, fue mucho más moderado ese año”, recuerda.

“En el 2015, volvimos con una canción que yo compuse, titulada ‘Sonero de Callejón’, y que nos permitió ganar una Gaviota de Plata. En esa oportunidad, el aforo de la Quinta Vergara había crecido con cinco mil personas más, es decir 15 mil personas que cuando nos recibieron la primera vez fueron hostiles, pifiando y todo”, recuerda Tito Manrique.

El guitarrista señala que a medida que fue pasando el tema, lograron ganarse el público y recuerda con mucho orgullo cómo su canción hizo bailar al jurado del evento durante la segunda fecha, siendo el primero en unirse a la algarabía el músico argentino Pedro Aznar, entonces presidente de los jueces.

Tito Manrique señala que entre 2002 y 2015 la evolución fue grande en el Festival de Viña del Mar. “Básicamente el festival de folclore ya dejó de serlo y más se convirtió en un show negocio serio donde los participantes tenían que mostrar un producto de mucho más nivel, mucho más cercano a lo contemporáneo”, reflexiona.

“Considero que año a año ha ido creciendo y ha ido ganando mucho más protagonismo en el tema que es el espectáculo. El estándar de calidad ya es alto para estar en ese escenario tan complicado y tan difícil. En lo personal, una experiencia maravillosa y grata, así como una gran responsabilidad.”

Susan Ochoa - 2019

La cantante participó en Viña del Mar 2019 en la competencia de género internacional con el tema “Ya no más”, alzando dos Gaviotas de Plata –mejor canción y mejor intérprete- al final del concurso.

“La verdad es que a mí me fue muy bien, fue una experiencia muy bonita. He escuchado que a muchos artistas no le ha ido tan bien, y sobre todo a peruanos, pero para mí la historia fue diferente. Gracias a Dios nadie me pifió y recibí buenos comentarios de mucha gente, incluso del mismo Chile”, afirma.

Susan Ochoa admite que sí sintió "muchos nervios" a la hora de salir al a un "escenario tan importante y frente a todos los artistas internacionales".

"No sabes realmente qué es lo que opinan, qué están pensando... A mí me gusta mucho interpretar, pero mi canción era balada y ahorita tenía a mis compañeros con canciones de género más urbano, que está de moda”, recuerda. “Pero igual trate de ponerle todo el punche y todo el corazón para poder interpretar esta canción que yo tenía, la cual contenía un mensaje muy grande. Lo único que yo tenía que hacer en este caso era hacer que el público sienta esta canción. Para mí ha sido una experiencia maravillosa que jamás voy a olvidar.”

VIDEO RECOMENDADO

Luz Merly Santa Cruz, cantante que representará al Perú en Viña del Mar. (Video: el Comercio)

TE PUEDE INTERESAR