La hinchada peruana y el grito atragantado que no llegó en el repechaje (Foto: Adrian DENNIS / AFP)
La hinchada peruana y el grito atragantado que no llegó en el repechaje (Foto: Adrian DENNIS / AFP)
/ ADRIAN DENNIS
Rodrigo Arosemena

Como muchos hinchas peruanos que siguen el Mundial de Qatar 2022, en estos días vivo en un mundo paralelo. Los que amamos a la selección peruana no dejamos de preguntarnos a estas alturas del torneo qué habría pasado si aquel lográbamos derrotar al equipo australiano, que está a un paso de clasificar a octavos de final. En han abundado las sorpresas y actuaciones inesperadas. Luego de los resultados de las dos primeras fechas en el Grupo D, más de un simpatizante blanquirrojo se ha detenido a pensar: ¿habríamos jugado bien?, ¿habríamos ganado a Túnez y marcado un gol contra Francia? Nunca lo sabremos, pero soñar no cuesta nada. Nuestra mente, esa poderosa herramienta para imaginar, no conoce límites.

¿Hubiésemos tenido revancha con Mbappé? (Foto: Agencias)
¿Hubiésemos tenido revancha con Mbappé? (Foto: Agencias)

Un rival duro, con decenas de miles de hinchas presentes en el estadio Al-Janoub de Al-Wakrah. En la previa del encuentro ante los daneses, insólita réplica del 2018, es inevitable imaginar una realidad alterna. Un mundo paralelo en el que nuestra selección celebra un nuevo pasaje a la Copa del Mundo aquel 13.06. El Tigre Gareca habría mantenido contrato como DT del equipo y se habría rascado la cabeza para definir la lista de 26 jugadores que jugarían un nuevo torneo.

El sueño comienza con el debut ante la poderosa Francia. El vigente campeón del Mundo está con el hospital lleno. Sin embargo, su objetivo es muy claro: quieren sumar su tercera estrella. A la selección francesa le sobran estrellas en todos los puestos y, a pesar de las grandes ausencias, es justo decir que llegan como favoritos. Francia nos gana, como aquella vez en Ekaterinburgo. El equipo que amo, aún comandado por Gareca, no tiene los recursos para evitar una derrota, pero en mi sueño minimizo la caída. Los galos se quedan con los tres puntos, pero no nos habrían encajado cuatro goles como hicieron con Australia en el mundo real.

¿Lo hubiésemos hecho mejor que los australianos ante Francia? (Photo by Jewel SAMAD / AFP)
¿Lo hubiésemos hecho mejor que los australianos ante Francia? (Photo by Jewel SAMAD / AFP)
/ JEWEL SAMAD

En la realidad paralela, la selección peruana enfrenta a Túnez en la segunda fecha. Un equipo duro cuya hinchada enorme lo alienta a pesar de no ser favoritos. Los equipos árabes tienen muchas expectativas en esta Copa. El Mundial es el torneo que une a la gente y, a pesar de las diferencias entre sí, los países vecinos de este lado del mundo se alientan unos a otros. Perú ya ha jugado y ganado como visitante en el pasado. En mi sueño, nuestra selección se lleva los tres puntos. El partido no termina con un apretado 1-0, sino que la diferencia es de al menos dos goles. Los cánticos ensordecedores de los tunecinos no han distraído a Pedro Gallese, nuestro capitán, ni afectan el olfato goleador del enorme , quien ha marcado un gol de cabeza y, de paso, enmudecido al estadio. Al final, solo hay espacio para un equipo ‘blanquirrojo’ en este estadio.

La selección danesa es el siguiente obstáculo. ¿Cómo olvidar ese gol de Yussuf Poulsen en Saranks? Ese 1-0 que sepultó nuestro ánimo y nos hizo derramar incontables lágrimas en el regreso a los Mundiales después de un tercio de siglo. No es un obstáculo. En mi sueño, es una revancha. El empate del adversario ante Túnez (0-0) y derrota ante Francia (1-2) colocan a Dinamarca en aprietos, aunque sean favoritos en el papel y en las casas de apuesta. A ellos les urge ganar y a nuestra selección le basta con un empate para hacer historia y meterse entre los mejores 16 del mundo. Esta vez, la reciente victoria, ese temporal segundo lugar del grupo D y esa sed de venganza son el motor motivacional de Perú para salir con todo al campo. No nos guardamos nada. Estamos a un punto de los octavos en un Mundial.

Dinamarca y Túnez igualaron en su partido. ¿Habríamos podido con ellos? (Foto: Getty Images)
Dinamarca y Túnez igualaron en su partido. ¿Habríamos podido con ellos? (Foto: Getty Images)
/ Justin Setterfield

Es increíble lo maravillosa que es la mente. Esta realidad alterna, un mundo inventado por la imaginación, pudo ser posible. Pudo ser, pero no es. Para nuestra selección y nuestros corazones, el sueño terminó el 13.06, pero algunos de nosotros todavía lo vivimos en un mundo paralelo e inundamos nuestros pensamientos con preguntas: ¿Perú clasificaba a octavos?, ¿llegábamos vivos al partido contra Dinamarca en la última fecha? Solo Dios sabe. Por desgracia, el “hubiera no existe”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más