Pedro Ortiz Bisso

Just Fontaine tenía 24 años cuando se convirtió en el máximo anotador en la historia de los mundiales. En Suecia 58, la Copa en que apareció Pelé y Garrincha era un puntero indescifrable, el atacante del Rems marcó 13 goles. No pudo seguir inflando redes por una doble fractura que lo mandó al retiro a los 27 años. Desde entonces, nadie ha podido anotar más goles en un solo torneo ni ha habido un francés que, con más mundiales, se acerque a tan excepcionales números.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más