Alex Saab (centro),Efraín Campo Flores y Francisco Flores de Freita, sobrinos de Cilia Flores.
Alex Saab (centro),Efraín Campo Flores y Francisco Flores de Freita, sobrinos de Cilia Flores.
/ Archivo particular | El Tiempo
El Tiempo de Colombia / GDA

En el entorno del barranquillero hay expectativa por el intercambio de prisioneros que se ejecutó este fin de semana entre los gobiernos de Joe Biden y Nicolás Maduro.

Aunque agencias federales siempre han dicho que una cosa son los procesos judiciales y otros los políticos, es claro que con las negociaciones confidenciales que se vienen adelantando entre ambos países, después de la invasión rusa a Ucrania, se pueden dar episodios similares y Alex Saab (quien va a completar un año preso) es un candidato a protagonizarlos.

Mira: Álex Saab dijo en una audiencia en EE.UU. que Maduro tiene amenazada a su familia: “Habrá represalias”

En efecto, EL TIEMPO estableció con fuentes en Caracas que Nicolás Maduro viene insistiendo desde hace meses en que su enviado especial a Irán, Turquía y Rusia, hoy procesado en Estados Unidos, quede en libertad.

La liberación de Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, sobrinos de Cilia Flores, es un precedente clave para Saab.

El líder venezolano, Nicolás Maduro (c.) junto a su esposa Cilia Flores y su hijo Nicolás Maduro.
El líder venezolano, Nicolás Maduro (c.) junto a su esposa Cilia Flores y su hijo Nicolás Maduro.
/ Juan Barreto / AFP

Estos fueron intercambiados por siete estadounidenses que permanecían bajo el control del gobierno chavista. Se trata de Jorge Toledo, Tomeu Vadell, Alirio Zambrano, José Luis Zambrano, José Pereira, Matthew Heath y Osman Khan.

El gobierno de Maduro aseguró que como resultado de las conversaciones mantenidas el 5 de marzo entre los gobiernos de ambos países, «se logra la liberación de dos jóvenes venezolanos presos injustamente» y que «por razones humanitarias» se da la liberación de los estadounidenses.

Además, Saab tendría cierta ventaja frente a los sobrinos narcotraficantes.

Camila Fabbri, actual pareja de Saab, asegura que este no va a colaborar con EE.UU.
Camila Fabbri, actual pareja de Saab, asegura que este no va a colaborar con EE.UU.
/ EFE

Las supuestas ventajas de Alex Saab

Saab completará un año preso el próximo 16 de octubre.
Saab completará un año preso el próximo 16 de octubre.
/ Marshals Service – Estados Unidos

Fuentes cercanas al caso le dijeron a EL TIEMPO que lo sobrinos estaban cumpliendo penas en Estados Unidos por narcotráfico. Mientras que Saab es procesado por corrupción, un delito menor.

También anotan que siguen librando una batalla legal en cortes de Estados unidos para que lo reconozcan como embajador plenipotenciario de Venezuela. Lo que le significaría un fuero especial que podría invalidar su captura en Cabo verde (el 12 de junio de 2020) y su posterior extradición a Estados Unidos, el 16 de octubre de 2021.

A eso se suma que para presionar su libertad Maduro ha condicionado a ello la rea<nudación de diálogos con la oposición, que se adelantaban en México. Y, hace tan solo un mes, nombró a Camila Fabbri, pareja de Saab, como parte de la delegación chavista en esos acercamientos.

Rusia e Irán, una desventaja

Sin embargo, en Miami el tema se ve desde otra óptica. Primero, aseguran que el hecho de que Saab complete el 16 de octubre un año preso muestra la solidez del caso y el hecho de que Estados Unidos no ha cedido a las presiones.

Además, Alex Saab no es un simple empresario corrupto sino que tiene información relevante sobre los nexos de Caracas con un eje que preocupa a Estados Unidos: Irán, Turquía y Rusia. Incluso algunos le incluyen a China.

Y recuerdan que el empresario colombiano se burló de la DEA al convertirse en su informante por cerca de un año e incumplir las negociaciones en torno a su entrega.

La fórmula 2 x 7

Por eso, aunque algunos esperan que Washington equilibre el intercambio (entregó dos a cambio de siete), se cree que Saab es un convicto de mucho peso.

Por ahora, el presidente Joe Biden dijo sobre el caso de los sobrinos de Flores: “Estoy agradecido por el arduo trabajo de los servidores públicos dedicados en todo el gobierno de Estados Unidos que hicieron esto posible. Y que continúan cumpliendo con el compromiso inquebrantable de mi administración de mantener la fe en los estadounidenses retenidos como rehenes y detenidos injustamente en todo el mundo”.