Un tiburón blanco asustó a una familia de Australia, que capturó el aterrador momento. (Youtube/9 news).
Un tiburón blanco asustó a una familia de Australia, que capturó el aterrador momento. (Youtube/9 news).

Momentos de tensión, miedo y sorpresa vivió una familia de en la costa de Mandurah, al sur de Perth, el 16 de abril. En medio de un paseo en lancha, David Tuckfield, su esposa Tanya y su hijo en común, Shelby, se toparon con un tiburón blanco.

La secuencia quedó filmada y los protagonistas de la escena aportaron más detalles de lo sucedido en David explicó que el encuentro con el animal los tomó por sorpresa y que es la primera vez que viven una situación de esa índole.

MIRA: Simon Nellist: la historia del hombre que fue devorado por un tiburón antes de su boda

“Medía entre tres y cuatro metros, se quedó por una hora. Se fijó en el motor y lo mordió varias veces”, detalló al referirse al tamaño y al tiempo en el que rodeó la embarcación.

Por otro lado, argumentó que el tiburón intentó morder el motor en varias oportunidades y que ninguno de los tres salía del asombro: “Estábamos hipnotizados. Era una criatura tan grande y majestuosa”.

En el clip, que dura treinta segundos, se pueden escuchar los gritos de Tanya y el instante en el que el tiburón comienza a romper el propulsor del bote.

“No los apreciamos hasta que los ves de cerca. Es su patio de recreo”, sentenció David. Más allá del susto, ninguno resultó herido y, luego de unas horas, el animal se alejó de manera pacífica.

La muerte de un nadador que asombró a todo Australia

El encuentro de la familia australiana con el animal se dio poco tiempo después de una noticia que conmovió al mundo: después de ser mutilado por un gran tiburón blanco de entre cuatro y cinco metros de largo. La terrible situación fue narrada por los testigos que recordaron haber escuchado los gritos ensordecedores del hombre.

Las terroríficas imágenes muestran a los pescadores locales observar impotentes cómo la víctima fue atacada por el animal en la playa de Little Bay Beach. Un testigo describió que vio al tiburón “tragarse partes de su cuerpo” después de partirlo en dos y luego verlo salir del agua. Si bien se registran ataques fatales de este tipo en Australia todos los años, este fue el primero en producirse en Sídney desde 1963.

Después de que sonó la alarma, se enviaron helicópteros de rescate y salvavidas en motos acuáticas en búsqueda del nadador. También se ordenó a docenas de bañistas que salieran inmediatamente del agua.

Los restos del hombre atacado fueron encontrados en el mar poco tiempo después, según confirmó la Policía del estado de Nueva Gales del Sur. “Las imágenes muestran claramente medio cuerpo siendo tomado por un tiburón”, dijo un oficial

El hecho ocurrió frente a decenas de pescadores y bañistas, quienes escucharon los gritos de los nadadores antes de que se desarrollara el ataque, lo que provocó el pánico en la costa.

El gobierno del estado de Nueva Gales del Sur gastó millones de dólares en tecnología en un intento de reducir los ataques de tiburones en medio de la preocupación pública: desplegaron redes y drones en 51 playas, así como estaciones de escucha que pueden rastrearlos por satélite y enviar una alerta cuando es captado.