Marco Quilca León

El Mundial Sudáfrica 2010 significó para , ya una estrella consagrada y camino a ser el mejor de la época, su segundo gran torneo. Con Diego Armando Maradona como técnico, la Pulga fue por primera vez capitán sin imaginar que doce años después, en Qatar 2022, superaría al Pelusa como el argentino con más capitanías (17) en los mundiales en el .

LEE: Brasil y los penales en los Mundiales: eliminado luego de 36 años

Pero revivamos la anécdota con el Diego que lo hizo capitán casi accidentalmente. En el tercer partido de la fase de grupos del certamen, Argentina enfrentó a Grecia. Con la clasificación bajo el brazo, los pesos pesados del equipo -Verón, Mascherano y Heinze- le dijeron a Maradona que Leo tenía que ser suplente. Para aquel momento, el rosarino no había convertido ni un gol ante Nigeria ni frente a Corea del Sur, por eso le pedían que esté en la banca.

Messi, con 22 años, capitán de Argentina en el Mundial Sudáfrica 2010. (Foto: AP)
Messi, con 22 años, capitán de Argentina en el Mundial Sudáfrica 2010. (Foto: AP)

Con más dudas que respuestas, Maradona aceptó la petición de sus muchachos, pero dejó una ranura abierta para una posibilidad que venía barajando. Llegado el momento, el ‘Pelusa’ le dice a Messi, con el pretexto de las rotaciones, que va a descansar ante Grecia. La ‘Pulga’, que se veía obligado a hablar, respondió que “no”, que estaba bien y que por favor lo dejara jugar. Con más súplica que orden en la voz de Messi, Maradona lo encaró nuevamente y le dijo: “Bueno, ok… ¡Ahora vas a ser el capitán!”.

Los días después de ese momento fueron un calvario para Lionel, recuerda Juan Sebastián Verón en el libro del cronista Leonardo Faccio. “Messi, el chico que siempre llegaba tarde (y hoy es el primero)”. La ‘Brujita’, que compartía habitación con Messi, estaba dolido por la decisión del entrenador, pues comprendía que él debía ser el capitán en el que sería su último Mundial. Y Messi, recurriendo solo a él para saber cómo encarar el momento de la arenga previa al partido, lo buscó con preguntas; pero solo encontró respuestas vagas del tipo: “di lo que sientes y en ese momento todo se acomoda”.

Quizá sin comprender toda la carga emocional y social que se vivía en ese momento, pues el último ‘10′ argentino en portar el brazalete de capitán había sido Maradona y, hermosas coincidencias de la vida, también fue ante Grecia en un Mundial, Messi tenía más problemas fuera de la cancha que en ella misma. Acostumbrado a regatear defensores, esta responsabilidad no podía ser gambeteada.

Messi ante Países Bajos como capitán de Argentina. (Foto: Agencias)
Messi ante Países Bajos como capitán de Argentina. (Foto: Agencias)

En el momento de la arenga, Messi empezó haciendo un chiste y luego se trabó, recuerda el profesor Fernando Signorini. “Terminamos ayudándolo un poco entre todos. Creo que vivió ese momento como si hubiera sido una agresión”, acotó el profesional. Con el ruido de las voces de aliento se salvó el momento y Argentina venció 2-0 a Grecia. Messi tenía 22 años y se había convertido en el capitán más joven de la Albiceleste.

Hoy, ya con 35, Messi es el líder de una generación que en su mayoría creció viéndolo, disfrutándolo… idolatrándolo. Dejó ser el capitán futbolístico que guiaba a todos desde su fútbol para ser el capitán que también sabe arengar, como lo hizo en la previa de la final de la Copa América 2021 ante Brasil y que lo vio todo el mundo en el documental “Sean eternos”.

MIRA: Brasil se despide del Mundial: no pudo contra Croacia

Messi, por encima de todos

Lionel Messi llegó a las 17 capitanías, igualando a Rafael Márquez, aunque el caso del mexicano es particular. Y es que al central se le cuenta los dos juegos que tomó la cinta en reemplazo de Andrés Guardado en el Mundial Rusia 2018.

Detrás de Leo están Maradona (16), el italiano Dino Zoff (14), el francés Hugo Lloris (14) -seguramente seguirá sumando con su selección- y Cristiano Ronaldo (14).

Cristiano fue titular en los primeros partidos de Portugal en Qatar 2022, pero en el último, por los octavos de final, fue reemplazado por Goncalo Ramos, el ‘9′ del Benfica que deslumbró al mundo con un triplete increíble.


----

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más