Argentina clasificó como primera del grupo C y se enfrentará a Australia en los octavos de final.
Argentina clasificó como primera del grupo C y se enfrentará a Australia en los octavos de final.
Mafe Lovatón Espinel

Sus recuerdos mundialistas se remontan a Corea-Japón 2002. Esa emoción la ha llevado a ver todos los Mundiales desde entonces. María Fe Serra es integrante de la revista digital Sudor y, además, cofundadora de Talenta, una agencia de representación de futbolistas femeninas que tiene como propósito el desarrollo integral de las jugadoras desde temprana edad. Hoy tiene claro que quiere ver a la Argentina de Messi coronarse campeón en Qatar 2022.

—¿Quién es tu candidato para ganar el Mundial de Qatar 2022? ¿Por qué?

Mi candidato es Argentina y sé que el de casi todo el mundo también lo es. Es indudable que está en un gran momento, más allá de que viene de ser campeón de América, está en un buen momento deportivo. La mayoría de jugadores están en un nivel bastante alto e incluso cuando llegan a la selección su nivel se eleva más. Como grupo se les ve sólidos, que se tienen cariño, que se tienen respeto y hay esta convicción de querer campeonar y de querer darle ese título a Messi. Tal vez sea un poco subjetivo de mi parte, pero siempre trato que mi candidato sea sudamericano porque quiero que les vaya bien y que ganen.

—¿Quién será el goleador en Qatar 2022?

Esta pregunta se me hace muy difícil porque hay muchos jugadores que llegan en gran nivel y con mucho gol, pero eso no quiere decir que sus selecciones vayan a llegar tan lejos. Siguiendo esa línea y porque creo que Argentina llegará a instancias avanzadas me animaría a decir que el goleador podría ser Lautaro Martínez, por la posición en la que está jugando y porque tiene mucho gol.

—¿Messi, Cristiano Ronaldo o Mbappé?

Por todo lo que dije antes, me quedo con Messi.

—¿Dónde ves el Mundial?

Un poco de todo. Para algunos partidos ya quedé por adelantado con unos amigos y amigos para juntarnos a verlos. Otros también los veré con mi familia y seguro que por el horario algunos los veré en casa, especialmente en días de trabajo.

—¿Tienes alguna cábala mundialista?

No tengo cábalas y nunca sentí la necesidad de tener. Tal vez porque la primera vez que vi a Perú en un Mundial fue el de Rusia 2018 y creo que trate de verlo muy objetivamente. Siempre pensé que no íbamos a pasar la fase de grupos, aunque quisiera cree lo contrario, se me hacía muy difícil.

—¿Apuestas o juegas alguna polla?

Yo no suelo apostar, pero de vez en cuando y para el Mundial pasado aposté los cruces de semis y la final y me fue bien, le acerté a todo. A ver si por ahí me va igual de bien este año.

—¿Cuál es el primer mundial que recuerdas o el que viste primero?

El primer Mundial que recuerdo mucho es el Corea-Japón 2002 y creo que causó bastante impacto. Me acuerdo con mucha claridad que fue un Mundial que me hizo mucha ilusión. Fue en este Mundial que me regalaron mi primera pelota, una Fevernova. Yo no sé si es por los recuerdos que me trae, pero para mí la Fevernova es la pelota más hermosa que puede existir en el mundo, realmente es muy bonita. Me acuerdo mucho de ese mundial, haber juntado el álbum. Recuerdo que iba a McDonald’s porque en la cajita feliz te daban las mascotitas del Mundial que me parecían alucinantes. Tengo el recuerdo que fui con mis papás a Polvos Azules y compramos unas ‘Total 90 Rojas’ que era increíbles.

—¿Qué tanto impacto causó en ti?

Sobre todo son los recuerdos que me dejó. Tenía muchas ilusiones para ese Mundial de Corea-Japón y superó mis expectativas, y hasta ahora guardo conmigo esos recuerdos que son muy especiales para mí.

—¿El mundial te paraliza realmente?

La verdad que no. El Mundial me parece, después de los Juegos Olímpicos, el evento deportivo más bonito del mundo, es maravilloso, pero creo que la última vez me ha paralizado fue el del 2018. Si bien como Mundial no me pareció el mejor, hemos visto mejores, que tu país juegue le da otra emoción y eso se contagia. Eso es algo que viví por primera vez el Mundial pasado porque nunca antes había visto a Perú en un mundial y me di cuenta que era diferente a lo de antes. No era el mismo nivel de paralización que te invita a estar solo en eso. Creo que hasta antes de Rusia 2018 nunca me había paralizado tanto, aunque yo a veces pensaba que sí.

—¿Qué falta para que el mundial de fútbol femenino concite esta atención? ¿Se logrará algún día?

Una de las cosas que por ahí faltaba era el nivel y creo que ya se logró. El nivel de la última Eurocopa fue brutal. Yo que veo fútbol femenino siempre puedo decir que se nota ese salto de calidad enorme en estos años. Y eso era un primer paso muy importante. Lo segundo es un tema de comunicaciones y difusión que se está haciendo cada vez más. Lo que falta para que en Perú tenga ese nivel de impacto es estar más cerca de ir. Es cierto que ha aumentado la atención al fútbol femenino a nivel de clubes, pero le hacemos poco seguimiento a la selección. A nivel mundial está aumentando mucho el interés, creo que la próxima Copa va a tener muchos reflectores, pero para que en Perú veamos eso tenemos que sentir que la selección este cerca de un Mundial. Ojalá se dé poco a poco, que el rendimiento mejore, que la gente se interese, que clasifiquemos a torneos internacionales y que sea una frustración no clasificar a un Mundial como lo es con el fútbol masculino.

—¿Qué opinas de quienes todavía creen que las mujeres no sabemos de fútbol?

Creo que esas personas no merecen nuestra atención y nuestro tiempo. Pienso que un error muy grande que hemos cometido las mujeres durante mucho tiempo es sentir que tenemos que demostrarle algo a alguien. Que tenemos que validarnos cuando no debería ser así, cuando nuestro trabaje tiene que ser el que hable por nosotras.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más