Sydney (EFE) A más de un mes de la desaparición de la que llevaba 239 personas a bordo, el operativo liderado por centra su atención en el fondo marino a unos 2.280 kilómetros al noroeste de la ciudad australiana de .

Un avión captó hoy una señal acústica en la zona del Índico seleccionada para buscar el desaparecido hace un mes, un área de 57.923 kilómetros cuadrados, algo más que la superficie de Costa Rica.

"La señal acústica tiene que ser analizada, pero tiene el potencial de pertenecer a un objeto fabricado por el hombre", señaló el jefe del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, , en un comunicado.

El australiano Houston, un militar retirado, indicó que proporcionarán más información cuando esté disponible.

Un aviónOrion de la Fuerza Aérea australiana captó la señal esta tarde en la zona donde busca el buque Ocean Shield, que lleva a bordo un localizador de cajas negras y un sumergible de control remoto.

Aviones P-3 Orion australianos dedicaron la jornada del miércoles a lanzar boyas provistas de adaptados para captar la frecuencia de 37,5 kilohercios, en la que emiten las cajas negras, que descendía a 1.000 pies bajo el mar.

La operación permitía ampliar el radio de captación de sonidos del sin tener que utilizar más buques o submarinos cuya sola presencia iba a causar un ruido perjudicial para la operación actual de localizar la señal de las cajas negras.

Esta mañana salieron a buscar diez aviones militares y cuatro civiles, además de 13 barcos en una jornada marcada por vientos moderados, lluvias aisladas y una visibilidad de 5.000 metros.