La estatua de Manuel Baquedano pintada de rojo durante una marcha realizada en octubre del 2020 en Santiago de Chile. El laureado militar chileno es señalado como genocida de comunidades mapuches, por lo que los manifestantes exigen que su imagen sea retirada de la plaza rebautizada como de la Dignidad. (Foto: Martin Bernetti / AFP)
La estatua de Manuel Baquedano pintada de rojo durante una marcha realizada en octubre del 2020 en Santiago de Chile. El laureado militar chileno es señalado como genocida de comunidades mapuches, por lo que los manifestantes exigen que su imagen sea retirada de la plaza rebautizada como de la Dignidad. (Foto: Martin Bernetti / AFP)
Redacción EC

Desde el estallido social en , en octubre del 2019, una plaza se ha convertido en el principal foco de concentración para los indignados manifestantes. La Plaza Italia, o rebautizada como Plaza de la Dignidad, ha sido el , bloqueos de tránsito y enfrentamientos con las fuerzas policiales. Desde hace casi 100 años, además, dicha plaza alberga la estatua de un personaje militar chileno. Y ambos, como han demostrado las vandalizaciones del monumento, no pueden coexistir en el mismo espacio.

MIRA: Histórico monumento del general Manuel Baquedano en el epicentro de las protestas en Chile es retirado por restauración | FOTOS

La madrugada del viernes, el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile (CNM) retiró la estatua de bronce del general Manuel Baquedano y su caballo “Diamante” que se erigía en el medio de la plaza, para someterla a reparaciones tras haber sido dañada -desde ser pintada y quemada hasta haber sufrido intentos de derribo- durante los convulsos meses de protestas.

Al igual que en las movilizaciones sociales vividas en Estados Unidos y Europa durante los últimos dos años, en las que estatuas de personajes históricos vinculados a la esclavitud y otros abusos fueron derribadas o dañadas, en Chile los manifestantes vandalizaron al menos 319 monumentos públicos durante los 16 meses que suman las movilizaciones, según el CNM.

Pero, ¿por qué la de Baquedano despierta tanto rechazo?

La madrugada del viernes, el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile retiró la estatua de bronce del general Manuel Baquedano, y su caballo “Diamante”, para someterla a reparaciones. (Foto: Javier Torres / AFP)
La madrugada del viernes, el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile retiró la estatua de bronce del general Manuel Baquedano, y su caballo “Diamante”, para someterla a reparaciones. (Foto: Javier Torres / AFP)

¿Héroe o genocida?

Esculpida por Virginio Arias en las primeras décadas del siglo XX, el monumento a Baquedano fue inaugurado en 1928 por Carlos Ibañez del Campo “El Caballo”, militar chileno que ocupó el poder en dos ocasiones: primero como parte de la dictadura militar de 1927 a 1931 y posteriormente, entre 1952 y 1958, habiendo sido elegido en las urnas.

Durante ese primer periodo, Ibañez creó a los Carabineros, pensado como un cuerpo policial destinado a reprimir las protestas sociales y huelgas obreras que tenían lugar entonces.

Como dato curioso, fue durante la dictadura de “El Caballo”, en 1929, que se autorizó la creación de la aerolínea LAN, pensada originalmente como una empresa estatal operada por el Ejército Chileno.

Volvamos a Baquedano. Nacido en Santiago en 1823, Manuel Jesús Baquedano González perteneció al Ejército Chileno desde 1838 hasta 1881, lo que le permitió participar tanto de la Guerra del Pacífico como de la Ocupación de la Araucanía, en el que los militares arrasaron con las comunidades del Wallmapu y fue el punto de inicio para el denominado conflicto mapuche que el país sureño mantiene hasta nuestros días.

Las comunidades originarias del sur de Chile consideran a Baquedano como un “genocida”.

Durante la Guerra del Pacífico, Baquedano destacó en las campañas de Arica y Tacna, además de las batallas de Miraflores y Chorrillos. Él fue uno de los mandos militares que ordenó los saqueos, violaciones e incendios contra nuestra capital en aquel conflicto.

Por su participación en la guerra, la estatua de Baquedano incluye dos relieves laterales que recuerdan sus enfrentamientos durante la toma de Lima; además, a sus pies se puede observar una figura femenina entregándole laureles y copihues, la primera en señal de triunfo y la segunda por ser la flor nacional de Chile.

Posteriormente, en 1931, se enterró bajo su monumento los restos de un soldado chileno desconocido que había sido encontrado en Tacna en 1900.

En 1891 fue presidente de Chile durante tres días, del 29 al 31 de agosto, tras haber participado en la guerra civil iniciada para derrocar a José Manuel Balmaceda.

Por el momento, las autoridades encargadas no han confirmado si la estatua será devuelta a su sitio luego de las restauraciones, lo que ha generado un choque de opiniones entre quienes resaltan su imagen como héroe de guerra y quienes denuncian sus crímenes contra las poblaciones originarias.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR