Así fue la reacción de la prensa en Argentina tras el debut con derrota en el Mundial. (Foto: AFA)
Así fue la reacción de la prensa en Argentina tras el debut con derrota en el Mundial. (Foto: AFA)

El terremoto futbolístico fue mundial y, si bien el epicentro fue en Qatar 2022, es en Argentina donde se viven las réplicas más intensas. Arabia Saudita ganó 2-1 a Argentina en el inicio del Grupo C y dejó al equipo de Lionel Messi con la obligación de ganar sus otros dos partidos ante México y Polonia para pensar en octavos.

El VAR como protagonista, regular actuación de Lionel Messi -22 pérdidas de balón-, y gran actuación del 10 árabe Salem Al Dawsari, es el breve resumen del partido que Sudamérica vivió muy temprano la jornada del último martes.

Desde diversas partes de Argentina e incluso desde Qatar, periodistas deportivos nos responden cuatro preguntas que obedecen al momento que está pasando la selección argentina en el Mundial Qatar 2022.

1) ¿Por qué cayó Argentina?

2) ¿Se puede seguir siendo candidato al título perdiendo ante Arabia Saudita en el debut?

3) ¿Qué debe corregir Lionel Scaloni?

4) ¿La selección Argentina está pagando caro el exitismo de la gente? ¿Pasará lo del 2002?

OPINIONES

Mariano Bereznicki – Diario La Capital – Rosario

1. El debut no fue el esperado ni mucho menos el soñado. Una de las razones visibles fue la desincronización colectiva. Sobre todo, en la última línea. Se cometieron errores como hacía muchos partidos no sucedía y se pagó muy caro. Es el precio de jugar un Mundial. Si fallas puedes terminar de rodillas como finalmente le sucedió a Argentina. Fue tan sorpresiva la derrota como el andar exhibido en cancha.

2. Un resultado adverso puede hacer bajar la ilusión en la bolsa de la esperanza, pero eso no resta que Argentina siga en carrera y siendo una de las potencias en este Mundial. Una derrota en el debut condiciona al equipo a ganar como sea ante México y Polonia. Hay plantel y suficiente jerarquía para clasificar a los octavos de finales.

3. El sistema defensivo, ante todo. No en vano retocó la defensa con los ingresos del ‘Huevo’ Acuña y Lisandro Martínez. Claro que además debería reajustar el circuito De Paul-Paredes.

4. El exitismo forma prácticamente parte del ADN argentino en materia futbolística. Sucede que en el inconsciente colectivo se busca aferrar a la victoria o alegría general de la mano del deporte más popular y pasional que nos identifica. Hay una tremenda necesidad y deseo desmedido de volver a salir campeón del mundo. Quizá en este torneo más que en otros porque podría ser el último de Messi. Con respecto al parangón con lo sucedido en Corea -Japón 2002, considero que Argentina no repetirá esa magra experiencia. Pero a la vez cae de maduro que la Scaloneta no puede darse el lujo de resignar más puntos en las dos citas que restan de la primera ronda.

Julio Nakhle – El Tribuno – Salta

1. Perdió porque sobró el partido y se vio sorprendido por Arabia Saudita. También porque se notó que hay jugadores que no llegaron en plenitud física como fue el caso de Cuti Romero (rápidamente reemplazado) y Messi con entrenamiento diferenciado en la previa.

2. Sí. La derrota ante Camerún en 1990 es el ejemplo de ello y pese a eso llegó a la final. Sí creo que es un golpe anímico importante, pero es candidato.

3. justar la defensa y el mediocampo. Argentina es dos equipos en uno: peligroso cuando ataca y vulnerable al defender.

4. No lo creo, al contrario: la Selección está muy cómoda con el apoyo incondicional de la gente. Si es que perdía la Copa América pasada y hoy caía derrotada, los hinchas iban a pedir la cabeza de los jugadores. Hoy siguen las esperanzas en hacer un gran Mundial. Y 2002 es el recuerdo que inevitablemente se viene. El caos económico, una gran confianza en el equipo, madrugar para ver este primer partido y la imposibilidad de viajar para muchos, es parte de ese feo recuerdo que tenemos.

Emiliano Nunia - Televisión Cooperativa

1. Hubo una diferencia enorme desde lo táctico. Arabia Saudita conocía cada movimiento de Argentina. También lo jugó como una final del mundo. Argentina lo jugó con mayor liviandad y para mí con algunas deficiencias físicas que repercutieron en lo anímico y en lo futbolístico. La gran incógnita de esta Selección era como podía responder ante un escenario adverso y una derrota. Evidentemente no estuvo a la altura. No tuvo rebeldía. Ojalá sea una llamada atención y no un golpe de herida de muerte pensando en los duelos con México y Polonia.

2. Como hace 24 horas antes de este debut sorpresivo, Argentina debe seguir siendo calmo y cauteloso. Bajar las expectativas, sostener el convencimiento y ante todo ser realistas. Adentro y afuera. Después de esta derrota inicial ante Arabia Saudita, es imposible rotular a esta Selección de candidata. Por estas horas lo mas importante antes de pensar en ser candidatos, debemos conocer si este equipo tiene la suficiente fortaleza mental para ganarle a México y a Polonia. De algo estoy seguro: Argentina, después de esta derrota, se convierte en la Selección con mayor presión de aquí en adelante.

3. Tiene que existir un sincericidio inmediato de los jugadores con Scaloni, porque hay jugadores que hoy demostraron no estar bien físicamente. Por ejemplo, “Cuti” Romero, que fue sorprendido en ambos goles. Cambiar desde los nombres, no hay mucho por cambiar. Particularmente soy de los que creo que un mundial no se puede jugar sin un volante central de marca y Paredes, no lo es. Es mas de juego que de marca. No imagino muchos cambios, porque sería seguir generando dudas en un contexto complicado, después de una derrota inicial.

4. Esta Selección hacía más de tres años que no sabía lo que era perder. Y ahora perdió. En un Mundial. Es un golpazo. Había un ilusionismo desmedido, es cierto. Este es un golpe que nos debe servir a los argentinos para aprender la lección, porque parece que no aprendemos. Nos pasó en el 2002 y no aprendimos. El escenario es similar, ambas selecciones llegaron a los mundiales en igualadad de condiciones. Dos equipos acostumbrados a ganar, con ideas consolidadas. Lo único que separa a una selección de otra, es si esta Selección de Scaloni logra una fortaleza anímica - que no tuvo la de Bielsa- para demostrar que tiene personalidad ante una situación adversa y así evitar un fracaso rotundo. El panorama no es alentador, después de esta caída, pero aún depende de Argentina y esa es la noticia mas importante para un equipo que se vio sorprendido y quedó golpeado.


Ariel Senosiain - TyC Sports

1. Argentina perdió por distintas razones. Nunca hay una sola explicación para una derrota. Hubo falta de oportunismo para definir las situaciones que se le abrieron en el primer tiempo, con un equipo que dejaba concesiones atrás y después por esa ráfaga extraordinaria de Arabia Saudita que cuando empató el partido se dio cuenta que podía ganarlo. Eso llevó a que Argentina estuviese muy mal anímicamente. No pudo levantarse. Pareció entregada en lo físico. Tuvo chances para empatarlo, pero no lo mereció, porque tuvo una actuación pobre en general.

2. La candidatura se revalida permanentemente. Está claro que un equipo que arranca así un mundial, ahora está en debe. Y hay que bajarle un poco la consideración. Veremos si se recupera.

3. Entiendo que este equipo perdió hoy su estilo, la falta de intensidad, la fiereza, la actitud, tanto como para recuperar el balón como para mostrarse. Scaloni debe machacar para recuperar eso, y fundamentalmente levantar en lo anímico a un equipo que quedó tocado.

4. No creo que el equipo esté pagando el exitismo de la gente. No es exitismo, sino un vínculo que se generó por salir campeón de América. El equipo sale a la cancha y no está presente el exitismo. Solo ganas de ganarle al del frente.



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más