Consulta en Cataluña: Más del 80% apoyó la independencia
Consulta en Cataluña: Más del 80% apoyó la independencia

Barcelona. Más de dos millones de ciudadanos en ignoraron hoy el veto del Tribunal Constitucional español a la consulta simbólica sobre la independencia de la región del noreste de España y acudieron a las urnas que el gobierno catalán de dispuso en un desafío al Ejecutivo de .

"Cataluña ha dejado muy claro una vez más que quiere gobernarse a sí misma (...) Queremos decidir nuestro futuro político y queremos que este derecho nos sea reconocido", dijo el presidente catalán en una primera intervención tras el cierre de las urnas.

De los 2'043.000 millones que acudieron a votar, el 80,72% contestó Sí a la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?". Un 4,55% dijo No y el 10,11% restante contestó "sí" a la pregunta de si quiere que Cataluña sea un Estado y "no" a la de si desea que sea independiente.

El resultado, sin embargo, no era relevante en una consulta rechazada por los no independentistas. Lo relevante era la participación, que sí permite dar medida del apoyo a la secesión.

Mas calificó de "éxito total" la consulta y pidió a Rajoy pactar "un referéndum definitivo" con plenas garantías.

El Gobierno Español, que se opuso desde el principio a la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, calificó la votación de "simulacro estéril e inútil" y no reconoció la validez de los datos ofrecidos por el Ejecutivo catalán.

"Es un acto de pura propaganda que solo ha servido para exacerbar la división entre los catalanes y tensar las relaciones políticas", dijo el ministro español de Justicia, Rafael Catalá, el único miembro del gabinete de Mariano Rajoy que habló hoy públicamente.

Catalá anunció durante su comparecencia que en los próximos días se tomarán medidas legales si la Fiscalía encuentra responsabilidades penales en torno a la celebración de la consulta.

La jornada de votación arrancó en medio de la incertidumbre después de que el ministerio público abriera diligencias ayer para investigar si había delito en la cesión de los locales públicos que acogieron las urnas y pidiera que se identificara a los responsables de su apertura.

"Si la Fiscalía quiere conocer quién es el responsable de abrir los colegios que me miren a mí. El responsable soy yo y mi gobierno, aunque espero que impere el sentido común", zanjó Mas ante los medios de comunicación cuando votó durante la mañana.

Pero en sus informes hoy a los juzgados de guardia, el ministerio público desaconsejó la retirada de las urnas y la detención de los organizadores de la votación al considerar que serían "medidas desproporcionadas", por lo que la jornada concluyó sin incidentes.

En este contexto, varios jueces de Cataluña rechazaron paralizar la votación, tal y como les reclamaban en sus denuncias colectivos antiindependentistas y partidos como UPyD, cuarta fuerza política en el Parlamento español.

A falta de un censo previo, se calcula que 5,4 millones de personas estaban convocadas hoy a responder en una cita sin supervisión institucional a las dos preguntas lanzadas en las papeletas de la votación: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado?" y, en ese caso, "¿quiere que ese Estado sea independiente?".

Los colectivos pro independencia que organizaron en los últimos tres años las grandes manifestaciones secesionistas calificaron las cifras de participación de "extraordinarias".

Entre quienes acudieron a votar en urnas de cartón repartidas en mas de 1.300 centros de sufragio hubo rostros conocidos como el ex entrenador del Barcelona y actual técnico del Bayern Múnich, Josep Guardiola; el cantautor Lluís Llach o el actor Juanjo Puigcorbé.

Mas destacó el "gran civismo" con el que se desarrolló la jornada y agradeció la labor de los más de 40.000 voluntarios que llevaron el peso de la votación.

Artur Mas dejó abierta la puerta a un adelanto electoral en clave plebiscitaria acordado con el resto de partidos soberanistas. Los comicios podrían ser, a su juicio, la única alternativa para que los ciudadanos decidan con garantías el futuro político de la región si el gobierno de Rajoy se sigue negando a pactar un referéndum.

El presidente catalán prevé enviar este lunes al jefe del Ejecutivo español una carta para hacer balance de la consulta de hoy e instarle a negociar.

Fuente: DPA