1979. Víctor Raúl Haya de la Torre preside la Asamblea Constituyente. [Foto: Archivo Histórico GEC]
1979. Víctor Raúl Haya de la Torre preside la Asamblea Constituyente. [Foto: Archivo Histórico GEC]
Natalia  Lizama

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Un líder de oposición, político acérrimo con ideas revolucionarias y autóctonas. Trujillano. Vivió el exilio, pero sobre todo, fue uno de los ideólogos más importantes del país en el siglo XX y del

Víctor Raúl Haya de la Torre nació un 22 de febrero de 1895. Fue el mayor de cinco hermanos e hijo de Raúl Edmundo Haya de Cárdenas y Zoila Victoria De la Torre de Cárdenas. Todos trujillanos. Sus estudios los hace en su ciudad natal. “Su primer contacto con los libros fue en una biblioteca obrera, cerca de su casa; allí tuvo la oportunidad de charlar con los campesinos de las haciendas de Laredo, Roma, Casa Grande y Cartavio, enterándose así de la explotación y de las injusticias que sufrían por parte de sus patrones”, anota la página web de Personajes Ilustres de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

PENSADOR DE LAS DESIGUALDADES

En la Universidad Nacional de Trujillo conoce al poeta de Santiago de Chuco, César Vallejo, y entablan una estrecha amistad. Junto al periodista y ensayista Antenor Orrego, y una suma de intelectuales norteños, forman parte de un grupo de escritores, periodistas, escritores y filósofos denominado Grupo Norte, conocido también como la Bohemia Trujillana.

Siempre se relacionó con importantes figuras peruanas que lo ayudaron a cultivar un pensamiento crítico latinoamericano. En 1922, se trasladó a Lima para estudiar Derecho y Educación en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, fue ahí donde conoció al autor de “Páginas Libres”, Manuel González Prada, y formaron lazos de amistad bastante estrechos. Dos años después lideró a los estudiantes que buscaban establecer una jornada laboral de ocho horas diarias, luchó por la reforma universitaria, fue elegido presidente de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP), creó la Universidad Popular González Prada para promover la reforma y beneficiar culturalmente a los iletrados; y participó en el Primer Congreso Nacional de Estudiantes.

Chimbote, 12 de marzo de 1961. Víctor Raúl Hay de la Torre en un  mitin del Apra. (Archivo Histórico GEC)
Chimbote, 12 de marzo de 1961. Víctor Raúl Hay de la Torre en un mitin del Apra. (Archivo Histórico GEC)

Desde joven, Haya de la Torre destacó como un gran orador con ideas profundas, justas y reivindicativas sobre la realidad fracturada del país: “Yo no puedo recordar al indio del Perú sin decir mi palabra de protesta y acusación. Quien ha llegado hasta nuestras soledades andinas habrá visto aquellas grandes masas de campesinos tristes, haraposos y cabizbajos, que llevan sobre sus hombros la carga de cuatro siglos de siniestra esclavitud”, consigna Personajes Ilustres. Sus ideas atravesaron los problemas sociales del país de costa, sierra y selva, y las desigualdades económicas, así como el problema obrero.

Como estudiante, protestó en contra el régimen del Presidente Augusto Bernardino Leguía durante el Oncenio. También fue editor de la revista “Claridad”. Debido a su oposición fue apresado en el penal El Frontón, posteriormente deportado a Panamá en 1923 y él mismo se traslada a México.

Es en este último país donde, según los escritos, funda la Alianza Popular Revolucionaria Americana (Apra), un 7 de mayo de 1924. Pese a esto, el profesor universitario y escritor Iñigo García Bryce afirma que en realidad la idea del partido fue sembrada en México. “El Apra no se creó en México en 1924, sino en París, en México recién se estaba formando la idea”.

LEE MÁS: Jorge Basadre: el historiador del Perú Republicano y contemporáneo

La creación del Apra fue uno de los hechos más importantes en la vida de Haya de la Torre y García Bryce explica el motivo. “Es importante por su visión continental. Él tenía la visión de un movimiento político latinoamericano, por eso el Apra es Alianza Popular Revolucionaria Americana, eso es muy importante en su mirada política, porque pensaba que solamente si se unían los países latinoamericanos podían tener una peso mundial y sobre todo por Estados Unidos que era una de sus preocupaciones, lo veía como un peligro para Latinoamérica”, asegura García Bryce.

Y añade: “Otra cosa importante de Haya de la Torre es que pudo crear un partido de larga duración en el Perú. Él tuvo una gran capacidad de organización y realmente dedicó su vida a esa tarea; tuvo la capacidad de darse cuenta de que se necesitaba un partido fuerte, no solamente la personalidad, por eso lo sobrevive. Como estaba perseguido y sabía que su vida estaba en peligro a comienzos de los años 30, a mi modo de ver, eso también influyó en que persistiera la idea y el partido”.

Lima, 3 de enero de 1962. Mitin organizado por el Apra. (Archivo Histórico GEC).
Lima, 3 de enero de 1962. Mitin organizado por el Apra. (Archivo Histórico GEC).

UN HOMBRE CON VISIÓN

Para 1930, se crea el Partido Aprista Peruano. Haya de la Torre postula en dos oportunidades a la presidencia del país, sin embargo, el autoritarismo y represión militar de esos años constantemente truncan sus intenciones. Logran incluso que el Apra milite desde la clandestinidad y que Haya de la Torre retorne al exilio por muchos años.

En 1978, Víctor Raúl Haya de la Torre fue elegido presidente de la Asamblea Constituyente, pero para estos años su salud era demasiado delicada, por consiguiente pide una licencia en 1979. Ese mismo año, fallece de un cáncer generalizado. Sobre su tumba en el cementerio de Miraflores de Trujillo se colocó la frase: “Aquí yace la luz”.

“Tenía la habilidad de promover sus ideas políticas a través de sus escritos con una ideología muy particular. En otros países, se dice que tal era su habilidad que cuando estuvo de vuelta en el Perú y pasaba un billete por sus manos, él escribía Apra en el billete, para que luego circule con el logo del partido”, cuenta entre risas García Bryce y asegura que Haya de la Torre es un personaje del bicentenario por su manera de ver la política. “Haya de la Torre es un personaje del bicentenario por su visión continental, tenía el sentido de rescatar una identidad cultural. Su pensamiento puede servir como inspiración para muchos”, indicó el escritor y maestro.

MÁS INFORMACIÓN

  • Víctor Raúl Hay de la Torre forma parte de la exposición “21 intelectuales peruanos del siglo XX”, organizada por el Proyecto Especial Bicentenario. .
  • Conoce los perfiles de los peruanos y peruanas ilustres que se publican cada miércoles en El Comercio, en la sección especial. La próxima entrega será el miércoles 30 de junio.
  • Entre sus publicaciones se encuentran “Por la emancipación de América Latina” (1927), ¿A dónde va Indoamérica?” (1935 ) y “El antiimperialismo y el APRA” (1936).

TE PUEDE INTERESAR