Las protestas contra la desigualdad social en Chile alcanzaron una convocatoria sin precedentes y llevaron al gobierno a convocar un plebiscito para una nueva Constitución. (Foto: EFE)
Las protestas contra la desigualdad social en Chile alcanzaron una convocatoria sin precedentes y llevaron al gobierno a convocar un plebiscito para una nueva Constitución. (Foto: EFE)
Francisco Sanz Gutiérrez

Los turbulentos meses finales del 2019 en muchos países pueden marcar una pauta de cómo transcurrirán los 365 días que hoy empiezan, pues el descontento social está lejos de haber sido aplacado en casi todos ellos.

Quizá no habrá que esperar hasta noviembre, cuando el país más poderoso del mundo celebre sus elecciones presidenciales, con el morbo agregado de saber si Donald Trump –que tantas pasiones desata dentro y fuera de Estados Unidos– se quedará cuatro años más en la Casa Blanca, para encontrar la noticia que marcará este 2020.

Habrá que estar atentos a la cólera que tomó las calles, y que más allá de alguna tregua temporal seguirá copando los días en naciones y zonas tan disímiles entre sí como Chile, Iraq, Líbano, Francia, Hong Kong o Argelia. Las protestas ciudadanas llegaron para quedarse, con mayor razón aún si las autoridades se muestran erráticas en la atención de las demandas.

También habrá que poner los ojos en la Unión Europea, que durante toda su existencia nunca había sufrido el retiro de uno de sus miembros. Uno de ellos, y que se cuenta además entre los más poderosos del bloque, protagonizará –si no hay nuevos retrasos– ese acto inédito de la mano del primer ministro Boris Johnson.

En nuestra región habrá expectativa también por la ruta que tomará el flamante gobierno argentino y sus relaciones con el gigante brasileño, cuyo presidente se ubica en las antípodas ideológicas.

Con un nivel de concienciación cada vez mayor sobre la emergencia climática y la brecha de género, aunque con resultados todavía insuficientes, el mundo estará igualmente pendiente de las medidas concretas y avances que se produzcan.

1. La despedida del Reino Unido de la UE, ¿ahora sí?

Cuesta creer que ya hayan pasado tres años y medio desde que el Reino Unido decidiera desgajarse de la Unión Europea en un referéndum, pero cuesta creer más todavía que hasta ahora no se haya materializado el divorcio. Tras dos postergaciones en el 2019, discusiones sin fin en el Parlamento británico y aunque muchos se hayan arrepentido hoy de su voto, todo apunta a que este 31 de enero se separarán al fin los caminos.

El primer ministro británico, Boris Johnson, está decidido a consumar el Brexit este 2020. (Foto: AFP)
El primer ministro británico, Boris Johnson, está decidido a consumar el Brexit este 2020. (Foto: AFP)

2. Nuestros vecinos del sur en meses decisivos

Chile y Bolivia empiezan este 2020 con incertidumbre. Si bien el gobierno de Sebastián Piñera parece haber capeado lo más duro del temporal, aún está lejos de navegar en aguas tranquilas. El plebiscito del 26 de abril decidirá si se va hacia una nueva Constitución. Lo de Bolivia pinta menos claro. Todavía no hay fecha para las elecciones –se especula que serán en marzo o abril– que decidirán el próximo gobierno, tras la anulación por fraude del oficialismo en los comicios de octubre.

3. Más Trump o viraje hacia los demócratas

No parece que el presidente de EE.UU. vaya a tener dificultades para superar el juicio político al que será sometido en este comienzo de año. La mayoría republicana que lo arropa en el Senado le da el respiro de saber que concluirá con su mandato. La valla que encontrará a fines de este 2020 será más alta: su intención de ser reelegido se topará con la obsesión del Partido Demócrata de impedirlo. Los últimos tres mandatarios estadounidenses siempre tuvieron un segundo mandato.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, buscará la reelección. (Foto: Reuters)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, buscará la reelección. (Foto: Reuters)

4. El aniversario 75 del fin de una guerra terrible

El 8 de mayo de 1945 se produjo la capitulación de Alemania en la Segunda Guerra Mundial y el 15 de agosto fue Japón el que firmó la rendición, lo cual puso fin a una pesadilla bélica de seis años con millones de bajas militares y civiles y con la horrenda realidad de las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Serán muchos los actos que recordarán los 75 años del fin de un acontecimiento que cambió la faz del planeta y que, entre otros, generó la creación de la ONU.