Redacción EC

A propósito de la  celebrada en Lima entre el príncipe alemán Christian de Hannover y la abogada peruana , recordamos otras bodas de la realeza que generaron gran expectativa. 

JUAN CARLOS Y SOFÍA
Los reyes Juan Carlos y Sofía se conocieron en 1954 en un crucero por las islas griegas donde participó toda la realeza europea. Ocho años después (14 de mayo de 1962) se casaron en Atenas por los ritos ortodoxos y católicos. Asistieron a la unión 137 reyes y príncipes.

RAINIERO DE MÓNACO Y GRACE KELLY
La actriz ganadora de un Oscar conoció a Rainiero durante el rodaje de la película 'Atrapa a un ladrón', la cual se rodaba en el Principado.

El matrimonio se celebró en abril de 1956. A la ceremonia asistieron 80 invitados, entre los que se encontraban amigos y familiares cercanos de los novios.

CARLOS DE INGLATERRA Y LADY DI
El príncipe Carlos y Lady Diana se casaron el 29 de julio de 1981 en la Catedral de Saint Paul, en Londres. Más de cien mil personas se volcaron a las calles para presenciar la boda. 

CARLOS DE INGLATERRA Y CAMILA PARKER BOWLES
Tras la muerte de Lady Di, Carlos se casó con Camila, el 29 de julio de 1981. Camilla Parker-Bowles no era bien vista por la sociedad inglesa ya que la consideraban responsable de los problemas entre Carlos y Diana. 

EL PRÍNCIPE FELIPE Y LETIZIA
Letizia y el príncipe Felipe se conocieron en el año 2002, durante una cena privada en la casa del director de "Documentos TV", Pedro Erquicia.

Dos años después (el 22 de mayo de 2004), la periodista y el príncipe contrajeron nupcias en la Catedral de La Almudena de Madrid en una ceremonia oficiada por el cardenal Rouco Varela. Pese a la lluvia, muchos ciudadanos acudieron a ver a la pareja durante el recorrido en un Rolls Royce.

GUILLERMO DE HOLANDA Y MÁXIMA ZORREGUIETA
Los reyes de Holanda se conocieron en España durante la Feria de Abril y se casaron el 2 de febrero de 2002 en Amsterdam, en una ceremonia en la que no asistieron los padres de Máxima, aunque después del enlace los recién casados se reunieron con ellos para culminar la celebración.

ABDALÁ DE JORDANIA Y RANIA
Fue en el primer empleo que tuvo Rania en una sucursal del City Bank en Ammán, donde conoció al entonces príncipe Abdalá, que había acudido a la entidad a ver a su cuñado. Pocos meses después, el 10 de junio de 1993, tuvo lugar el enlace.

En la galería de fotos que acompaña esta nota recordamos otras bodas comentadas de la realeza.