Lydia Hung Wong, presidenta de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional de Música, en miras al licenciamiento. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Lydia Hung Wong, presidenta de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional de Música, en miras al licenciamiento. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
/ ANTHONY NINO
Karina Villalba

De Academia Nacional de Música a Conservatorio Nacional de Música y de conservatorio a universidad. Desde su creación, esta centenaria institución ha pasado por diferentes procesos y cambios de denominación hasta que finalmente, hace cuatro años, el Congreso de la República la reconoció como la primera del Perú especializada en la enseñanza de música. (La música también es una profesión). El esfuerzo ahora está enfocado en alcanzar el licenciamiento que otorga la Sunedu.

Lee también: Conservatorio Nacional se convirtió en universidad 108 años después de su fundación

La maestra Lydia Hung Wong, presidenta de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional de Música, confirma ese objetivo, “nuestros esfuerzos están intensamente orientados al licenciamiento, queremos obtenerlo este año. Esa es nuestra meta”. Para ello, y de acuerdo a los requerimientos de la Sunedu, están enfocados en la mejora de infraestructura, en la adquisición de instrumentos y en fortalecer la labor de investigación musical.

El conservatorio tenía tres locales. Como universidad ¿tendrán solo una sede? ¿Qué aspectos de la infraestructura están atendiendo?

Actualmente tenemos tres locales que no están hechos para funcionar como universidad. Los hemos ido adaptando mientras nos otorgan un terreno donde podamos construir. Ese es el plan a futuro: tener una sola sede. Por ahora, estamos adecuando, en primer lugar, las aulas. Aislándolas acústicamente. Ese es un trabajo fuerte que se realizó durante el año pasado, pero que no hemos podido probar por la pandemia. Estamos esperando estrenar diferentes aulas que se adecuaron como espacios de prácticas individuales y de ensayo para los elencos (coros, grupos de cámara, orquesta). Hemos mejorado también los auditorios (el de la sede histórica de Emancipación y el de la sede de Carabaya), pero necesitan más aislamiento acústico, luces, sonido para, poco a poco, ponerlos a la altura de lo que debe ser un auditorio en estos momentos.

Los instrumentos musicales son elementales en la formación de los aspirantes a músicos. ¿Los alumnos llegan con los propios o la universidad se los presta? ¿Los renuevan?

Lo ideal es que cada alumno tenga el suyo. Fomentamos que los chicos vayan adquiriendo sus propios instrumentos. Sin embargo, como queremos dar todas las facilidades a los jóvenes y niños con talento, la universidad también cuenta con un sistema de préstamo, incluso préstamos de piano para prácticas. Estamos trabajando en la adquisición de más instrumentos, porque eso siempre hay que estar renovando. Por otro lado, como estamos introduciendo el curso de interpretación históricamente informada, nos hace falta adquirir instrumentos que son réplicas de los instrumentos de época. Violas da gamba, flautas dulce, clavecines. Ahora estamos apuntando a un fortepiano, para poder interpretar como lo hacían Haydn, Mozart, Beethoven, hasta Schubert. La interpretación históricamente informada es una corriente que se enseña en todas las escuelas de música del mundo y debemos estar a la par.

Uno de los tres clavecines recientemente adquiridos por la universidad. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Uno de los tres clavecines recientemente adquiridos por la universidad. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
/ ANTHONY NINO


Me comentaba sobre la importancia de la investigación en la formación de nuevos profesionales de la música.

El músico siempre tiene que estar investigando y eso es lo que estamos promoviendo. Que desde el inicio, el estudiante tenga una actitud investigativa, un espíritu crítico frente al quehacer musical. Eso los va a hacer mejores músicos, mejores intérpretes, mejores profesionales. Además, como universidad, la investigación ahora es una exigencia. Hemos rediseñado el plan de estudios, el modelo educativo, que nos conduzca a un perfil profesional de investigador, sea del área o de la especialidad que sea. No digo que sea un docente investigador, pero sí un egresado profesional que tenga actitud investigativa.

¿Qué otras acciones han realizado a fin de conseguir el licenciamiento?

Estamos trabajando la revista Antec con el fondo editorial de la universidad. La publicación ya tiene varios números y nuestro propósito es indexarla. Está punto de hacerse. Por otro lado, quiero destacar el esfuerzo sostenido de nuestros docentes por capacitarse, un buen número ya ha obtenido las maestrías y otro grupo está por obtenerlas. Todos con miras a estar listos para el licenciamiento.

Otro punto a resaltar es el impulso a la innovación y transferencia tecnológica a través de las actividades desarrolladas por el Laboratorio de Música Electroacústica y Arte Sonoro, responsable de las transmisiones de actividades musicales realizadas durante la pandemia, y del primer podcast de la UNM: “Museo Sonoro del Perú”, que transmite música de la época virreinal, a través de las redes de la universidad. Hemos también realizado la transmisión del Himno del Bicentenario y de la ópera “Eclipses” compuesta por quince compositores peruanos de distintas generaciones, precisamente sobre el tema de la soledad y su superación, muy de acuerdo con estos tiempos de enclaustramiento. Así nos vamos preparando.

Te puede interesar:



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más