Redacción EC

ANA VALENZUELA

"Es un trabajo que nos marcó muchísimo", es lo primero que responde el director al explicar por qué decidió reponer "Las neurosis sexuales de nuestros padres", obra protagonizada por Wendy Vásquez, que ayer empezó su nueva temporada en el teatro de la Alianza Francesa de Miraflores.

Han pasado cuatro años desde que , en complicidad con la asociación cultural Ópalo, presentó por primera vez esta pieza del suizo Lukas Bärfuss, pero la historia de Dora se mantiene vigente. Ella es una joven que tiene una enfermedad mental cuyo diagnóstico no ha sido establecido. Un día, Dora deja de consumir sus medicamentos y descubre lo que es el sexo. Entonces, su vida cambia.

"Nuestra Dora es un personaje conmovedor, inolvidable", dice Jorge. "No habría podido reponer la obra sin Wendy. Tampoco me habría interesado hacerlo porque fue tan fuerte ese núcleo, el corazón de la obra es su personaje: Dora", añade .

Apenas unos minutos después de terminar la primera función de esta temporada, Wendy explica cómo ha sido volver a encontrarse con este personaje. "Es un reto increíble, no quería poner un disco que ya se grabó, buscaba tratar de descubrir de nuevo a Dora", señala. "Para cualquier actriz hacer este personaje es abrir su corazón porque si hay algo tiene Dora es un corazón abierto", explica aún estremeciada con las muestras de afecto del público tras la puesta en escena.

En un momento de la historia la protagonista se enamora del misterioso señor 'Fino', rol interpretado por . Él se encargará de que la frágil Dora crea conocer el amor y haga aún más intensa su tristeza. "Debe ser el personaje más complejo que me ha tocado interpretar, terminará la temporada y no llegaré a conocerlo. El señor 'Fino' no goza de una buena salud emocional", explica Cáceres. "Al final, el público se preguntará si es Dora quien tiene un retardo o los retardados son los que la rodean", adelanta .

En "Las neurosis sexuales de nuestros padres" también participan los actores Haydeé Cáceres (la madre del patrón), Mónica Domínguez (la madre), Gustavo Mac Lenan (el padre), Marcello Rivera (el médico) y Juan Carlos Morón (el patrón).

 Un tema tabú

Para es necesario conversar y debatir en el teatro y otros espacios acerca del sexo. "Somos una sociedad pacata. Me han sugerido que cambie el nombre de la obra, que omitamos sexuales. El sexo sigue siendo un tema tabú", comenta el director. "La obra es fuerte, es muy crítica, pero no es desesperanzadora, toca un tema que hay que confrontar", advierte , quien se alista también para dirigir, en octubre, la obra "Casa ajena".

EL DATO

LugarTeatro de la Alianza Francesa (Av. Arequipa 4595, Miraflores). Del 31 de julio al 8 de setiembre 2014.

Horarios: De jueves a lunes 8:00 pm.

Entradas: Teleticket y boletería del teatro.