Luka Modric es el capitán de Croacia | Foto: REUTERS
Luka Modric es el capitán de Croacia | Foto: REUTERS
Eliezer Benedetti

Desde la aparición futbolística de, Croacia casi nunca declinó en el campo. Con el volante siempre como protagonista, la selección balcánica no solo participó en cuatro Copas del Mundo, sino que en ese camino glorioso llegó a una final en Rusia 2018 y hoy se encamina a otra, tras su pase a cuartos de final de Qatar 2022 completado.

MIRA- Mbappé vs. Inglaterra: Cómo le fue ante la potencia a la que no le ha podido marcar aún

‘Lukita’ comenzó a hacerse un lugar importante en su selección a partir del 1 de marzo del 2006 con 20 añitos. Ese día, uno de los más especiales de su carrera, debutó en un amistoso contra Argentina, que terminó en victoria para los suyos (3-2) pese a que en ese partido Lionel Messi anotó su primer gol con la selección mayor. Ambos, llamados a ser cracks -uno más que otro-, tuvieron los flashes encima. Y no es para menos.

Tras ello, Modric siguió su camino, claramente con menos prensa y atención que ‘Leo’, pero con las mismas ganas de comerse al mundo que él. Rápidamente se afianzó en el combinado balcánico y entró a su primera lista mundialista para Alemania 2006, donde apenas sumó 28 minutos de participación.

Esos 28 minutos luego se convirtieron en más de 200 minutos en Brasil 2014 -no clasificó a Sudáfrica 2010- y más de 700 en Rusia 2018, cuando tenía 33 años y llegó a su apogeo. De hecho, en esa Copa del Mundo, ‘El Cruyff de los Balcanes’ pudo llevar a su selección más lejos de lo que él mismo podía imaginar.

Primero ganó su grupo con puntaje perfecto, imponiéndose a Argentina, Nigeria e Islandia sin muchos problemas. Luego, tuvo que eliminar a Dinamarca (octavos), al anfitrión Rusia (cuartos) y a la temible Inglaterra (semifinales) para alcanzar la final del Mundial, como nunca antes había sucedido en la historia de Croacia.

Luka Modric se llevó el Balón de Oro del Mundial Rusia 2018.
Luka Modric se llevó el Balón de Oro del Mundial Rusia 2018.

Lamentablemente, la escuadra croata poco pudo hacer para batir a Francia en la definición del título. Cayó 4-2, pero al menos Modric se llevó su premio individual: fue escogido el mejor jugador del Mundial por encima de Eden Hazard (2°) y Antoine Griezmann (3°). A ‘Lukita’, además, le sirvió esa extraordinaria participación en esa Copa del Mundo para adjudicarse el Balón de Oro a fin de año.

El veterano con sueños de novato

Ahora, en Qatar 2022, los 37 años no le pesan tanto como se podría esperar. Modric se ha mantenido como emblema de su equipo, siendo titular indiscutible y llevando a Croacia nuevamente a la fase eliminatoria del Mundial tras superar un grupo complicado.

Así, en octavos de final tocó medirse contra la sorpresiva Japón, que tumbó a Alemania y España en su grupo. El desafío fue grande, pero ‘El Cruyff de los Balcanes’ no le teme a nada.. ni a los calambres. Por eso, afrontó los más de 90 minutos del tiempo reglamentario y parte de la prórroga, en la que su entrenador decidió cambiarlo aparentemente más por una cuestión técnica, que por extenuación o cansancio.

Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Round of 16 - Japan v Croatia - Al Janoub Stadium, Al Wakrah, Qatar - December 5, 2022 Croatia's Luka Modric looks dejected after Japan's Daizen Maeda scores their first goal REUTERS/Matthew Childs
Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Round of 16 - Japan v Croatia - Al Janoub Stadium, Al Wakrah, Qatar - December 5, 2022 Croatia's Luka Modric looks dejected after Japan's Daizen Maeda scores their first goal REUTERS/Matthew Childs
/ MATTHEW CHILDS

Si por ‘Lukita’ fuera, hubiera seguido jugando hasta el final de la prórroga seguramente. De hecho, él aún se siente como si estuviera jugando su primer Mundial, con las mismas aspiraciones y ganas de su ser veinteañero. Y es que su deseo es seguir al frente de Croacia hasta que el cuerpo se lo permita. Aspira a la eternidad como pocos.

“No voy a dejar la selección. Me siento muy en forma y voy a estar aquí hasta que pueda. No hay razón para retirarme. Es mi elección. La gente dice que debería centrarme en mi club. No estoy de acuerdo”, expresó hace algunos días.

Sea como fuere, Modric ya está nuevamente en los cuartos de final con su selección de la misma forma que en Rusia 2018 (vía penales) y, claro, quiere volver a dar el batacazo como hace cuatro años. Ya él mismo ha demostrado que los sueños se pueden cumplir y de concretar un título en la Copa del Mundo, esta vez sí, muy probablemente, el líder croata sí meditará retirarse de su selección. ¿Qué mejor que hacerlo así? El objetivo ya no es lejano, otra vez.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más